Seguridad: protege tu negocio

Por Leroy Merlin

La seguridad es fundamental en cualquier negocio. Sea cual sea el tipo y tamaño del local, tienda u oficina, siempre hay una solución para protegerlos. Analiza cuáles son los puntos débiles y qué elementos de protección necesitas.

Protege tu negocio

Alarmas

Su objetivo es doble: disuadir del intento de robo y, si este se produce, dar aviso lo más rápidamente posible para que actúe la policía. El sistema de alarma puede estar conectado a una central de alarmas o CRA (empresa de seguridad), aunque no es obligatorio en los comercios y negocios que no superen el grado 2 de seguridad. La alternativa son los modernos sistemas que te avisan en el teléfono móvil. Hay varios tipos de alarmas:

  • Kits de alarmas. Constan de un teclado-receptor, un detector de presencia, un par de detectores de apertura de puertas o ventanas y un mando a distancia. Cubre un radio de 300 metros y, si es necesario, puede ampliarse con otros elementos. Son interesantes para negocios de reducidas dimensiones, como pequeñas tiendas de complementos y de alimentación, bares o peluquerías.
  • Sistemas de alarmas. Incluyen una central de alarma a la que se pueden añadir hasta 150 accesorios distintos. Se pueden programar, recibir alertas por SMS, ADSL o GSM y algunos modelos tienen reconocimiento de voz, grabación de mensajes personalizados, sistema antisabotaje o emisión de radio multifrecuencia. Son aconsejables para cualquier tipo de comercio que requiera un buen nivel de seguridad y prestaciones adicionales.
Protege tu negocio

Lo que dice la ley

Algunos establecimientos públicos están obligados por ley a disponer de un sistema de seguridad: bancos y cajas de ahorro, farmacias, joyerías, galerías de arte y tiendas de antigüedades, gasolineras, administraciones de lotería y salones de juego.

Protege tu negocio

Normativa de los sistemas de seguridad

La norma UNE 50131, que homologa los sistemas de seguridad, establece 4 grados en los sistemas de seguridad.

  • Grado 1, o de bajo riesgo, para sistemas de alarma dotados de señalización acústica, que no se vayan a conectar a una central de alarmas o a un centro de control.
  • Grado 2, de riesgo bajo a medio, dedicado a viviendas y pequeños establecimientos, comercios e industrias en general, que pretendan conectarse a una central de alarmas o, en su caso, a un centro de control.
  • Grado 3, de riesgo medio/alto, destinado a establecimientos obligados a disponer de medidas de seguridad.
  • Grado 4, considerado de alto riesgo, reservado a las denominadas infraestructuras críticas, como instalaciones militares, establecimientos que almacenen material explosivo, etcétera.

Monitorización por cámara

La mayoría de los robos en comercios son pequeños hurtos, pero que pueden suponer un importante perjuicio económico cada año. La mejor manera de evitarlos es que los ladrones se sientan vigilados por cámaras de seguridad.

Protege tu negocio

Sus ventajas:

  • Tienen poder disuasorio.
  • Permiten la confirmación del suceso para que la Policía acuda al aviso.
  • Registran los incidentes, como prueba en un posible juicio por robo.
  • Sus diseños cada vez son más cuidados, con lo que no alteran la decoración.

Una solución para cada necesidad

  • Cámaras IP. Pueden ser manejadas y transmitir en directo lo que registran al smartphone, tableta u ordenador, a través de una dirección IP de Internet. Algunos modelos permiten también la grabación de las imágenes en una tarjeta SD. Se instalan fácilmente: se anclan en los puntos estratégicos, sin necesidad de cableado, ya que llevan batería y transmiten inalámbricamente a un receptor que debe estar conectado a un enchufe. Son perfectas para pequeños comercios, como panaderías, papelerías, tiendas de regalos, y para la vigilancia de niños en guarderías o escuelas infantiles, así como pequeños despachos profesionales.
  • Circuito cerrado (CCTV). En establecimientos más grandes, especialmente los que cuentan con pasillos y recodos, como comercios de alimentación, ferreterías, librerías, tiendas de música y en oficinas, hoteles, restaurantes o bares nocturnos, es preferible instalar un circuito cerrado de televisión (CCTV). Varias cámaras situadas estratégicamente están conectadas (mediante cableado o no) a un aparato receptor que envía las imágenes a una pantalla de televisor a la vez que las graba. Algunos modelos permiten también la visualización a través de Internet.
Protege tu negocio

Ten en cuenta la Ley de Protección de Datos

Si instalas cámaras de seguridad, debes cumplir en todo momento la L.O. 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal. Fíjate en sus puntos clave:

  • Debes indicar en lugar visible, mediante un cartel normalizado que se están grabando imágenes y señalar quién es el propietario de las imágenes.
  • Si guardas las imágenes, debes anunciarlo y permitir el derecho de acceso, de cancelación y rectificación.
  • No puedes grabar intencionadamente los espacios exteriores públicos ni los privados de terceras personas.

Si tienes dudas, acude a la agencia de protección de datos o consulta su web: www.agpd.es.

Cámaras ficticias

Si cuentas con poco presupuesto al poner en marcha tu negocio, puedes recurrir provisionalmente a las cámaras ficticias. Tienen giro o parpadeo de luz y son tan reales que es difícil diferenciarlas de las verdaderas.

Cajas fuertes

La recaudación del día, los documentos importantes de la oficina o algún artículo de especial valor deben guardarse seguros en la caja fuerte; por eso, prácticamente cualquier negocio necesita contar con una:

  • Cajas de superficie o sobreponer. Simplemente se ocultan en un armario o se atornillan a él, al suelo o a la pared. Existen modelos para camuflar detrás de los zócalos, grandes armarios, pequeñas cajas de caudales… Son recomendables para pequeños comercios.
  • Cajas de empotrar. Requieren obra para su instalación, que se hace en una pared con suficiente profundidad o en el suelo. Están pensadas para requerimientos de seguridad elevados, como los que puede haber en joyerías, galerías de arte, despachos de abogados, farmacias, bares, restaurantes…

Puedes encontrarlas con distintos tipos de apertura:

  • Mecánica. La apertura se produce accionando manualmente la cerradura, ya sea con llave o mediante combinación.
  • Electrónica. El sistema de apertura se acciona tras introducir una clave numérica en un teclado.
Protege tu negocio

Cerraduras

Es fundamental instalar una buena cerradura en la puerta principal de tu comercio. Pero hay otras puertas y ventanas en patios interiores, en edificios de oficinas, en sótanos y almacenes que, si no están bien protegidas, pueden ser puntos débiles. Una solución para cada necesidad.

  • Para puertas a pie de calle. Generalmente la puerta tiene que abrirse también desde fuera con una manilla, por lo que deberás usar llave para bloquearla por dentro o para cerrar el negocio por la noche. Te recomendamos cerraduras con sistemas de seguridad como antibumping o antitaladro.
  • Para puertas de oficinas y despachos. Lo más común es que la puerta sea acorazada o blindada y la cerradura esté empotrada o sea de superficie.También puedes instalar una cerradura con código digital que no necesita llave y permite cambiar el código tantas veces como desees.
  • Para puertas interiores o de almacenes. Para espacios privados del comercio o local que necesiten estar cerrados con llave, puedes instalar cerraduras de entrada con código digital o bien con huella.
  • Ventanas. Si hay ventanas que dan a patios o a la calle, es interesante reforzar su seguridad con una cerradura interior. Se colocan en la superficie de la ventana, sea del material que sea, y se cierran con llave.
Protege tu negocio