Cómo regar con más eficiencia

Por Leroy Merlin

  • Intenta componer los macizos y parterres con plantas que tengan las mismas necesidades de riego. Los programadores multizona te permitirán regar por zonas ajustándote a los requerimientos de las plantaciones.
  • Utiliza goteros regulables para precisar el caudal de agua que necesitan los distintos tipos de plantas en tiestos y los árboles y arbustos aislados.
  • No mezcles distintos tipos de riego en la misma fase, por ejemplo aspersión y goteo, porque trabajan con caudales diferentes.
  • Riega de forma profunda y espaciada. Dales agua a tus plantas en abundancia, pero dejando pasar tiempo entre riego y riego, para que las raíces profundicen y puedan estar mejor preparadas para afrontar los periodos de sequía.
  • Programa el riego a las horas más adecuadas. Cuando hace calor hay que regar por la noche y/o a primera hora del día para evitar la evaporación y quemaduras en las hojas. Cuando hace frío el riego debe efectuarse al mediodía. La cantidad de agua y la frecuencia también deben ajustarse a las temperaturas, humedad ambiental y precipitaciones de la estación.
  • Ten muy en cuenta el tipo de suelo. Si la tierra es arenosa su capacidad filtrante será mayor y menor su capacidad de retener el agua, por lo tanto deberás regar con frecuencia y generosamente. Lo contrario si son arcillosos. Puedes mejorar la estructura del suelo aportándole abono orgánico compostado y/o arena en el caso de los arcillosos.
  • Acolcha el sustrato. Si cubres el suelo de tus plantaciones con mulching reducirás la evaporación y por lo tanto aprovecharás mejor el riego (el ahorro puede alcanzar el 40%) y evitarás que se endurezca y compacte.
Riega con eficiencia