¿Cómo elegir tu barbacoa?

Por Leroy Merlin

Quieres una barbacoa, pero ¿sabes cuál elegir? Te contamos todo lo que necesitas para decidir tu elección de compra. Puede que quieras una tradicional con carbón o la comodidad de encendido de una de gas, que además no provoca humos. Incluso, una plancha eléctrica. Quizá lo tuyo es una barbacoa fija diseñada como una cocina exterior o una móvil que te puedas llevar junto a la mesa. ¿Para cuántos cocinas habitualmente una barbacoa? ¿Y qué espacio tienes? Sigue esta guía para encontrar el modelo que mejor se adapte a ti. Luego solo tendrás que disfrutar del verano con tu barbacoa. 

1. ¿Para cuantas personas vas a cocinar con la barbacoa habitualmente?

¿Sabes qué barbacoa elegir?

En función de los invitados a comer, deberás elegir una barbacoa más o menos grande, es decir, con una zona de cocinado de mayor o menor tamaño. En el caso de las barbacoas de carbón esto afecta al tamaño de la parrilla, pero en las de gas también al número de quemadores (más quemadores, más tamaño de la superficie de cocción) y a la potencia, tanto para las barbacoas de gas como para las eléctricas ya que la potencia determina que la zona de cocción se caliente más o menos rápido y que los alimentos se cocinen también en más o menos tiempo.

2. ¿Qué tipo de combustible quieres para tu barbacoa?

Barbacoa de carbón

Ventajas: es fácil de usar, el carbón no es un combustible caro, se mueve con facilidad gracias a las ruedas que suele incorporar la estructura en la que se apoya y puedes ubicarla donde quieras ya que no precisa de ninguna toma de gas o  corriente eléctrica. Consigue que los alimentos tengan el inconfundible sabor a ahumado.

Inconvenientes: tarda en encenderse (se necesitan entre 20 y 40 minutos para obtener las brasas adecuadas), la grasa de los alimentos durante el cocinado produce llamaradas, que los pueden quemar, y desprende humo en el encendido y durante el cocinado. Es más laboriosa de limpiar que una plancha.

Barbacoa de gas

Ventajas: el funcionamiento es sencillo, el encendido rápido al pulsar un botón y se puede empezar a cocinar a los 5 minutos. Sin humos al encenderse y muy poco durante el cocinado (debido a que la grasa cae en los quemadores, produciendo solo la cantidad necesaria para dar sabor). Permite una cocción más precisa ya que se puede regular la llama con los reguladores. Algunos modelos con tapa -que funcionan como un horno- incorporan un termómetro, muy útil para controlar la temperatura durante la cocción. No producen ceniza.

Inconvenientes: es más laboriosa de limpiar que una plancha pero se puede recurrir a la pirolisis para quemar restos de barbacoas anteriores y hay que prestar atención al mantenimiento (fundamental que la conexión con la botella de gas esté siempre en perfectas condiciones). Depende de una bombona de gas para su funcionamiento a no ser que la barbacoa vaya conectada a una toma. Es recomendable disponer de una botella de gas de repuesto. Su precio es más elevado que una barbacoa de carbón pero es duradera y su rápido encendido hará que la uses sin pereza.

Barbacoa eléctrica

Ventajas: se puede usar en espacios interiores aunque bien ventilados o en zonas al aire libre pequeñas como una terraza o balcón. Perfecta en entornos urbanos. Basta con enchufarla a la red eléctrica. El encendido es inmediato, es fácil de usar y no emite ni humo ni llamas. Su precio también es más reducido que el de las barbacoas de gas y carbón.

Inconvenientes: depende de la ubicación de una toma de luz. Tienen una potencia inferior a las barbacoas de gas y tarda más en calentarse. Los alimentos no tienen el sabor a la parrilla que se consigue con una barbacoa de carbón o de gas.

3. ¿Con qué espacio cuentas en tu jardín o terraza para colocar la barbacoa?

Las barbacoas fijas o modulares se diseñan como una cocina al aire libre y debes contar con espacio suficiente para colocar los módulos. La ventaja es que puedes componerla a tu gusto y según el espacio e incorporar, a través de bancadas, otros elementos de una cocina -además de la zona de cocción- como un frigorífico o un fregadero. La mayoría incorpora una campana para canalizar el humo. El inconveniente es que no puedes moverla del lugar de instalación y que necesitan bastante espacio para montarlas. Pueden ser de gas o de carbón.

Las barbacoas móviles las puedes desplazar con facilidad, ya que suelen incorporar ruedas en el mueble que las soporta. Esto facilita el guardar la barbacoa resguardada bajo el porche o en un arcón y sacarla sin dificultad cuando la vayas a usar. Tienes diferentes tamaños para elegir en función de la cantidad de personas para las que cocines.

Las planchas eléctricas (sin estructura) o barbacoas portátiles tienen la  ventaja de ser ligeras. Se pueden colocar sobre la mesa directamente porque son más pequeñas en tamaño pero precisamente ese es el inconveniente, que están limitadas en tamaño y por lo tanto no podrás preparar de una vez demasiados alimentos.

4. ¿Debo elegir una plancha o una barbacoa?

  • Plancha. Se trata de aparato eléctrico con placa de cocción de hierro fundido, aluminio o acero.

Ventajas: es ligera y se puede colocar sobre la mesa directamente para hacer los alimentos al tiempo que se van tomando o sobre un carrito o mueble específico, con lo que aumentas superficie de apoyo. Alcanza en unos minutos la temperatura para empezar a cocinar y con solo apretar un botón. Podrás preparar comida saludable y con menos humo que en una barbacoa. Es fácil de limpiar.

Inconvenientes: el tamaño es menor que una barbacoa por lo que está más limitada la cantidad de alimentos a cocinar. No consigues el característico sabor ahumado.

  • Barbacoa.

Ventajas:  puedes elegir entre varios tipos de combustible y tamaños. Te permite cocinar a la parrilla, a la plancha y también, las barbacoas con tapa, se convierten en un potente horno, aumentando la cantidad de recetas que puedes preparar (incluso wok y pizza).

Inconvenientes: son más difíciles de guardar -generalmente abultan más- y de limpiar.

¿Cómo usar correctamente y con seguridad tu barbacoa?

Siempre atendiendo a las normas básicas de seguridad para evitar accidentes:

  • Lee las instrucciones de cada barbacoa o plancha antes de usarlas por primera vez.
  • Coloca la barbacoa en un lugar adecuado, si es posible resguardada del viento y donde el humo no moleste a los vecinos.
  • Asegúrate de que se encuentra en un soporte o superficie estable para que no se mueva ni vuelque.
  • Mantén a los niños alejados.
  • Usa guantes térmicos de protección y los utensilios adecuados.
  • Usa encendedores de barbacoa para la tarea, nunca otros productos.
  • Presta atención al mantenimiento para que la barbacoa se conserve como el primer día.
  • Apaga siempre la barbacoa cuando termines de cocinar.

El mantenimiento de la barbacoa

  • Limpia tu barbacoa después de cada uso. Usa un cepillo específico de cerdas de acero para retirar los restos de grasa pegada a la parrilla.
  • Utiliza siempre productos adecuados según sea tu barbacoa.
  • Vacía las cenizas y brasas en las barbacoas de carbón y retira la bandeja recoge grasas en las de  gas.
  • Protege la barbacoa cuando no la uses con una funda protectora específica o guardándola en un arcón o caseta de jardín.