Estores: escoge su tejido en función del tratamiento de la luz que precise la estancia

Por Leroy Merlin

Tienes claro que quieres vestir la ventana con un estor. Has decidido el estilo y color que quieres, pero ¿sabes qué tipo de tejido le va mejor a la estancia? Con un estor puedes filtrar la luz, regular la temperatura, ganar intimidad, proteger el interior de los rayos UV solares … Toma nota.

Además de la función estética de un estor y de la comodidad de plegarlo o desplegarlo según necesites, la elección de un tejido u otro está relacionada con las necesidades de la estancia según la cantidad de luz que reciba o la actividad que se desarrolle en ella, por ejemplo. Pregúntate: ¿qué tipo de luz incide en la ventana? o ¿cómo son las vistas que tengo? Así, el tipo de tejido dejarás que entre más o menos luz o que la visión del entorno sea más o menos nítida.

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

Tratamiento de la luz: la elección del tejido

Uno de los objetivos a tener en cuenta a la hora de elegir el tejido más adecuado del estor es el tratamiento de la luz que queremos hacer. Esto significa que puede que solo queramos filtrar o tamizar la luz, que pretendamos ganar intimidad o regular la temperatura interior y según el tejido es posible conseguir más confort dentro de la habitación.

Los estores de tejido translúcido dejan pasar la luz y logran filtrar la iluminación exterior. Cuanto más claro sea el color, más intensa será la entrada de luz. Y cuanto más gramaje o más pesado sea el tejido, menor. Vienen bien en cualquier estancia ya que el tamizado de la luz hará que la sensación interior sea confortable y acogedora.

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

Existen tejidos opacos que directamente no permiten la entrada de la luz cuando están desplegados. De esta manera la habitación queda totalmente a oscuras. Suelen ser tejidos más gruesos y vienen bien en estancias que reciben directamente sol y adquieren demasiada temperatura. Úsalos, por ejemplo, cuando no haya persianas en la ventana.

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

El estor llamado noche y día tiene un tejido de franjas horizontales opacas y translúcidas. Con el movimiento del estor, se superponen unas sobre otras de manera que permiten regular la entrada de luz. 

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

El tejido tipo screen es un tejido microperforado a base de poliéster, fibra de vidrio o PVC (un derivado del plástico), que permite ver el exterior sin que te vean a ti con lo que consigues, además de filtrar la luz, ganar intimidad dentro de la habitación –apropiados por este motivo para el dormitorio-. Es útil cuando hay un bloque de pisos o una vivienda demasiado cerca.

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

El nivel de visibilidad y de paso de la luz en este tejido se mide según el grado de apertura (el porcentaje de tejido que está ocupado por poros o huecos y suele ir del 1% -mínima transparencia y visibilidad baja- al 20% -mayor transparencia y visibilidad del exterior alta-). Además, protege de los rayos UV solares por lo que preserva el mobiliario y el suelo del desgaste que producen. 

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

El grado de apertura de un tejido screen, el grosor y opacidad de otros tejidos e, incluso, el color, influyen en la cantidad de luz que pasa al interior de la habitación y en la absorción del calor con lo que podemos conseguir también un descenso de la temperatura y, por tanto, un ahorro de energía durante los meses más calurosos al no tener que hacer un uso excesivo del aire acondicionado.

Otra de las opciones son los estores fabricados en un alto porcentaje de algodón o lino, tejidos naturales que pueden estar combinados en mayor o menor medida con poliéster en los estores plegables. Así, este tipo de estores permitirán filtrar la luz suavemente o aumentar la privacidad, según su composición y el color elegido, que también influye. Lo que es seguro es que te aportarán un gran efecto decorativo en la estancia. 

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

Por último, te proponemos que elijas un tipo de estores que apuesten por lo natural, como son los estores de bambú. Este material aporta un toque fresco a la ventana con un aire artesanal. Además, si quieres regular fácilmente la entrada de luz que penetra en tus estancias, este tipo de estores te lo pondrán muy fácil.

¿Sabes qué tipo de estor necesitas?

Todos estos estores, sean del tejido que sean, se instalan desde el techo, pared, en la caja de la persiana o de lado a lado de la ventana, y se pliegan desde abajo hacia arriba. Pero existe un tipo de estores llamado up & down que también permite hacerlo desde arriba.