Qué es el SATE

Por Leroy Merlin

El SATE es el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior de los edificios. Es la manera más apropiada de ahorrar energía y de mejorar el confort del interior mediante soluciones en los muros exteriores. La principal ventaja de este aislamiento es el ahorro energético que se consigue al solucionar las perdidas o ganancias de calor, y evitando, por tanto, derrochar en calefacción o aire acondicionado.

SATE, el aislamiento por el exterior que ahorra energía

El SATE es un sistema integral de aislamiento; es decir, está formado por un conjunto de productos y elementos que se instalan en las fachadas de las edificaciones y que, por tanto, no quita espacio alguno en el interior. LEROY MERLIN te ofrece la solución fácil: agrupando todos los productos y elementos que necesitas para acometer las reformas con este sistema.

Los productos de aislamiento propios se combinan con acabados a base de  morteros específicos, que aportan muchas posibilidades decorativas en texturas y colores.

Su instalación es muy sencilla: sobre el muro se fijan paneles aislantes de distintos materiales y, sobre estos, se aplican diversas capas de morteros, armados en su interior con una malla de refuerzo.

Los muros sobre los que se puede instalar el sistema SATE son los habituales en la construcción: hormigón armado, hormigón celular, bloques de hormigón, ladrillo cerámico hueco o macizo,  termoarcilla, paredes enfoscadas, madera.

SATE, el aislamiento por el exterior que ahorra energía

El sistema es polivalente y sirve para aislar prácticamente todo tipo de edificios, desde las viviendas unifamiliares, a los bloques de pisos, en estos tanto por sus fachadas como por los patios interiores; también se utiliza para mejorar la eficiencia energética en almacenes, oficinas o naves con deficiencias en la construcción.

El SATE es la alternativa más recomendable para ahorrar energía. Se calcula que el 40 por ciento de la energía que se consume está producida por el consumo en los edificios. Las perdidas en una edificación mal aislada llegan a ser del 50 por ciento por los muros exteriores, del 15 por ciento en los techos y cubiertas, del 25 por ciento en puertas y ventanas y del 10 por ciento a través de las cimentaciones y soleras mal aisladas.

Acometer una reforma incorporando el SATE mejora la calificación energética. A la hora de alquilar o vender una vivienda en España es obligatorio contar con un Certificado de Eficiencia Energética. Este tendrá una mejor calificación con un buen aislamiento SATE, añadiendo valor a las casas.

Un mal aislamiento de las fachadas provoca problemas en el interior, especialmente de condensación, con la consiguiente insalubridad y aparición de moho en las paredes. El SATE es un sistema que permite la ventilación y transpiración de los muros, al mismo tiempo que evita las condensaciones, al minimizar los contrastes de temperatura y de humedad ambiente entre la parte interior y exterior del muro.

Se evitan además los puentes térmicos (es decir, la transmisión de temperaturas interior y exterior a través de los materiales), al presentar soluciones en las zonas de las fachadas más proclives a ello, como son las puertas, ventanas o cajones de persianas. También en el encuentro entre diferentes materiales de construcción como el ladrillo, el hormigón, la madera, el aluminio o el acero; con el correcto aislamiento se evitan las oscilaciones térmicas entre materiales, como suele ocurrir en los forjados y en los suelos.

SATE, el aislamiento por el exterior que ahorra energía

Una buena solución SATE mejora también las propiedades acústicas del edificio y la protección frente al fuego, ya que se utilizan materiales que previenen su propagación.

La realización de esta obra evita los problemas habituales de las reformas a los ocupantes, al hacerse de manera íntegra por el exterior.

El SATE es, además, una opción ecológica y saludable pues se evitan emisiones de gases contaminantes como el CO2.