Seguridad en el salón

Por Leroy Merlin

El salón es seguramente uno de los lugares donde tus padres pasan más tiempo. Por eso se ha de prestar especial atención a que sea cómodo y también seguro. Una vez más las claves son una buena iluminación, evitar obstáculos y facilitar puntos de apoyo.

  • Iluminación adecuada. Además de una buena iluminación general, conviene que encuentran con con luz puntual para ver la televisión, leer, tejer o realizar pasatiempos.
  • Obstáculos y con puntos de apoyo. Hay que evitar dejar objetos como cables o juguetes en lugares de paso para evitar que tropiecen con ellos. Los armarios y estanterías deben estar bien fijados a la pared por si en algún momento necesitan apoyarse.
  • Asientos adecuados. Un sillón es preferible a un sofá. El asiento debe estar como mínimo a una altura de 45 cm del suelo, el respaldo recto y ha de tener reposabrazos para facilitar la incorporación. Un respaldo reclinable y un reposapiés añaden confort.
Seguridad de los mayores en el salón

La luz más adecuada

Leer o ver la televisión son dos actividades habituales en el salón, que exigen un determinado tipo de iluminación.

  • Para leer sin fatiga visual lo ideal es combinar una buena iluminación general con una luz puntual dirigida al libro o periódico. En el caso de las tabletas, que son retroiluminadas y por lo tanto no necesitan recibir luz directa, es importante evitar los reflejos.
  • La televisión no se debe ver ni a oscuras ni en un entorno demasiado iluminado, es decir, se han de neutralizar los contrastes de luz entre el ambiente general y la pantalla. Los reflejos en la pantalla deben evitarse.
Seguridad de los mayores en el salón