Descubre soluciones de seguridad infantil

Por Leroy Merlin

Garantizar la seguridad de los niños en casa te permitirá disfrutarla en todo momento. Hay soluciones para adaptar cada rincón de la casa al uso de los más pequeños.

Descubre soluciones de seguridad infantil

Los bebés requieren de una atención especial. Hoy día tienes a tu disposición innovadoras cámaras de vigilancia doméstica que te permitirán ver a tu bebé en tu teléfono móvil o tableta. Pequeñas y discretas, cuentan con visión nocturna, micrófono y detección de movimientos. Son un paso más en tecnología que supera y amplía las posibilidades de los interfonos originales.

Para impedir que los niños entren en contacto con la corriente eléctrica utiliza protectores de enchufe, los hay de quita y pon, y modelos que se deben girar para conectar los enchufes, organizadores de cables, permiten agrupar los cables que están a la vista para evitar que los niños tiren de ellos o entren en contacto con la corriente o  bases múltiples, mejor si llevan interruptor.

Las puertas y ventanas suponen un riesgo, a causa de la presencia de bisagras y hojas móviles. Además, las ventanas fáciles de abrir constituyen un peligro potencial. Hay varios productos que te proporcionarán tranquilidad: bloqueo de ventanas, topes para puertas, protectores de bisagras…

Descubre soluciones de seguridad infantil

Los muebles son otro “campo de experimentación” para los más pequeños: los tiradores, los cajones, los botones de los electrodomésticos... Evita accidentes asegurando su estabilidad y creando cierres fiables. Existen cierres específicos para puertas de armario, cierres para cajones, correas antivuelco, llaves magnéticas, protectores de esquina... y todo tipo de elementos para evitar riesgos.

Con las vallas para cama el paso de la cuna a la cama será mucho más fácil: ellos se sentirán más protegidos y tú no te tendrás que preocupar por las caídas.

Todo lo que sube, baja y se puede manipular es una invitación al juego. Las cortinas y los estores no escapan a esta atracción: sus cuerdas y cordones pueden suponer un quebradero de cabeza para ti. Para evitarlo, coloca estores con sistema de autofrenado o incorpora enrollacordones a tus cortinas o estores.

La presencia del agua hace del baño un lugar irresistible para los más curiosos. Los resbalones, quemaduras, caídas… son un riesgo no solo para los niños, sino también para los adultos. No olvides incluir los siguientes productos en tu “lista de la compra segura” para garantizar un baño libre de riesgos: antideslizantes para la bañera, protectores de grifos, asas para ducha o bañera, suelos antideslizantes…

Convierte la cocina en un entorno seguro con tan solo unas medidas de prevención y un poco de lógica. La placa de cocción y el horno son los elementos más peligrosos por el calor que emiten. Escoge electrodomésticos de tacto frío y ten siempre a los niños vigilados cuando estén en funcionamiento. En este sentido, las mejores placas de cocina son las de inducción, solo se calientan en contacto con el metal de las cazuelas y sartenes. Y si llevan mandos táctiles con sistema auto-lock, mucho mejor.

Ojo con los cristales. Un cristal roto es el terror de cualquier madre o padre. Hoy día, los vidrios que se usan para la decoración y el equipamiento del hogar, encimeras de mesas, mamparas de baño, son templados. Se trata de vidrios de seguridad que cuando se rompen, se hacen añicos con los bordes redondeados: es imposible cortarse con ellos. Pero si en tu casa hay algún vidrio que no es de este tipo, puedes cubrirlos con láminas electrostáticas para vidrios. En caso de rotura, la lámina mantendrá los trozos unidos sin que se desperdiguen por el suelo.

Descubre soluciones de seguridad infantil

Las casas con escaleras son una preocupación constante para los padres. Controla el riesgo de caída colocando vallas en su parte superior: podrás abrirlas y cerrarlas sin problema, pero tus hijos no las podrán manipular sin tu ayuda. Las barandillas de los balcones son a veces un poco bajas, y por tanto, peligrosas. Solucionarás el problema fijando mamparas de cañizo, brezo u otros materiales de apariencia natural en su parte superior. Los niños no se podrán asomar y tendrás más intimidad frente a miradas indiscretas.

Y si tienes piscina, la primera medida de seguridad para evitar accidentes es acompañarlos en sus chapuzones, enseñarles a respetar el agua y procurar que aprendan a nadar cuanto antes. También puedes controlar riesgos cerrando la piscina con una cubierta específica cuando no la estéis usando o colocando una valla.