Seguridad en las zonas de paso

Por Leroy Merlin

Las escaleras son una de las principales preocupaciones de las familias con niños pequeños. Son zonas delicadas también para las personas de más edad. Hay varias soluciones para que unos y otros estén seguros.  

Si hay zonas de la casa, como las escaleras o las entradas a terrazas o balcones, a las que no quieres que accedan tus hijos sin vigilancia porque pueden resultar peligrosas para ellos, recurre a las vallas infantiles. Las hay de varios materiales y también modelos plegables de tela, fáciles de transportar y guardar, ideales para llevarlos de viaje. Algunas se instalan atornilladas y otras se colocan a presión, sin necesidad de taladrar. También pueden fijarse a la balaustrada con una pieza especial. Y se adaptan a cualquier hueco, porque de todos los modelos existen extensiones que permiten ajustarlos a vanos mayores de lo habitual.

Además, es conveniente instalar mallas de plástico o celosías de PVC o composite, más decorativas estas últimas, en las balaustradas y balcones. Las hay en distintos colores y con tramas de diferentes tamaños.

Para facilitar el desplazamiento de las personas mayores por las escaleras, deben estar bien iluminadas y los escalones tienen que estar bien señalizados. Puedes colocar tiras adhesivas antideslizantes a lo ancho de cada uno de ellos y pasamanos para garantizar un punto de apoyo que facilite la subida y la bajada.

Seguridad en las zonas de paso

Los pasillos, por su parte, serán más seguros si instalas barras de apoyo a las que puedan agarrarse los mayores cuando lo necesiten. Si utilizas alfombras en alguna zona del pasillo, recuerda que deben ser modelos de poco grosor y que es conveniente que queden adheridas al suelo, para evitar resbalones.