Soluciones para crear un huerto urbano en casa

Por Leroy Merlin

Vivir en la ciudad no significa no poder cultivar y contar con tu espacio de naturaleza. El patio, la terraza o el balcón son buenos lugares para crear tu propio huero urbano, siempre que reciban el sol suficiente. Crear tu huerto es una tarea sencilla que no requiere una gran inversión. Puedes usar macetas, recipientes específicos para huerto, mesas de cultivo y mini huertos verticales. Te contamos todas las opciones para que empieces a disfrutar de hortalizas, frutas y verduras cultivadas por ti.

Amplio catálogo

Mesas, camas de cultivo, jardineras, sacos de rafia... ¡Crea tu propio huerto urbano!

Ver huertos urbanos

Huerto urbano: qué es y qué tipos hay

Los huertos urbanos son espacios al aire libre destinados al cultivo de verduras, hortalizas, frutas u otros productos. Esta práctica puedes llevarla en cualquier espacio que tengas, ya sea tu jardín, terraza o patio, siempre y cuando respete las necesidades que requieren los huertos urbanos. Hay varios tipos de producto mediante los cuáles podrás formar tu propio huerto:

  1. Huerto de suelo: soluciones que se colocan directamente en el suelo, de manera decorativa. Son recipientes de madera tratada en autoclave para soportar las condiciones climáticas del exterior con un recubrimiento geotextil en el interior para contener la tierra y preservar la madera. Algunos modelos incluyen tela en forma de saco que se adapta perfectamente al interior del contenedor. Por lo general, las mesas son más grandes que los cajones. Algunos modelos se organizan con varias alturas, a modo de escalera. Cultiva aquí aromáticas, berenjenas, tomates, pimientos y la mayoría de verduras de hoja.
  2. Mesa de huerto o cultivo con patas: tienen la profundidad suficiente para albergar un buen volumen de sustrato y son cómodos para cuidar las plantas de pie, sin necesidad de agacharse. Son buenas para cultivar especies que no crecen demasiado en altura como verduras de hoja en general, pimientos y berenjenas. También se fabrican en madera tratada en autoclave (que se puede pintar) y se protegen con textil en el interior. Suelen incluir un estante inferior para dejar las herramientas.
  3. Huerto vertical: mini huertos urbanos que se instalan en las paredes mediante módulos autoportantes y autodrenantes de polipropileno de gran resistencia a la intemperie. Las piezas se acoplan entre sí para crear tu espacio en función de la superficie disponible o ampliar con el tiempo. También los hay de yute, a modo de bolsa que se cuelga, con varios compartimentos, para cultivar pequeñas plantas aromáticas y hortalizas y fresas. Los podrás poner incluso en la cocina junto a la ventana. Debes saber que los diferentes recipientes para huerto urbano pueden incluir separadores para agrupar los cultivos en función de sus necesidades de agua o abono o aislar los que son invasivos.
  4. Macetas: son aptas para crear el huerto urbano como tú quieras. Es preferible que cuenten con reserva de agua para asegurarte el riego, incluso, cuando te ausentas. Los tiestos de autorriego son ideales para cultivar pequeños árboles frutales.
Soluciones para crear un huerto en casa

Beneficios de un huerto urbano en casa

Dedicar espacios al cultivo de hortalizas y verduras en las ciudades es una afición que nos puede proporcionar grandes beneficios. 

  • Nos proporciona alimentos sanos, nutritivos y sabrosos.
  • Nos permite redescubrir el auténtico sabor y aroma de las hortalizas y frutas.
  • Es una actividad divertida, relajante y saludable que nos ayuda a valorar la importancia de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.
  • El cultivo del huerto, como la jardinería, es un ejercicio aeróbico, que mejora el metabolismo y el estado cardiovascular y      osteoarticular.
  • Contribuye a la educación de los niños a través de una actividad en familia, didáctica, estimulante y colaborativa.
  • Aprendemos sobre el ciclo biológico de los vegetales.
  • Potencia nuestra capacidad de observación del medio natural.
  • Nos ayuda a apreciar la calidad de los alimentos que compramos, valorando su origen y los procesos de producción y distribución.
Soluciones para crear un huerto en casa

Qué tengo que tener en cuenta para crear un huerto urbano

Quizás pienses que solo pueden tener un huerto en casa aquellos que tengan un jardín amplio. Pues te equivocas. Para poder instalar uno se necesita mucho menos espacio del que piensas. De hecho, con unos 4 metros cuadrados es suficiente para tener un huerto que produzca suficiente para abastecer a una familia de cuatro miembros. 

Basta con tener un rincón soleado en la terraza o incluso en el balcón para colocar las jardineras y contenedores de plantas, frutas u hortalizas. Además, hay una alternativa para cada necesidad. Es imprescindible que tu huerto urbano esté instalado en un lugar en el que pueda recibir como mínimo unas 4 o 5 horas de sol al día. Y si está orientado al sur o al suroeste, tanto mejor.

Soluciones para crear un huerto en casa

Según el espacio que tengas, puedes elegir entre mesas de cultivo, contenedores para el suelo o huertos verticales. No importa la manera, lo que realmente cuenta es el resultado (y disfrutar del proceso). Otro elemento esencial a la hora de montar un huerto urbano es el agua. Por eso, lo mejor es montarlo en un lugar en el que tengas cerca una toma de agua

Cómo crear tu propio huerto urbano en casa

1. Consigue suelo fértil: Si no tienes jardín y has instalado tu huerto urbano en la terraza, necesitarás contenedores adecuados para que todo lo que plantes crezca sin problemas. Y eso se consigue con un suelo fértil, que contenga la suficiente materia orgánica. Es decir, con un sustrato de calidad. 

Soluciones para crear un huerto en casa

2. La siembra: Puedes hacerlo de varias maneras, a partir de semillas o de plantones. Lograr las plantaciones a partir de plantones o plantas jóvenes de pequeño tamaño es la opción más fácil si no tienes experiencia. 

Llena los recipientes germinadores con un buen sustrato y siembra las semillas. Utiliza cada año semillas nuevas que hayas recolectado del año anterior y tendrán más posibilidades de germinar y salir adelante. Pon dos o tres semillas en cada apartado del envase germinador y ocho o diez semillas en cada envase de yogur. Riega superficialmente, mejor pulverizando el agua sobre las semillas y el sustrato. Tu semillero está listo.

Soluciones para crear un huerto en casa

3. Trasplanta al contenedor definitivo: Cuando tus pequeñas plantas ya tengan suficiente raíz podrás hacer el trasplante a su contenedor definitivo. Para llevar esta operación a buen término, conviene que riegues las plantitas y esperes una media hora antes de retirarlas de su envase. Pásalas con cuidado a la jardinera o al contenedor y aprieta el sustrato alrededor de la planta. Riégala y déjala un par de días donde no le dé el sol directo. ¡Ya lo tienes!

Soluciones para crear un huerto en casa

Cómo regar tu huerto urbano

Un huerto necesita un riego constante, por lo que es imprescindible contar con un grifo cerca. Debes tener en cuenta que cada especie necesita una cantidad de agua y que las necesidades también varían en función del lugar de plantación. El exceso de agua provoca la aparición de hongos y ahoga las raíces de la planta. Por otra parte, si no cuentas con un grifo en la terraza o balcón, puedes recurrir a un depósito de agua con programador, al que se le acoplan las tuberías. Hay tres tipos de riegos:

  • Riego a mano con regadera o manguera: es la opción perfecta para huertos pequeños y semilleros. Se pueden regar a mano con una regadera provista de florón para que el agua caiga como una lluvia suave y fina. Si el huerto cuenta con varios recipientes, será mejor utilizar una manguera con pistola.
  • Riego automático: instalar un sistema de riego automático controlado por un programador te ayudará a ahorrar agua y tiempo. Son asequibles, sencillos de montar y aprovechan mejor el agua, ya que el suministro se hace gota a gota o por microdifusión, de forma localizada en la zona de las raíces.
  • Riego por goteo: los modelos de riego automático por goteo son muy sencillos de montar. Se adaptan a cualquier tamaño de huerto e incluso en terraza. Los goteros emiten el agua gota a gota y directamente en la zona de las raíces, con lo cual el aprovechamiento hídrico es más eficiente. El ahorro de agua respecto al riego manual puede alcanzar un 40%.
Soluciones para crear un huerto en casa