Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Por Leroy Merlin

Las soluciones modulares te permiten añadir o modificar todo lo que quieras para adecuarse a los distintos momentos de la vida. Así conseguirás justo lo que necesitas aprovechando lo que ya tienes.

Conoce las ventajas de los armarios Spaceo con dos ejemplos prácticos. El primero: el armario de la habitación principal. Se trata de una joven que parte de un armario individual y que, añadiendo un nuevo módulo, se convierte en una solución para dos, ella y su pareja. El segundo: el de la habitación del peque. Es un armario para el bebé que, con solo modificar su interior, se adapta a sus etapas de crecimiento. 

En la habitación principal: armario para uno… ¡armario para dos!

Bien distribuido y con los accesorios adecuados, un pequeño armario y una cajonera exterior pueden ser suficientes para una sola persona. Puedes componerlo con un solo módulo interior de 80 cm de ancho. La distribución interior y los accesorios dependen de lo que necesites guardar. En un armario para mujer, por ejemplo, conviene situar una cajonera pequeña, de solo 40 cm de ancho: un lado quedará despejado para colgar los vestidos y colocar un zapatero. Encima de la barra de colgar, conviene poner dos baldas, en lugar de una, y organizar la ropa y zapatos fuera de temporada en cajas. Así es más fácil localizar y coger solo lo que necesites.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Un módulo más

Cuando un armario Spaceo se queda pequeño, tan solo tienes que añadir módulos y lo tendrás a medida de tus necesidades. El secreto para que se vea como una unidad es que escojas los módulos de interior del mismo color y que elijas el mismo modelo de puertas.

Una buena solución para una pareja consiste en sumar otro módulo de 80 cm y uno intermedio de 60 cm de ancho. Una persona que suela usar trajes (o pantalones de vestir y camisas) agradecerá tener una zona exclusiva con pantaloneros y otra para colgar las camisas. El módulo de 60 cm puede utilizarse como zona compartida para zapatos, jerséis, bolsos… Un par de cajones a media altura resultan muy cómodos y prácticos.

¿Con o sin puertas?

Si prefieres un vestidor abierto, prescinde de las puertas. O combina zonas a la vista con otras cerradas. Eso sí: si el armario está en el dormitorio, utiliza cajas de tela para guardar las prendas pequeñas o que no sean de la estación, así no te agobiará visualmente. También puedes combinar puertas de un mismo modelo pero distinto color.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Si quieres desmontar tu armario…

Si has decidido cambiar el armario de habitación o de casa, puedes desmontarlo fácilmente. Esta es otra ventaja de los armarios modulares Spaceo: su calidad permite desmontarlos y volverlos a montar sin que sus partes se dañen. La trasera, por ejemplo, en lugar de ir clavada, se desliza en unas ranuras: así se puede poner y quitar con seguridad.

Cajones con truco

Una ventaja de los cajones Spaceo es que se extraen totalmente, para poder acceder a todo el contenido. Además, tienen un sistema de cierre fácil, para evitar golpes y ruidos.

¡A imaginar y crear!

En cuanto a la decoración, puedes personalizar las puertas y parecerá un armario nuevo. Una forma muy fácil: con stickers. Los hay de motivos muy divertidos y se adhieren fácilmente. También puedes añadir espejos o tiras leds.

En el dormitorio infantil: un armario que crece con tu peque

Configura tu armario Spaceo para recibir al nuevo habitante de la casa. Y una buena noticia: cuando crezca, podrás cambiar fácilmente su interior y conseguir la distribución que se adapte a sus nuevas necesidades.

La primera decisión importante es elegir los módulos de interior: configurarán la estructura de tu armario. Los hay de distintas medidas y colores. Si, por ejemplo, dispones de un espacio de 1,20 cm de ancho, puedes configurar tu armario combinando un módulo de 80 cm con uno de 40 cm.

El color blanco combinará muy bien con una decoración infantil y se adaptará fácilmente a los gustos del futuro adolescente. Con las puertas sucede lo mismo: unas blancas son una buena opción.

Para el bebé

Durante los primeros meses, tendrás que disponer de un espacio generoso para ir colocando las prendas que quedan pequeñas y las que aún no utiliza tu bebé, además de pañales, juguetes, baberos… Puedes destinar el módulo de 40 cm para este fin: si colocas baldas y una cajonera, podrás tenerlo todo en orden.

En el módulo de 80 cm puedes colocar dos barras, una más arriba y otra más abajo: así tendrás la ropa colgada en pequeñas perchas infantiles y totalmente a la vista. Esto es fundamental para que no tengas que estar buscando la ropa cada vez que cambies a tu bebé. Por eso, también conviene incluir cestas de rejilla que te permiten ver el contenido en todo momento. Y, para completar el módulo, un par de amplios cajones serán perfectos para guardar sábanas, mantas o toallas.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

En orden y a la vista

Las cestas de rejilla te permiten tener el contenido siempre a la vista. Así sabes cuándo hay que reponer algo y no tienes sorpresas a último momento. Son perfectas, por ejemplo, para los pañales y prendas de uso diario.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Tiradores decorativos

Son pequeños detalles que aportan mucho: escoge unos tiradores divertidos, con diseño infantil. Puedes utilizar los mismos en una cajonera exterior y así unificarás el estilo. Son económicos y se ponen y quitan fácilmente. Así, cuando el peque crece, los reemplazas por otros a su gusto.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

La etapa del cole

El niño crece e irá aprendiendo a vestirse, primero con ayuda y después solo. Por eso es importante que las prendas estén a su altura.

En el módulo de 80 cm baja la barra de colgar y sube las cestas de rejilla. Coloca otra barra en el módulo de 40 cm. El peque podrá acceder a las perchas y al contenido de los cajones. La parte superior del armario, que queda fuera de su alcance, utilízala para guardar la ropa que no sea de la estación. Redistribuye las cajas que tenías o hazte con unas nuevas.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Anímate a cambiar

Recolocar las barras, desplazar baldas, resituar las cestas de rejilla… Todo esto se hace fácilmente porque los módulos de interior Spaceo vienen preparados para elegir distintas alturas de colocación. Además, los complementos estructurales Spaceo —baldas, divisores o cajones—  están diseñados para encajar a la perfección. Lo mismo sucede con una gran variedad de accesorios, como barras, pantaloneros, colgadores… Y algo muy importante: la calidad de los módulos admite los cambios sin que se dañen sus partes.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Fuera de temporada

Las cajas son perfectas para guardar la ropa que no es de la estación, de forma ordenada. Así, el próximo cambio de temporada será más fácil. Las hay de tela y de plástico transparente  para ver su interior.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Y llegó la adolescencia

Después del gran estirón, ya puedes colocar las barras de colgar a la altura habitual. Y necesitarás nuevos accesorios, según la ropa que tenga tu hijo. Los zapateros se vuelven imprescindibles: hay opciones para colocar dentro y fuera del armario.

Spaceo: el armario que evoluciona contigo

Pantalones sin arrugas

¿Cómo guardar la mayor cantidad de pantalones en el mínimo espacio posible y sin arrugas? ¡Con un pantalonero extraíble!

Spaceo: el armario que evoluciona contigo