Te enseñamos a poner a punto tu maquinaria del jardín 

Por Leroy Merlin

Cuida y alarga la vida útil de tus máquinas para el jardín llevando a cabo unas tareas rutinarias de mantenimiento. Llevando a cabo unos sencillos cuidados mantendrás tus equipos como nuevos durante más tiempo y podrás presumir de un jardín bien arreglado. 

Puesta a punto

Antes de empezar a manipular una maquinaria de jardín, lo primero que tienes que tener en cuenta es que el equipo debe estar frío. Una vez que lo hayas dejado enfriar, la preparación depende del tipo de máquina y del tipo alimentación.

  • Las máquinas eléctricas y las de batería apenas necesitan preparación: en el primer caso, basta con contar con un enchufe cercano con toma de tierra; y en el segundo, comprobar que el aparato tiene la batería cargada antes de empezar a trabajar.
  • Por su parte, las máquinas que funcionan con gasolina sí requieren preparación. Si el equipo es de 2 tiempos tiene un único depósito que se llena con una mezcla de gasolina y aceite al 2% y que se debe consumir al momento. Si el equipo es de 4 tiempos cuenta con dos depósitos: uno para el aceite y otro para el carburante; en este caso debes seguir las indicaciones del fabricante para realizar correctamente el cambio de aceite.

En el caso concreto de una hidrolimpiadora o limpiador de alta presión, además de conectar la máquina a la toma de corriente o proveerla de gasolina, también debes conectarla a la entrada de agua fría. Algunos modelos admiten la entrada de agua caliente hasta 40°C. Además, te recomendamos que uses un detergente específico para potenciar el poder desengrasante del equipo.

Te enseñamos a poner a punto tu maquinaria del jardín

Mantenimiento 

Para asegurar el correcto funcionamiento de tus máquinas y que te duren mucho tiempo, debes llevar a cabo unas labores de mantenimiento siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Hay cuidados comunes para los equipos eléctricos de cable, de batería y los de gasolina que son:

  • Engrasar periódicamente las cuchillas, el rotor, las ruedas y demás partes móviles.
  • Limpiar los elementos de corte después de cada uso.
  • Comprobar que todas las piezas y accesorios de la máquina están bien acoplados.
  • Verificar el estado de las cuchillas y cambiarlas cuando indique el fabricante. 

Además, si tu maquinaria es de gasolina también debes comprobar:

  • El nivel de aceite con regularidad y cambiarlo cuando indique el fabricante.
  • Mantener limpio el sistema de refrigeración y sustituir la bujía periódicamente.
  • Vaciar el depósito de gasolina al terminar la temporada de uso. Una vez que lo vacíes, arranca la máquina para quemar los restos de carburante que pudieran quedar.
Te enseñamos a poner a punto tu maquinaria del jardín