Tipos de aire acondicionado

Por Leroy Merlin

Hay varios tipos de aire acondicionado. Descubre las ventajas y las prestaciones de cada uno de ellos.

El aire acondicionado por conductos es la mejor elección para climatizar varias estancias si tu vivienda cuenta con preinstalación de conductos en el falso techo o si vas a realizar una reforma integral. Es un sistema invisible, no hay unidades interiores a la vista, y silencioso. La mayoría de modelos incorporan una bomba de calor, por lo que sirven también como sistema de calefacción en invierno. Los sistemas de climatización por conductos incorporan una unidad interior, oculta en el falso techo, y una exterior. El sistema de conductos ocultos en el falso techo de tu vivienda lleva el aire climatizado -frío o caliente- hasta las habitaciones, donde sale y se reparte a través de las rejillas.

Tipos de aire acondicionado

Los equipos de aire acondicionado fijo (splits) son los más recomendados cuando no existe una preinstalación de conductos en el falso techo. Son cada vez más estéticos, para integrarlos en cualquier decoración, eficientes, para ahorrar energía, y silenciosos, para garantizar el confort. La mayoría de los equipos incorporan una bomba de calor que permite calentar la estancia en invierno aprovechando la temperatura del exterior, por muy baja que sea, para convertirla en energía útil, ahorrando así en consumo. Se instalan con unidad exterior en la fachada y una o varias unidades interiores y necesitan muy poca obra.

Tipos de aire acondicionado

La unidad externa es la que queda fuera de la vivienda y la que expulsará aire caliente para dejar fresca la casa. Se debe instalar en un lugar ventilado, lejos de fuentes de calor. Si vives en un piso, necesitarás consultar los estatutos de tu comunidad de propietarios. En caso de que los citados estatutos no indiquen nada al respecto, es obligatorio contar con el consentimiento o autorización de la junta de vecinos. Además, te convendrá también consultar las ordenanzas municipales por si hay algún impedimento legal. Puede suceder en inmuebles protegidos o en algunas ciudades con ordenanzas estrictas al respecto.

Los equipos compactos son la solución si la Ley te impide colocar una unidad exterior en la fachada. Estos aparatos constan de una sola unidad en el interior de la vivienda. Para instalarlos solo es necesario hacer dos agujeros de unos 15 cm en la pared y taparlos con una rejilla, ya que el equipo se alimenta del aire exterior por esos dos orificios.

Los equipos de aire acondicionado tipo cassette están recomendados para espacios amplios, especialmente locales comerciales y oficinas. Requieren una preinstalación de conductos e incorporan una bomba de calor para aumentar la temperatura en invierno. La máquina interior se empotra en el falso techo y deja a la vista el panel decorativo denominado cassette. Estos paneles tienen cuatro salidas de aire, que distribuyen el aire 360°, aumentando así la sensación de confort.

La principal ventaja de los equipos de aire acondicionado portátil es que apenas requieren instalación, solamente el tubo de salida de aire, y no hace falta que lo realice un profesional autorizado, a diferencia de los equipos fijos. Por eso está especialmente indicado para habitaciones donde es difícil instalar un equipo de aire acondicionado fijo, viviendas de alquiler, segundas viviendas o cuando la necesidad de usar aire acondicionado es muy ocasional. Además, los puedes trasladar fácilmente de una habitación a otra.

Tipos de aire acondicionado

El aire acondicionado portátil necesita una salida para el aire caliente, por eso es necesario que se instale un tubo que lleve el aire al exterior a través de la ventana. Se adaptan a cualquier tipo de ventana, colocando una regleta para pasar el tubo del conducto o haciendo un hueco en el cristal o en el cerco de la ventana.