Aire acondicionado portátil: ventajas y tipos entre los que elegir 

Por Leroy Merlin

No hay mejor sensación, cuando el calor aprieta, que estar en casa frescos y confortables. De entre todos los sistemas de refrigeración que existen, los elementos de aire acondicionado portátil ofrecen grandes ventajas, en especial si necesitas una solución rápida y económica. Además, tienes varios tipos para elegir.

A la hora de climatizar tu casa, los aparatos portátiles son una buena solución para mitigar el calor cuando la temperatura exterior es muy alta. Solo tienes que conectarlo y en poco tiempo notarás cómo se enfría el ambiente en tu salón. Eso sí, necesitarás disponer de una ventana a la que fijar el tubo de salida de aire.

Este sistema cuenta con una sola unidad, en lugar de dos como los aires acondicionados en split (interior y exterior). Para refrigerar un espacio el aparato coge el aire de la habitación por unas rejillas situadas en la parte trasera o en un lateral, lo enfría gracias al compresor que lleva en su interior, y lo devuelve al ambiente ya frío. Parte de ese aire caliente, que necesita para poder realizar el proceso de condensación, lo expulsa al exterior a través del tubo que ha de fijarse a la ventana.

Como los aires acondicionados portátiles llevan el compresor en el interior del aparato, son algo más ruidosos que los fijos. Sin embargo, tienen muchas cualidades que merece la pena conocer.

Las ventajas de los sistemas portátiles 

Ofrecen grandes ventajas, en especial cuando se necesita una solución económica y fácil de instalar. Como su propio nombre indica, se trata de un elemento portátil que puede trasladarse fácilmente de un lugar a otro. Así podrás llevártelo a otra habitación cuando lo necesites.

Además, no requiere instalación alguna por lo que resulta muy cómodo de conectar. Basta con adaptar el tubo a la ventana y enchufarlo a la red eléctrica. Esto implica ya un ahorro, ya que se evitan los gastos de los instaladores profesionales. Por otra parte, es más económico que otro tipo de sistemas de aire acondicionado.

Tipos de aire acondicionado portátil

Es una buena alternativa para refrigerar espacios de forma puntual como, por ejemplo, segundas viviendas o pisos de alquiler, ya que no se trata de una solución fija y el aparato se puede trasladar en cualquier momento.

Otra ventaja a destacar es su sencillo mantenimiento, que solo consiste en limpiar los filtros de vez en cuando.

Tipos de aparatos de aire acondicionado portátil: con uno o con dos tubos 

Existen varios tipos de sistemas portátiles. Para empezar se pueden clasificar en función de si llevan un tubo o dos:

  • Con un solo tubo: son los más habituales. Funcionan de una forma bastante sencilla, pero también efectiva. Tienen solamente un tubo que se fija a la ventana, y por el que el aparato expulsa el aire caliente residual. Este tipo de equipos toma el aire del ambiente para enfriarlo, y también para hacer la condensación (este es el aire residual que luego se expulsa por el tubo).
  • De doble tubo o doble conducto: si quieres un equipo moderno y eficaz, elige un modelo de doble tubo. Su funcionamiento es más parecido a un sistema fijo en split. El aparato toma el aire del exterior por uno de los dos tubos que tiene, lo enfría y lo expulsa en el interior de la habitación. Por el otro tubo expulsa al exterior el aire caliente residual. Los aires acondicionados portátiles de doble conducto son más potentes y refrigeran el mismo espacio en mucho menos tiempo que los de un solo tubo.
Tipos de aire acondicionado portátil

También se pueden diferenciar en función de si llevan o no bomba de calor.

  • Sin bomba de calor: sirven únicamente para refrigerar la casa, por lo que solo podrás usarlo en verano. Necesitas un equipo de este tipo si ya dispones de otro sistema de calefacción. Además, son más baratos que los que sí llevan bomba de calor.
  • Con bomba de calor: son adecuados en caso de que no cuentes con otro sistema de calefacción y necesites un elemento que, además de enfriar tu casa en verano, la caliente en invierno. Estos modelos son eficaces y resistentes, ya que están diseñados para funcionar durante todo el año.

Como novedad, tienes a tu alcance aparatos de aire acondicionado portátiles con wifi incluido, que puedes manejar a través de una aplicación desde tu móvil, por ejemplo, para encenderlo antes de llegar a casa.

Tipos de aire acondicionado portátil

¿Cuántas frigorías necesitas? 

A la hora de elegir el aparato portátil más adecuado para ti, tienes que tener en cuenta varios criterios. Para empezar, y en lo que se refiere a las frigorías que necesitas, la clave está en las dimensiones del espacio a refrigerar. Cuanto más grande sea la habitación, mayor será la cantidad de frigorías que ha de tener. Como norma general, puedes calcular entre 100 y 140 frigorías por cada metro cuadrado.

  • De 1.500 a 2.000 frigorías. Decídete por un modelo que esté en este rango si necesitas enfríar espacios de menos de 20 metros cuadrados.
  • De 2.000 a 3.000 frigorías. Perfectos para habitaciones de hasta 27 metros cuadrados.
  • Más de 3.000 frigorías. Son los que presentan mayor capacidad de refrigeración. Elígelos para enfriar habitaciones de más de 30 metros cuadrados.
Tipos de aire acondicionado portátil

Además de las dimensiones del espacio a climatizar, necesitas tener en cuenta otros aspectos como la ubicación de la vivienda (si se trata de una región muy calurosa o no), su orientación (no es lo mismo que esté orientada al norte que al sur), el aislamiento de la casa, si hay muchos aparatos electrónicos (lo que ayuda a aumentar la temperatura), etc.

Tipos de aire acondicionado portátil