Tipos de casquillos para bombillas y con qué lámpara va cada uno

Por Leroy Merlin

A cada bombilla le corresponde un casquillo. Todo dependerá de cómo se conectan a la electricidad y cuál es su sistema de conexión: a rosca, a presión o mediante clemas.

El casquillo es la parte cilíndrica que va unida a la bombilla y encajada dentro del portalámparas. Las conexiones puede ser metálicas o de un material conductor que permita el paso de la electricidad, mientras que el exterior puede ser de plástico o cerámico. Al comprar una lámpara, debes fijarte el tipo de casquillo que tiene para adquirir una bombilla que encaje.  

Para que sepas qué bombilla necesita tu lámpara, debes fijarte en las especificaciones del casquillo. Existen varios tipos y para diferenciarlos tan solo es necesario entender su nomenclatura. La letra indica el tipo de rosca, mientras que los números señalan el diámetro. En algunas ocasiones hay también otra letra (después del número) que se refiere al número de contactos de la bombilla. Vamos por partes:

La letra: determina el tipo de contacto o rosca entre la bombilla y el casquillo.

  • E: Rosca tipo Edison
  • B o BA: Casquillo tipo Swan o de bayoneta
  • C: Contacto de presión de tubo circular
  • G: Contacto por clemas de presión simples
  • GX: Contacto por clemas de presión reforzadas
  • GU: Contacto por clemas para bombillas con protección de emisión calorífica trasera
  • GZ: Contacto por clemas para bombillas de alta emisión calorífica trasera
  • R: Casquillo para lámparas rectilíneas con terminales simples
  • RX: Casquillo para lámparas rectilíneas con terminales reforzados
  • Fa: Casquillo para lámparas rectilíneas con terminal macho

Número: determina el diámetro del casquillo o, si es un casquillo bipin, la separación entre ambos pines. Si es un casquillo tradicional, el diámetro puede ser de 10, 11, 12, 13, 14, 15, 27 y 40 mm. Si es bipin, la separación entre pines puede ser de 5.3, 10, etc.  

Segunda letra: va referido al número de contactos. Puede ser S (se refiere a contacto sencillo); D (contacto doble) o Q (contacto cuádruple).

Tipos de casquillos

El casquillo permite el paso de la electricidad a la bombilla y, así, poder encenderla. Por eso, cuando quieras sustituir una bombilla, debes fijarte en el tipo de casquillo que requiere el portalámparas. Los tipos de casquillos más comunes son los siguientes: E27, E14, GU10, GU5.3, G4, G9, GX53, G53 y RX7s. Te explicamos cómo son para qué tipo de bombilla sirve cada uno.

Tipos de casquillos

Casquillo E27. Es el más tradicional. Es un casquillo a rosca tipo Edison (bombillas tradicionales) de tamaño grueso. Se pueden conectar bombillas de bajo consumo, halógenas y led y es de los más utilizados en la mayoría de luminarias. Para conectarla hay que girar a la derecha y para desconectarla a la izquierda. Existen bombillas con casquillo E27 tipo globo, esféricas, con forma de espiral, de tubo y estándar. 

Tipos de casquillos

Casquillo E14. Es un casquillo a rosca tipo Edison pero de menor tamaño. Es muy común en lámparas de araña u otras con bombillas tipo vela. Las bombillas que se pueden conectar a este casquillo pueden ser de bajo consumo, halógenas y led. Las bombillas con casquillo E14 suelen ser tipo vela, esféricas o con forma en espiral. 

Tipos de casquillos

Casquillo GU10. Es un casquillo bipin (dos pines) que se acopla mediante clemas al portalámparas. Su principal característica es que estos casquillos tienen el final del borne más grueso, de manera que al insertar la bombilla en el casquillo hay que hacerlo mediante un pequeño giro a la derecha. Para desconectarlas, tendrás que girarla a la izquierda. Este tipo de casquillos es habitual en focos empotrables, series de focos y rieles. 

Tipos de casquillos

Casquillo GU 5.3. También casquillo MR16. Los pines están a una distancia de 5,3 mm de distancia entre ellos. Este modelo de casquillo lleva un transformador (de 12 v en continua) para que sea compatible con la tecnología led. Se acopla mediante presión introduciendo las patillas finas en el casquillo tipo clema del portalámparas. Las patillas no tienen borde redondeado y la boca de la bombilla es ancha.  

Tipos de casquillos

Casquillo R7S. Van con bombillas rectas, alargadas y estrechas. Pueden ser halógenas y led. En cada uno de los extremos de la bombilla están los bornes de conexión, que se introducen con mucho cuidado y mediante presión en el casquillo. Son habituales en lámparas de pie de salón y en proyectores de exterior. 

Tipos de casquillos

Casquillo G9. Se distingue del resto por sus patillas tipo clip que se insertan a presión en el portalámparas. Las bombillas se encajan con tan solo apretar. Son habituales en apliques y plafones. 

Tipos de casquillos

Casquillo G4. Al igual que los casquillos GU 5.3 necesitan de un transformador para funcionar.

Tipos de casquillos

Adaptadores de casquillos

Existen casquillos especiales que permiten adaptar una bombilla que ya tengas para otro tipo de casquillo. Los más habituales sirven para pasar de una bombilla con casquillo E27 a una lámpara con casquillo E14. También existen adaptadores para pasar de una bombilla E27 a uno GU10 –y viceversa–. También existen adaptadores de casquillo B22 (tipo bayoneta o Swan) a E27.

Descubre en este vídeo el paso a paso para instalar un casquillo de rosca: