Todo sobre minitaladros

Por Leroy Merlin

Aprende todas las tareas que puedes hacer con esta miniherramienta de gran precisión: lijar, cortar, taladrar…

Características técnicas

Un minitaladro es una herramienta electroportátil de reducido volumen y peso, por lo cual es posible utilizarla con una sola mano. Está especialmente indicada para realizar trabajos de precisión o en lugares con difícil accesibilidad.

Su motor eléctrico no dispone de una potencia muy elevada. Sin embargo, la velocidad de su eje de giro es regulable y puede alcanzar las 30.000 revoluciones por minuto (rpm), lo que permite emplearlo para aplicaciones muy diversas. Además de la más conocida, realizar orificios mediante brocas, con esta pequeña máquina puedes cepillar, fresar, lijar, afilar, cortar, esmerilar, pulir, grabar, etc.

Los minitaladros que disponen de batería incorporan además la ventaja de poder trabajar con la comodidad de no depender del cable. Su potencia está determinada por el voltaje de la batería, siendo variable su duración, dependiendo de la naturaleza del trabajo. El tiempo de carga de la batería estará condicionado por el tipo de cargador que utilices.

Operaciones comunes a cualquier trabajo

Hay una serie de recomendaciones útiles para emprender cualquier trabajo con un minitaladro. Si te acostumbras a respetarlas, trabajarás con mayor precisión y comodidad.

Recuerda que la seguridad es una responsabilidad personal y, para algunos trabajos, es recomendable utilizar gafas, cascos antirruido, guantes y mascarilla.

1. Antes de empezar despeja la zona de trabajo de elementos combustibles o sensibles de ser dañados.

2. Sujeta con firmeza la pieza sobre la que vas a trabajar. Para ello puedes utilizar un banco de trabajo o en su defecto un torno para banco.

3. Selecciona el accesorio adecuado teniendo en cuenta el material y el trabajo que vas a realizar.

4. Realiza el apriete sobre la tuerca de sujeción de la pinza. Existen tantas pinzas de sujeción como diámetros de eje en los accesorios: 0.8, 1.6, 2.4, 3.2, 4.8 y 6.4 mm. Asegúrate de no dejar holguras entre el accesorio y la pinza.

5. Conecta el cable de alimentación a la red eléctrica (en el caso de que tu minitaladro no sea de batería).

6. Enciende la máquina mediante el interruptor de puesta en marcha.

7. Comprueba en el embalaje del accesorio la máxima velocidad que admite.

8. Selecciona la velocidad apropiada dependiendo de la dureza del material y del accesorio elegido. Como norma general, cuanto mayor sea el diámetro del accesorio y más duro el material, más lenta será la velocidad con la que tendrás que trabajar.

9. Realiza el trabajo de manera continua y manteniendo una presión constante sobre la máquina.

10. Cada vez que tengas que cambiar el accesorio, desconecta el cable de alimentación de la red.

11. Trabaja siempre con el minitaladro apoyado en una superficie nivelada o, mejor aún, utiliza dispositivos de sujeción para la máquina o la pieza. Con ello mejorarás la precisión y la seguridad.

El eje flexible es muy recomendable para ganar control en los trabajos de precisión que tienen que realizarse en lugares con difícil acceso.

12. Cuando des por concluido el trabajo no olvides apagar la máquina mediante su interruptor de puesta en marcha y esperar a que el accesorio deje de girar antes de apoyarla sobre la mesa de trabajo.

Deshecha un accesorio cuando no permita realizar un trabajo con seguridad, independientemente de que disponga todavía de material de corte o abrasión.

Aplicaciones

La versatilidad del minitaladro permite realizar con él un sinfín de trabajos. A continuación te mostramos el paso a paso de los más habituales.

Taladrar, grabar y fresar

1. Selecciona la forma y tamaño de la punta del accesorio en función del trabajo que vas a realizar.

2. Salvo excepciones, actúa perpendicularmente sobre la superficie del material.

3. Escoge el accesorio teniendo en cuenta el material sobre el que vas a trabajar:

  • Brocas de fresar para madera.
  • Brocas para cortar: placas de yeso, azulejos o materiales diversos.
  • Brocas de punta diamantada para trabajos minuciosos en cualquier material.
  • Fresas de alta velocidad para metales no férreos, resinas o madera.
  • Fresas de carburo de tungsteno de dientes estructurados para materiales plásticos o madera.
  • Brocas de carburo de tungsteno para metales férreos o materiales duros en general.
  • Brocas pequeñas (diámetro de eje 2,4 mm) para trabajos de detalle.

4. Y, por último, selecciona la máxima velocidad admitida.

En los trabajos de fresado, acopla algún dispositivo de guía a la máquina que permita controlarla de manera segura y precisa.

Afilar

Con el minitaladro también puedes afilar. Utiliza el accesorio adecuado y sigue estas indicaciones:

1. Elige la muela dependiendo del material sobre el que vas a trabajar: carburo de silicio para materiales pétreos o metales no ferrosos y óxido de aluminio para materiales metálicos ferrosos. Cuando afiles un metal es muy importante que utilices las muelas específicas.

2. Selecciona en el minitaladro la máxima velocidad admitida.

3. A continuación, aproxima la muela al filo cortante respetando siempre su ángulo de fabricación.

Lijar

En los lijados que requieren minuciosidad, el minitaladro ofrece unas prestaciones muy altas y notables garantías de acabado.

Las lijas de grano fino vienen marcadas con números altos y se utilizan para los acabados, pues su capacidad de abrasión es muy pequeña. Por el contrario, las lijas de grano grueso, marcadas con números bajos, se utilizan para desbastar, pues su poder de abrasión es muy grande.

1. Selecciona la forma de la lija (disco o banda) y el grano dependiendo del tipo de lijado que vas a efectuar.

2. Verifica en el embalaje del accesorio elegido la velocidad que exige y haz, previamente, una prueba sobre el material.

3. Recuerda que, debido a la alta velocidad de giro de la máquina, si la mantienes estática durante el lijado en algún punto de la superficie puedes eliminar más material del deseado.

Cepillar

Cuando vayas a cepillar con el minitaladro, ten presente que sólo puedes utilizar velocidades inferiores a 15.000 rpm. Para efectuar un buen trabajo es muy importante que selecciones la dureza de las púas del cepillo dependiendo de la del material sobre el que vas a trabajar.

Ya que puedes elegir entre cepillos con púas de cerdas, alambre, latón, acero y acero inoxidable, asegúrate de que la dureza de las púas es inferior a la del material.

Monta el cepillo en la máquina y aproxímalo a la zona de cepillado de manera que las púas incidan perpendicularmente sobre la superficie.

Todo sobre minitaladros

Pulir

Sigue estos pasos cuando quieras pulir con el minitaladro:

1. Utiliza una pasta pulidora que sea la adecuada para el trabajo que vas a realizar.

2. Monta en la máquina un accesorio de fieltro o paño.

3. Despeja de polvo la zona de trabajo.

4. Selecciona una velocidad inferior a 15.000 rpm.

5. Aproxima a continuación el accesorio a la zona de pulido y realiza movimientos circulares con el minitaladro mientras avanzas sobre la superficie que estás puliendo.

Cortar

Con el disco adecuado, el minitaladro también permite cortar. Sigue estas indicaciones para hacerlo:

1. Elige el diámetro y el espesor del disco teniendo en cuenta las características del material que pretendes cortar. Comprueba que su dureza sea inferior a la del material del disco de corte. En el mercado dispones de discos especialmente indicados para materiales muy duros.

2. Selecciona en la máquina la máxima velocidad admitida.

3. Aproxima el accesorio a la zona de corte de manera que el borde del disco incida perpendicularmente sobre la superficie y empieza a cortar.

Todo sobre minitaladros