Un baño accesible y seguro

Por Leroy Merlin

Respetar las distancias de seguridad al iluminar el baño e instalar elementos en los que las personas mayores puedan apoyarse para evitar caídas son las claves para que el cuarto de baño sea cómodo y seguro para toda la familia.  

Evitar la combinación agua-electricidad es la prioridad en el baño. Ten en cuenta que dentro de la zona de la bañera o ducha no se pueden instalar interruptores, ni tomas de corriente, ni aparatos de iluminación. Y que a una distancia inferior o igual a un metro de ella no se pueden poner interruptores pero sí corriente de seguridad y aparatos de alumbrado fijos que estén protegidos contra las salpicaduras. 

La opción de elegir bañera o ducha cuando solo hay un baño en casa, dependerá del tipo de usuario. Para los niños más pequeños lo más práctico es una bañera, mientras que para las personas de más edad, el acceso al plato de ducha resultará más cómodo y sencillo, por lo que sustituir por ella la bañera es muy recomendable. Si tienes dos baños puedes combinar ambas opciones. El pavimento debe ser antideslizante en todo el baño y conviene utilizar alfombrillas con base adherente. Descubre otros accesorios para evitar caídas en el baño en la Comunidad.

Un baño accesible y seguro

Otro aspecto importante es controlar la temperatura del agua. En el caso de los bebés, es importante que la temperatura del baño esté a la temperatura corporal, es decir, entre los 35 y los 37 grados. Para el resto de miembros de la familia, dependerá más del gusto personal y de la época del año. Para regularla, lo más práctico es colocar grifos termostáticos con bloqueo de seguridad a 38°C para evitar quemaduras. También existen alfombrillas antideslizantes que indican, mediante un sensor de temperatura, si el agua supera los 37-38°. Y hay termómetros para bañera, muchos de ellos con motivos infantiles. También puedes colocar protectores de goma o silicona específicos para los grifos.

Un baño accesible y seguro

Otra medida para una ducha segura es colocar los grifos a una altura adecuada, que no obliguen a agacharse ni a ponerse de puntillas. Existen combinados de ducha de altura regulable que, además, incluyen estantes para colocar el gel y el champú. Instalar barras de acceso y asas en el interior de la bañera o ducha facilita la entrada y la salida de todos los miembros de la familia. Algunos modelos ya los incorporan y existen barras y asideros atornillables y otros que se fijan con ventosas.

Un taburete o asiento en la ducha ayudará a los mayores de la casa y a las personas con movilidad reducida a mejorar su autonomía. Es importante que sea de un material resistente, que soporte el peso y la exposición al agua y que esté colocado a la altura adecuada. Los hay abatibles o plegables, que se atornillan a la pared y no ocupan espacio. Conviene combinarlos siempre con un asidero para mayor seguridad.

Un baño accesible y seguro

La mampara garantiza un espacio de entrada amplio y seguro a la bañera y al plato de ducha, y no hay riesgo de que se desprenda. A la hora de elegirla, ten en cuenta que será más resistente cuanto más grueso sea el cristal. El óptimo es el de 6 mm, que garantiza una apertura ágil y sin trompicones. Todas las mamparas que encontrarás en LEROY MERLIN están fabricadas en vidrio templado de seguridad. Los rodamientos dobles aseguran una apertura suave y silenciosa. 

Un baño accesible y seguro

Un lavabo amplio y con el borde fino, colocado a la altura adecuada, garantizará una total accesibilidad. Será más cómodo de usar para las personas de más edad si, además, incorpora un grifo monomando con maneta clínica y asideros en L para acercarse a él con mayor facilidad.

La altura del inodoro y del bidé puede ser un inconveniente para las personas mayores, con más dificultades para agacharse y levantarse. Una buena opción es recurrir a modelos suspendidos, que pueden instalarse a la altura deseada al tiempo que ahorran espacio. Lo ideal es que estén entre 45 y 50 cm, algo por encima de los modelos estándares. También puedes colocar un alzador para aumentar la altura de estos sanitarios. Un asidero junto a él hará más fácil el movimiento de sentarse y levantarse.

Un baño accesible y seguro

Los pequeños de la casa se adaptarán sin problemas al inodoro con un asiento adaptable a su tamaño y un escalón que les ayude a subir. Para controlar la apertura de la tapa y evitar que arrojen objetos dentro del sanitario, puedes colocar un seguro de apertura.