Una casa segura y confortable para tus padres

Por Leroy Merlin

Renovar el cuarto de baño, adaptar tu casa a las necesidades que puedan tener los miembros de tu familia, o acondicionar el hogar de tus padres, son circunstancias habituales en la vida. Es fundamental la adaptación del hogar a modo preventivo para crear una vivienda segura para toda la familia.

Solo tienes que ser un poco previsor y práctico. Si realizas pequeños cambios en casa, conseguirás que sea más segura y confortable el día de mañana. Desde instalar automatismos o modificar la iluminación, a cambiar la bañera por un plato de ducha…

LEYENDA

  1. En el baño. Ganar seguridad en el cuarto de baño es esencial para evitar peligrosos resbalones y caídas. Se consigue fácilmente con barras, asideros y otros recursos.
  2. En la cocina. Configurar la cocina en forma de L o en paralelo garantiza puntos de apoyo seguros. La protección contra incendios y los detectores de fugas añaden un plus de confianza.
  3. En el salón. Una buena iluminación, con luces puntuales, sillones adecuados y un suelo libre de obstáculos contribuyen al confort y la seguridad.
  4. En el exterior. En el jardín y el huerto son claves un suelo antideslizante, muebles confortables y poder trabajar con las plantas sin esfuerzo.
  5. En el dormitorio. Una cama accesible para levantarse sin dificultad y tener todo a mano son imperativos.
Una casa segura para tus padres

Adecúa la instalación eléctrica

  • Interruptores. Lo primero es asegurarte de que los interruptores son abundantes y están al alcance y en lugares estratégicos, como el principio y el final de una escalera un pasillo, en el cabecero de la cama y a la entrada de todas las habitaciones. Lo mejor es que sean conmutados para permitir el encendido y apagado desde varios puntos. Si además son fosforescentes o cuentan con un testigo luminoso serán aún más fáciles de localizar.
  • Enchufes. También deben estar al alcance y ser suficientes para evitar alargadores. Conviene que no estén ni muy bajos ni muy altos.
  • Cables. No deben estar en lugares de paso para evitar tropiezos.
  • Buena iluminación. Un mayor nivel de iluminación general mejora la seguridad y el confort. Lo mejor es completarla con iluminación específica en los espacios que más usan tus padres. Las fuentes de luz orientables evitan los deslumbramientos y, si son de intensidad regulable, permiten adaptar el grado de luminosidad a las necesidades de cada momento.
Una casa segura para tus padres

Con los automatismos es más fácil

  • Automatismos. Accionar las cortinas o subir y bajar a las persianas son tareas cotidianas que resultan mucho más sencillas si están automatizadas. Los automatismos facilitan el día día a las personas mayores. Existen dispositivos que permiten incorporar un motor para accionarlos con solo apretar un botón.
  • Sistemas automáticos de encendido y apagado de luces. También son muy recomendables. Los hay que cuentan con un temporizador y se apagan solos, o bien se puede instalar detectores de presencia, que encienden las luces cuando pasa alguien y se apagan cuando no hay movimiento. Son muy útiles en las zonas de paso.

Instala barras de apoyo

Las barras de apoyo son aliadas imprescindibles para evitar accidentes. Se deben colocar en todos los pasillos y en lugares estratégicos como junto a la cama o en el acceso a la terraza o en el jardín. Existen muchos diseños que se adaptan perfectamente a cualquier decoración.

Señaliza las escaleras y facilita la apertura de puertas

  • Señalizaciones. Si en la casa hay escaleras, además de proporcionarles una buena  iluminación, debes tener en cuenta que los escalones sean cómodos y esté bien señalizados. También se pueden colocar tiras adhesivas antideslizantes, que evitan los resbalones y caídas.
  • Pasamanos. Conviene instalar pasamanos para facilitar la subida y la bajada de las escaleras.
  • Sistemas de apertura cómodos. Las puertas deben contar con sistemas de apertura sencillos y fáciles de accionar.
Una casa segura para tus padres