Dormitorios infantiles: decora según su edad

Por Leroy Merlin

Los dormitorios infantiles son espacios que han de ir acorde con el crecimiento de los niños que las ocupan. Cuando es bebé, necesita un ambiente que asegure su descanso y donde puedas cambiarle cómodamente. Más adelante empieza a necesitar una zona de juego y durante la adolescencia quiere que su habitación refleje su personalidad, que sea su refugio. ¿Y si es una habitación compartida? En cada edad, tus hijos tienen unas necesidades concretas. Su cuarto debe adaptarse a ellas pero con una decoración con la que todos os sintáis cómodos.

En LEROY MERLIN sabemos que en la planificación de una habitación entran en juego muchos factores, que hay que pensar en la decoración pero también en la funcionalidad. Te mostramos algunos consejos para decorar habitaciones infantiles dependiendo de cada franja de edad. 

Habitación infantil

Diseña y decora una habitación a su medida, acorde a su personalidad

Ver productos

1. El cuarto del bebé: una atmósfera relajante

La habitación del bebé debe ser cómoda para ti y para él. Lo más importante es que garantice su descanso. No necesita demasiados muebles, de hecho, basta con una cuna, una silla o butaca en la que sentarte para darle el pecho o dormirle y, eso sí, espacio para guardar su ropita, pañales y demás accesorios. Es importante que elijas colores suaves para crear un espacio que invite al descanso.

El papel pintado juvenil es un elemento que ayudará mucho a crear esa atmósfera que buscas. O también puedes hacer tu propio diseño. Con la ayuda de cinta de carrocero, puedes crear en la pared principal unas montañas y unas nubes, y completar el diseño colocando algunas baldas en las mismas tonalidades. Usa los complementos para personalizar el espacio: una bonita lámpara de mesa, algunos stickers por las paredes y una cálida alfombra en la que le verás aprender a gatear.

Los armarios modulares Spaceo de LEROY MERLIN te permiten elegir los módulos en función del espacio del que dispongas y organizar la distribución interior según las necesidades que tengas. Para tu bebé, bastará con algo de espacio para la ropa colgada, estantes y cajones o cestas en las que guardar zapatos, camisetas, bodies y pañales. Lo mejor es que puedes personalizar los frentes exteriores e interiores con los tiradores que más te gusten. Y cuando crezca y necesites más espacio, solo tienes que quitar una de las barras, reorganizar los accesorios interiores y el armario del bebé se convertirá en el de tu niño más mayor.

Una habitación para cada edad

2. Un cuarto de juegos divertido y práctico

Puede que tengas una habitación extra que quieras acondicionar como cuarto de juegos y que además disponga de una cama o canapé por si se queda algún amigo de tu peque a dormir. En este espacio debe haber sitio para descansar, leer y jugar. Por ello, puedes optar por colores neutros como grises y azules que le darán un resultado muy actual a la habitación. Escoge tres colores máximo y úsalos también en el estor de la ventana y para vestir la cama. ¡Que no falten cojines de diferentes tamaños!

Para organizar juguetes, cuentos, pinturas, pelotas y otros muñecos, puedes utilizar cajas de madera o cajones y crear con ellas un mueble, apilándolas. O si lo prefieres, otra opción es disponer algún baúl o estanterías decorativas de Spaceo Kub para mantenerlo todo en su sitio. La diversión y el orden son compatibles.

Además, puedes darles una zona creativa de diversión, ya sea un tipi donde pasar el rato jugando y dejando volar la imaginación o un columpio creado con un tablero y cuerda gruesa. Solo tienes que instalarlo del techo y dejar que se balancee.

Hazlo tú mismo

Aprende cómo hacer un tipi infantil para tus hijos

Ver paso a paso

3. Una habitación infantil con toque Disney 

Si tu hijo es de los que sigue cada aventura del ratón más famoso del mundo, ¿por qué no darle el capricho de decorar su habitación inspirada en él? En LEROY MERLIN encontrarás todo lo necesario para renovar la imagen de su cuarto sin cambiar ningún mueble.

Juega con los textiles de la cama. Una buena funda nórdica con diseños llamativos y coloridos le resguardará del frío y le hará dejar volar su imaginación. Las cortinas de las ventanas y alfombras pueden complementar la imagen global del dormitorio. Con estos cambios más algún cuadro o lámina, la habitación parecerá otra. 

Si te apetece también cambiar el color de las paredes, es el momento de hacerlo. Combina la pintura con alguno de los papeles pintados de la colección, inspirados en los motivos del ratón de Disney.

Una habitación para cada edad

4. Habitación compartida: juntos mientras crecen

Muchas veces, a los hermanos y hermanas les toca compartir habitación, lo cuál es doble reto ya que ha de ser un espacio que guste a todos por igual. Para ello, una opción infalible es crear una habitación para dos con mucho color. Los textiles, paredes y complementos juegan un papel muy importante en estos proyectos.

Las camas nido o literas son una opción práctica y decorativa que viene muy bien en estos casos. Aunque si dispones de una habitación grande, dos camas individuales serán la solución. Es importante darle a cada uno su espacio, por lo que las mesitas de noche serán las grandes aliadas de cada niño.

Es importante aplicar el juego de colores en la decoración general del dormitorio, desde los complementos textiles hasta las paredes. Para crear unidad, puedes combinar el estor con el cabecero o con la alfombra, creando contrastes con el color de las paredes. Así conseguirás un proyecto redondo a nivel decorativo. ¿De qué depende elegir cortina o estor? ¡Es cuestión de gustos! En LEROY MERLIN sabemos la importancia que tienen los textiles y encontrarás una amplia gama para elegir, desde estores ya confeccionados a otros a medida. En colores lisos o estampados, enrollables o plegables, y también cortinas y visillos. Solo debes tener en cuenta que si debajo de la ventana colocas un escritorio, el estor es más práctico.

Una habitación para cada edad

5. Una habitación a medida para los preadolescentes

¿Por qué no crear un mundo a su tamaño? Y a la medida de sus necesidades y del espacio con el que cuentes. Los muebles a medida son una opción idónea para rentabilizar los metros. Un frente con armario, una zona de descanso y otra de estudio. Por el diseño, cada área está delimitada.

La cama es la gran protagonista de una habitación de preadolescente. Puedes realizar una estructura con madera a la medida del colchón, centrarla en la pared más larga de la habitación y aprovechar el hueco que queda hasta una de las paredes para organizar el armario. El otro elemento indispensable es el escritorio para sus horas de estudio. Este ha de estar compuesto por una mesa de trabajo práctica y una cómoda y ergonómica silla y un flexo que alumbre bien. No te pierdas la selección de nuestros expertos sobre las mejores mesas de trabajo y los mejores flexos. Seguro que te ayudan con tu elección.

Una habitación para cada edad

6. ¡Cómo ha crecido! El rincón del adolescente

Tu hijo se ha hecho mayor y quiere que la habitación refleje sus gustos. ¿Amante de las olas? Dale ese aire surfero a su cuarto y no habrá quién lo saque de allí. Lo importante es que no falte ningún detalle. En LEROY MERLIN tienes todo lo necesario a tu alcance, solo tienes que sacar tu lado más creativo.

Puedes darle una cama original realizada con palés y un cabecero do it yourself en forma de cabeza de tiburón, paredes pintadas en el azul del mar, zona de estudio, armario, estantes en las paredes realizados con cajas de madera y decoración de pared muy evocadora. Para los muebles de mayor tamaño, como cama, escritorio, armario y estantería, la combinación de blanco y madera natural será un gran acierto.

Para los complementos, como la silla y el flexo, puedes combinar colores fríos muy ligados al mundo del agua. Una idea: pinta las baldas en el color de la pared para integrarlas. Fíjate en el bonito contraste que se crea con la pared y los marcos de los espejos en madera. Y es que una pared es un elemento idóneo para dar estilo y personalidad, escoge láminas y cuadros, algún espejos y combínalos de este modo.

Tan importante como el armario es incorporar a la habitación muebles para mantenerla en orden. Que no falte una buena estantería en la que organizar libros y colecciones y guardar otros detalles de menor tamaño en cajas que garantizarán el orden visual.

Una habitación para cada edad