Ventanas: la importancia del perfil

Por Leroy Merlin

¿Cómo saber si una ventana es la ventana que necesitas? Conviene tener en cuenta todo: el perfil, el vidrio, los herrajes y la persiana (si quieres que la tenga). Aquí te contamos las claves para elegir el perfil.

Aislamiento térmico y acústico

¿Cómo consigue el frío o el calor pasar a través de una ventana? Habitualmente se piensa que es solo por los cristales. Sin embargo, los perfiles también intervienen.

Ventanas, la importancia del perfil

Por ello, para determinar la capacidad aislante de una ventana, se tiene en cuenta tanto la superficie acristalada (alrededor del 70% del total) como la que ocupan los perfiles (30% aproximadamente).

En cuanto al material del perfil, el que ofrece mejor aislamiento térmico es el PVC, seguido por la madera y el aluminio con rotura de puente térmico (RPT). Por último, el aluminio sin RPT que no ofrece ningún freno a la temperatura.

Ventanas, la importancia del perfil

Si tu prioridad es el aislamiento acústico, la madera y el PVC son las mejores opciones.

  • PVC. Es un material plástico, no conductor, por tanto es un gran aislante ante el frío y el calor. Para reforzar aún esta capacidad, los perfiles incluyen en su interior cámaras de aire: cuantas más tenga, mejor aislante será.
  • Madera. Es un aislante natural, con buen comportamiento térmico y acústico. Recuerda, que la madera es un material que requiere mayor mantenimiento y sus propiedades pueden verse más afectadas por el paso del tiempo, la lluvia, la exposición al sol, etc.
  • Aluminio. Como el aluminio es un material altamente conductor del frío y del calor, por sí solo no es un buen aislante. Por ello, se le incorpora una rotura de puente térmico (RPT). Es decir, se introducen materiales (poliamida con fibra de vidrio) en su interior que mejoran notablemente la capacidad aislante del perfil y, por tanto, de la ventana.
  • Perfiles mixtos. Combinan las ventajas de dos materiales. Por ejemplo: madera o PVC en el interior y aluminio en el exterior. Así se consigue un gran aislamiento y, a la vez, las posibilidades de personalización y diseño del aluminio.

Mantenimiento

Siempre es necesario un mantenimiento y buen uso para garantizar las prestaciones de la ventana. Sin embargo, tanto el aluminio como el PVC son materiales con una larga vida útil sin apenas mantenimiento. Para limpiar los perfiles, basta con pasar una bayeta humedecida en agua y jabón neutro. 

Por el contrario, los perfiles de madera necesitan más mantenimiento. Esto depende del tipo y calidad de la madera, de los tratamientos que se incorporen en el proceso de fabricación y también del clima.

Ventanas, la importancia del perfil

Estética

El aluminio es el material que permite una mayor personalización. Sin embargo, los perfiles de PVC también se fabrican en distintos colores, incluida la imitación de diversos tipos de madera. Con ambos materiales, se pueden combinar dos acabados distintos: por ejemplo, blanco para el interior y embero para el exterior. Así puedes cumplir con las normas de tu comunidad de vecinos y, a la vez, elegir el color que mejor vaya con tu decoración.

¿Quieres que el perfil ocupe el mínimo espacio posible para que destaque al máximo la superficie acristalada y además tener mayor entrada de luz? Hay perfiles de aluminio con diseños más finos.

Ventanas, la importancia del perfil

Si optas por la madera, las variedades más comunes son el pino o el iroko: adecuados para ambientes rústicos o clásicos. Además, pueden personalizarse con lasures y pinturas de color.

Mismo material, distintas calidades

Dos ventanas del mismo material y aspecto similar pueden ser muy diferentes. Por ello, conviene mirar las características técnicas: así puedes comparar distintas ventanas. Estos datos deben estar avalados por ensayos que realizan los fabricantes. 

Por ejemplo, los perfiles de PVC se someten a pruebas de aislamiento térmico, soldadura, envejecimiento, estabilidad del color, espesor de las paredes principales, la resistencia al impacto o a la resistencia de los diferentes climas.

Algunas claves que marcan la diferencia en perfiles de PVC:

  • Resistencia a los cambios bruscos de temperatura. La “S” indica que la ventana está preparada para una climatología severa, algo indispensable en España.
  • Cámaras interiores. La cantidad, forma y disposición de las cámaras interiores cumplen un papel importante en el aislamiento.
  • Juntas. La cantidad, forma y material de las juntas influyen en el aislamiento y hermeticidad.
  • Grosor del perfil. Condiciona el grosor de los vidrios que se pueden incorporar. 
  • Estabilidad del color y resistencia de los foliados. La formulación y procesos de foliado garantizan que con el paso del tiempo no se pierde el color.
Ventanas, la importancia del perfil

Algunas claves que marcan la diferencia en perfiles de aluminio con RPT:

  • Espesor de la RPT (poliamida con 25% de fibra de vidrio). Es determinante en la efectividad del aislamiento. 
  • Grosor de las paredes de aluminio. Cuanto más gruesas, mayor dureza, rigidez y resistencia tiene el perfil.
  • Cámaras por la parte interior y exterior. Ayudan a dar robustez a la ventana y aportar mejor sujeción y asilamiento en la unión de los perfiles.
  • Herrajes. Los perfiles con herrajes de canal europeo (equivalentes a los que llevan las ventanas de PVC) permiten una mayor regulación que los de canal 16. Además, tienen una mejor hermeticidad y estanqueidad. Y, por lo general, ofrecen más suavidad en el uso.
Ventanas, la importancia del perfil