Ventiladores de techo: aire fresco por muy poco

Por Leroy Merlin

Los ventiladores de techo son una solución económica y fácil de instalar para sofocar las altas temperaturas sin notarlo en el gasto.

Si vives en una zona con veranos no muy calurosos, en un piso de alquiler o simplemente quieres una solución muy económica, un ventilador es la mejor elección para refrescar una estancia. Estos aparatos reducen la sensación térmica a través de corrientes de aire generadas por aspas que rotan. Suelen contar con función verano e invierno y muchos de ellos incluyen luz, con lo que sirven también de lámpara. 

Ventiladores de techo: aire fresco por muy poco

Para elegir el ventilador debes tener en cuenta la superficie de la estancia. Las habitaciones a partir de 15 mnecesitan un ventilador de como mínimo 106 cm de diámetro para mover mayor cantidad de aire con menos revoluciones.

Ventiladores de techo: aire fresco por muy poco

Los motores de corriente continua o DC, que poco a poco se van popularizando, son más silenciosos y consumen mucho menos —hasta un 60%— que los convencionales de corriente alterna o AC. 

Ventiladores de techo: aire fresco por muy poco

Los ventiladores también mejoran la eficiencia de la calefacción. La posición de invierno del aparato, que podemos accionar con un interruptor o palanca, invierte el giro de las aspas y mueve hacia abajo el aire caliente acumulado en el techo. Una sencilla forma de mejorar la calefacción y de ahorrar en el consumo.