Ventiladores de techo: descubre sus ventajas y usos

Por Leroy Merlin

Los ventiladores de techo son una opción económica y fácil de instalar para refrescar una habitación, frente a otras soluciones de climatización. Entre sus ventajas destacan su bajo consumo y la posibilidad de refrescar también el exterior de la casa. Todos los modelos cuentan con función invierno/verano y la mayoría incorporan luz. Algunos modelos incorporan también otras funciones especiales.

Si vives en una zona con veranos no muy calurosos, en un piso de alquiler o simplemente quieres una solución muy económica para refrescar una habitación de tu casa, la terraza o el jardín, un ventilador de techo es la mejor elección.

Los ventiladores de techo son una opción muy práctica para contar con aire fresco en verano sin la necesidad de hacer una gran inversión. Además, son muy fáciles de instalar, prácticamente como cualquier lámpara de techo. Hay ventiladores para todos los gustos, con diseños muy variados, diferentes tipos de encendido y características muy variadas.

Ventiladores de techo: descubre sus ventajas y usos

Funciones muy prácticas

Los ventiladores de techo reducen la sensación térmica a través de corrientes de aire generadas por aspas que rotan. Además de la función ventilador, estos aparatos incorporan cada vez más prestaciones.

  • Función verano e invierno. Es muy útil para mejorar la eficiencia de la calefacción en invierno. Al invertir el giro de las aspas, éstas consiguen mover hacia abajo el aire caliente acumulado en el techo.
  • Iluminación. Hoy en día la mayoría de los modelos de ventiladores incluyen luz, con lo que cumplen también la función de lámpara. Como sucede con otras luminarias, puedes optar por aparatos con casquillo para que puedas colocar la bombilla que prefieras y sustituirla cuando quieras; o bien, por los       que llevan una bombilla LED integrada. Algunos modelos permiten también regular la intensidad de la luz.
  • Aspas reversibles. Algunos modelos llevan aspas reversibles con un diseño diferente a cada lado, para poder combinarlos mejor con la decoración de la estancia donde se vaya a colocar.
Ventiladores de techo: descubre sus ventajas y usos

Fíjate en las aspas y el motor

Antes de elegir un ventilador de techo, debes tener en cuenta la superficie de la estancia donde lo vas a colocar. A mayor superficie, mayor debe ser el tamaño de las aspas. Las habitaciones a partir de 15 m2 necesitan un ventilador de como mínimo 106 cm de diámetro para mover mayor cantidad de aire con menos revoluciones.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de motor del aparato. Los motores de corriente continua (DC), que poco a poco se van popularizando, son más silenciosos y eficientes, ya que consumen mucho menos —hasta un 60%— que los convencionales de corriente alterna (AC).

SI piensas colocar el ventilador de techo en un espacio ubicado en el exterior de la vivienda, como una terraza, un porche, o una pérgola en el jardín, conviene que elijas uno con la protección IP adecuada. Lo recomendable para uso exterior es que sea IP44. 

Ventiladores de techo: descubre sus ventajas y usos

Mejora la eficiencia de la calefacción

Los ventiladores de techo no solo nos proporcionan sensación de frescor durante las épocas de calor, sino que también nos ayudan a mejorar la eficiencia de la calefacción en invierno. Esto se consigue gracias a la posición de invierno del aparato, que podemos accionar mediante un interruptor o palanca.

Lo que se consigue es invertir el giro de las aspas para mover hacia abajo el aire caliente acumulado en el techo. Una sencilla forma de mejorar la calefacción y de ahorrar en consumo energético.

Esta prestación es especialmente útil en habitaciones con los techos muy altos, que son más difíciles de calentar porque el calor tiende a subir.