Verano en tu jardín

Por Leroy Merlin

Para que tu jardín esté frondoso y se mantenga libre de sano con la llegada del calor, es necesario que aumentes la frecuencia de riego y tomes ciertas medidas contra la proliferación de plagas y enfermedades.

Con la llegada del calor, tu jardín te ofrece todo un mundo de posibilidades para disfrutar y, a cambio, solo te pide unas pocas cosas: deberás aumentar la frecuencia del riego y buscar una mayor protección contra las plagas, ya que las altas temperaturas favorecen su proliferación.

¡Aprovecha el buen tiempo para sacarle todo el jugo a tu jardín!

Césped: cuídalo y protégelo

El sol es necesario para tus plantas, pero en verano también puede convertirse en un peligro para ellas. Para proteger tu césped, empieza cortándolo una vez a la semana o cada diez días en el mes de junio y, a medida que suban las temperaturas, deja la hierba más alta para mantener la humedad y protegerlo del calor. En julio, ayúdalo a reponerse aportando nutrientes al terreno con un abono de liberación lenta.

Verano en tu jardín

Elige tu cortacésped

Los eléctricos ofrecen un buen rendimiento para espacios pequeños, los de batería tienen una gran autonomía, son muy silenciosos y no requieren mantenimiento, y los de gasolina te ahorrarán más trabajo si tienes una gran extensión de terreno.

Césped: aumenta el riego

Con la subida de las temperaturas, recuerda que tu césped necesitará que lo riegues a diario, para lo que te recomendamos instalar un sistema de riego enterrado por aspersión automático: la solución más cómoda y eficiente. Con él podrás ajustar el momento y el tiempo de riego a cualquier zona de tu jardín, por lo que ahorrarás agua y te asegurarás un reparto hídrico más homogéneo en todo el área de riego. Además, al estar ubicado bajo tierra, es un sistema discreto y estético, que podrás programar según tus necesidades para que riegue cuando tú no estés.

Verano en tu jardín

Partes de un sistema de riego enterrado

Descubre todos los elementos de este sistema de riego y conoce los dos tipos de emisores que existen:

Difusores: emiten una cortina continua de agua, cuyo ángulo de difusión es regulable de 0° a 360°. Proporcionan un riego continuo y uniforme, lo que hace que necesites regar menos tiempo.

Aspersores o turbinas: lanzan un chorro de agua giratorio, que recorre un ángulo regulado manualmente (entre 0° y 360°) y, una vez finalizado este, vuelve a empezar. Para superficies de grandes dimensiones, ya que tienen mayor alcance.

Árboles y arbustos: poda los arbustos, setos y trepadoras

Esta es una buena época para eliminar ramas secas y las flores marchitas de los arbustos que hayan florecido en primavera, ya que la poda en verano tiene la ventaja de que los cortes cicatrizan más rápido. Espera a mediados de agosto para podar las coníferas y aprovecha para dar un nuevo aire a tu jardín recortando y dando forma a tus setos y trepadoras. En el caso de estas últimas, recuerda revisar sus sujeciones y comprobar que, con el crecimiento de estos meses, no estén obstaculizando tu sistema de riego.

Verano en tu jardín

Elige tu cortasetos

Ten en cuenta las siguientes características:

  • Longitud de la espada: cuanto más larga, mayor será el corte de una pasada.
  • Separación entre dientes: a mayor separación, mayor poder de corte, algo fundamental si las ramas son gruesas.
  • Potencia: los más potentes son los de gasolina y, aunque el motor necesita mantenimiento, tienen un gran poder de corte. Los de batería tienen una gran autonomía, son silenciosos, ligeros y no requieren mantenimiento.
Verano en tu jardín

Plantas y flores: riégalas más y protégelas frente a las plagas

Anímate a podar los tallos ya florecidos de tus hortensias y rosales: así aparecerán brotes nuevos y más fuertes. En agosto, recuerda dejar de abonar las plantas en flor y vigilar la aparición de insectos y plagas que suelen proliferar en esta época, como la polilla del geranio o la mosca blanca.

Aumenta la frecuencia de riego de tus plantas para protegerlas del calor: si instalas un sistema de riego automático por goteo podrás ahorrar hasta un 40% de agua de riego. Además, son muy fáciles de instalar y hacen a tus plantas más resistentes a la sequía, al liberar el agua poco a poco y directamente a las raíces.

Verano en tu jardín

Descubre los beneficios del acolchado

Cubrir el suelo con una capa de material orgánico (corteza de pino) o inorgánico (gravilla, marmolina, tierra volcánica…) de entre 5 y 15 cm de espesor te reportará muchos beneficios.

  • Reduce la pérdida de humedad por evaporación. Así, tendrás que regar menos y ahorrarás agua.
  • Regula la temperatura y protege a las raíces del calor y el frío del exterior.
  • Evita que el sol y el viento erosionen el suelo de tu jardín.
  • Impide que crezcan malas hierbas y otras plantas no deseadas.
  • Enriquece el suelo a medida que se descompone.
  • Cumple una función estética, embelleciendo el jardín.
Verano en tu jardín

Huerto: siempre hortalizas de otoño

En el huerto, siembra las variedades de otoño e invierno, recoge las cosechas de temporada y, a la hora de regarlo, recuerda que las hortalizas prefieren el agua con moderación. Por otra parte, no olvides que todo huerto es una tentación para los pájaros: instala una malla de protección para evitar que se coman tus semillas y retírala cuando los brotes ya estén crecidos.

Verano en tu jardín

Elige lo que vas sembrar este verano

  • Acelga
  • Alcachofa
  • Brócoli
  • Calabacín
  • Coles
  • Coliflor
  • Puerro
  • Lechuga
  • Pepino
  • Zanahoria

Y recuerda recoger las cosechas de temporada

  • Berenjena
  • Cebolla
  • Melón
  • Pimiento
  • Sandía
  • Tomate