Baja2 Pasos

 

 

Monta una estantería con cuerdas y madera maciza

Cuerdas y madera: dos materiales que siempre combinan bien y aportan un aire marinero y rústico. Esta estantería dará personalidad a cualquier rincón de tu casa. Además, es muy sólida y resistente y su montaje es sencillo, proporcionando un acabado perfecto. ¿Qué más se le puede pedir a una estantería? 

¿Qué vamos a hacer?

Te lo explicamos paso a paso

RESULTADO

¿Te gustaría tener una estantería tan bonita?

Estos estantes colgantes están en plena tendencia decorativa porque combinan con multitud de estilos: en estancias naturales, bohemios, industriales, minimalistas, nórdicos, estilos hygge...

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

 

Paso 1

Cómo taladrar los agujeros para las cuerdas de la estantería

El mayor atractivo de esta estantería es sin duda su original montaje. Los tableros de madera maciza con canto frontal en bruto (un detalle muy natural) van perforados en las esquinas. Las cuerdas pasan por los agujeros y soportan los tableros con sólidos nudos. El propio peso de la madera refuerza los nudos y tensa las cuerdas para crear un diseño perfecto.

1.1. Con el transportador de ángulos de la escuadra, haz marcas a 45º en las dos esquinas del canto recto del tablero de 80 cm más estrecho.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

1.2. Traza una diagonal desde la esquina hasta la marca y señala 4 cm sobre la diagonal. Haz lo mismo en ambas esquinas.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

1.3. Para las esquinas del canto rústico, ve al lado más estrecho del tablero. Marca la diagonal y señala los 4 cm, como antes. Apoya la escuadra en el extremo y traza una recta que pase por la marca de los 4 cm. Prolonga la recta hasta el otro extremo del tablero con un listón recto o una regla larga.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

1.4. Taladra las esquinas marcadas con una broca para madera nº 14. Haz agujeros pasantes, es decir, que traspasen todo el tablero. Utiliza este tablero como plantilla para marcar los agujeros en las esquinas de los otros tableros.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

1.5. Coloca el tablero de 60 cm sobre uno de 80 cm. Alinéalos y marca los agujeros del extremo. Taládralos también.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

1.6. Lija los tableros a fondo para borrar las líneas de lápiz y quitar los desperfectos. Trabaja también en los cantos rústicos para eliminar astillas.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

1.7. Protege la madera con dos manos de barniz acrílico incoloro mate.

Paso 2

Colgar la estantería de las cuerdas

Cuando vayas a colgar la estantería de la pared, procura no hacerlo en tabiques de yeso laminado: es posible que pese demasiado. Calcula la altura de los colgadores de manera que puedas llegar al estante superior sin problemas: por ejemplo, a 210 cm del suelo. Nosotros hemos calculado una distancia de 30 cm entre los colgadores y la balda superior (y entre baldas), pero puedes adaptarla a tus gustos y necesidades.

2.1. Mide la distancia entre los agujeros de una de las baldas de 80 cm. Fija un colgador a la pared a la altura adecuada y pon el otro a la distancia que has medido. No olvides comprobar antes que están nivelados.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.2. Para cortar la cuerda sin que se deshaga, antes cúbrela con cinta de carrocero ancha. Aprieta bien. Corta 2 trozos de 5 m con unas tijeras fuertes o unas tijeras de podar pequeñas. Corta otros dos trozos de 1 m y resérvalos.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.3. Dobla los cabos de 5 m por la mitad y haz un nudo con lazo en cada doblez. Tira bien para apretar.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.4. Coloca los dos nudos en los colgadores que has fijado en la pared.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.5. Para montar la estantería necesitarás ayuda. Insertad los cabos de la cuerda por los agujeros de una de las baldas de 80 cm. 

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.6. Con el nivel, comprueba que el tablero está nivelado a lo largo y en profundidad. Anuda las cuerdas por debajo de la balda. Pide a tu ayudante que sujete los otros cabos mientras vas anudándolos. Cuando termines de anudar, corrige el nivel de la balda apretando o aflojando ligeramente los nudos y coloca la otra balda.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.7. Coge los cabos de 1 m y haz un nudo en uno de sus extremos. Mete los cabos por los agujeros libres de la balda inferior; inserta estos cabos y los de la derecha de la estantería por los agujeros de la balda de 60 cm.

Cuelga una estantería sin tornillos ni uniones

2.8. Nivela bien la balda y anuda los cabos, apretando bien. El peso de los propios estantes apretará los nudos y estabilizará la estantería. Corta los restos de cuerda y quita la cinta de carrocero.

Materiales y herramientas