Decora un mueble con chalk Paint

Baja5 Pasos

Recicla y da una nueva vida a tus muebles decorándolos con chalk paint. Con esta pintura especial conseguirás dar un efecto tiza de envejecido natural a tus muebles y el ansiado estilo vintage, que evoca el paso del tiempo.

 

La madera es el material por excelencia y perfecto para ser pintado con chalk paint, aunque también se puede aplicar sobre metal, cerámica, melamina, vidrio y paredes, pero siempre en muebles y objetos de interior.

El chalk paint se ha convertido en el aliado perfecto de los amantes de la decoración para personalizar y dar un toque renovado y actual a tus viejos muebles.

¿Qué vamos a hacer?

Te lo explicamos paso a paso

Paso 1

Aplica la capa más oscura de pintura

La gran ventaja de la pintura a la tiza es que no tienes que lijar el mueble antes de comenzar a trabajar sobre él. Debes saber que el chalk paint contiene yeso y, este componente, la convierte una pintura densa con la que cubrirás la veta de la madera.

Remueve bien la pintura antes de utilizarla: este consejo es válido para todas las capas que apliques.

Decora un mueble con chalk Paint

Directamente da con rodillo o brocha la primera capa de pintura por todo el mueble.

 

Paso 2

Aplica la capa intermedia de pintura a la tiza

Tienes que esperar el tiempo recomendado por el fabricante entre una capa y otra. La pintura chalk seca en 30 minutos, pero tendrás que esperar 1 hora para que esté verdaderamente lista para poder dar una otra capa.

Una vez seca la primera capa, pinta la segunda capa con otro color distinto.

Decora un mueble con chalk Paint

Una vez seca la segunda capa, extiende una tercera capa de otro color.

 

Paso 3

Lija el mueble 

Una vez seca la pintura, desgasta con la lana de acero. Así conseguirás dejar ver las diferentes capas y texturas y el acabado resultará tan suave y delicado como se presupone al estilo vintage.

Decora un mueble con chalk Paint

Retira el polvo de toda la superficie con un paño húmedo.

 

Paso 4

Personaliza el mueble con dibujos

Dibuja unas siluetas con un lápiz y coloca cinta de carrocero siguiendo el dibujo realizado a mano.

 

Paso 5

Decora el mueble

Desgasta la pintura del espacio que queda dentro de la cinta para lograr las figuras dibujadas.

Si lo deseas puedes aplicar una protección final con barniz o cera de acabado, muy recomendable para proteger la nueva pintura de tu mueble y garantizar su durabilidad.

Decora un mueble con chalk Paint

El barniz es más resistente y puedes elegir entre tres acabados: mate, satinado o brillante. Por su parte, la cera es más sensible a los roces y los golpes, por lo que se recomienda para objetos decorativos sin mucho uso, e imprime al mueble un acabado mate.

Tanto si optas por aplicar barniz como si eliges la cera, debes aplicarlos en pequeñas cantidades y extendiéndolos muy bien sobre toda la superficie para evitar un leve efecto blanquecino del mueble.

 

Materiales y herramientas

  • Rodillo
  • Pinceles
  • Brochas
  • Cubeta
  • Cinta de carrocero
  • Lana de acero