Cómo elegir discos de amoladora

Las amoladoras, cuyo nombre profesional es amoladora angular, también son conocidas popularmente como radiales. La amoladora es una herramienta que hace girar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco elegido se pueden realizar tareas de bricolaje diferentes, principalmente cortar, lijar y pulir.

Cómo elegir discos de amoladora

Aspectos generales de los discos

Cuestiones que debes saber sobre los discos de amoladoras:

Tan importante es tener una buena amoladora como disponer de discos de buena calidad, para que los cortes o la actividad que realices sean perfectos.

Cuanto más grande sea el disco más potencia de motor necesitará tener la máquina en la que se coloque.

Funciones

Los discos de amoladora están diseñados para realizar diferentes tareas de bricolaje. ¿Qué necesitas hacer con tu disco de amoladora?

  • Cortar: los discos de amoladora permiten hacer orificios en materiales cerámicos y porcelánicos. Muy usados para el corte de chapa, tubos, ángulos, cuadradillos. Son muy finos –entre 1 y 2 mm de grosor- por lo que se desgastan a los pocos trabajos.
  • Desbastar: quitar las partes más gruesas y los restos sobrantes del material de la superficie trabajada como, por ejemplo, en tareas de soldadura para rematar los bordes y que no corten.
  • Lijar y pulir: estos discos te permiten lijar y pulir el metal, aunque también pintura, piedra, madera… Todo dependerá del disco que escojas y del grano de lija elegido (hay discos normales o multiláminas para un lijado más profundo).
  • Cepillar y decapar: eliminar los restos de óxido de metales.
Cómo elegir discos de amoladora

Cambiando el disco puedes usar la amoladora para todas estas tareas.

Elige el diámetro adecuado para tu amoladora

A la hora de elegir un disco de amoladora debes tener en cuenta en qué herramienta vas a colocar el disco para realizar el trabajo, ya que cada amoladora usa discos de un diámetro de disco determinado: el diámetro del disco determina la profundidad de corte máxima que se puede realizar. Si el diámetro del disco es pequeño se gana en estabilidad y la anchura de corte es menor.

  • Las miniamoladoras (las más pequeñas) requieren un diámetro de disco de 115 o 125 mm. Estos discos son usados para tareas de bricolaje comunes. En este caso, un disco de 125 mm puede hacer un corte de 35 mm de profundidad. Las herramientas que usan este diámetro de disco son muy versátiles por su pequeño peso y gran manejabilidad.
  • Las amoladoras grandes emplean discos de un diámetro de 230 mm. Son aptos para trabajos más pesados y que requieren mayor potencia.

El material a trabajar

El material sobre el que trabajarás es fundamental para elegir el disco de tu amoladora; es imprescindible elegir el disco de sierra en función de la superficie sobre la que se va a trabajar (cerámica, metal, piedra, multimaterial…). Nunca uses un disco para otro material del que está recomendado.

  • Para metal existen discos que permiten cortar con espesores que oscilan entre los 0,8 mm y los 3 mm. Para el desbaste de superficies de metal hay discos específicos, normalmente de 6 mm.
  • Los discos de material blando y flexible se utilizan para el pulido y abrillantado de metales.
  • Para metales de construcción también existen discos apropiados para cortar o desbastar. Para cortar materiales más duros y hacerlo con mayor rapidez, se pueden utilizar discos de diamante, también conocidos como discos de vidia. Usos comunes: sobre tejas, terrazo, ladrillo y materiales de obra como hormigón, granito. También hay discos especiales para materiales porcelánicos como el porcelanato, cerámica, gres…
Cómo elegir discos de amoladora

Discos para trabajar sobre objetos de aluminio.

  • Para madera los discos de amoladora permiten decapar la madera. Ten en cuenta que las amoladoras no están diseñadas para serrar, así que lo que en realidad hacen en la madera es quemarla (gracias a la alta velocidad de giro con la funcionan) por lo que solo la podrías usar si no necesitas un acabado decorativo.
  • Hay discos multiusos, también llamados universales, válidos para todo tipo de materiales (cerámica, PVC, hierro, piedra…) que cubren las necesidades de corte y desbaste básicas sin necesidad de cambiar el disco al cambiar la tarea.
Cómo elegir discos de amoladora

Uso y mantenimiento

El cambio del disco en una herramienta es muy sencillo. Desenchufada la herramienta de la corriente eléctrica y pulsa el botón que bloquea el eje de la herramienta. A continuación desenrosca el disco y retíralo. Una vez cambiado por el nuevo y colocado en la dirección de corte que viene definido en el disco, hay que apretarlo y ajustarlo con la tuerca de sujeción de la herramienta para que no se mueva. Es muy importante que el disco esté bien ajustado para evitar que la hoja vibre y que el corte se desvíe y sea deficiente.

Es muy importante cuidar el lavado de las hojas para mantener la sierra en perfecto estado y que no se resienta su rendimiento en el corte. Hay que limpiarlas con un producto no abrasivo. No debes limpiar la hoja rascando con objetos puntiagudos ni objetos que deje deshechos. Por último, tienes que secar la hoja con un trapo suave.