Cómo elegir la cizalla perfecta: resistencia y versatilidad

Cortar una cadena, un alambre grueso, una plancha metálica, un candado, cables… Para todos estos usos necesitarás una cizalla. Pero, ¿sabes elegir cuál es la más adecuada? Aquí tienes las claves para acertar.

Cómo elegir una cizalla

¿Qué es una cizalla y para qué sirve?

Una cizalla es una herramienta resistente que sirve para cortar de forma manual piezas de metal, aunque también de plástico y de madera, de un grosor medio. Su forma es similar a la de unas tijeras de mango largo y tiene aplicaciones diversas, desde cortar enrejados y todo tipo de hierros, hasta usos en electricidad para el corte de cables gruesos.

Anatomía de una cizalla

Esta herramienta consta de varias partes diferenciadas. Destacan las mandíbulas o mordaza, la articulación y el mango. Las primeras han de ser duras para que no se deformen con la presión. Pueden ser más grandes o más pequeñas, en función del tamaño de la cizalla. Al final de las mandíbulas van las cuchillas.

La articulación de una cizalla está especialmente diseñada para aumentar la presión que ejercemos de forma manual.

En cuanto al mango debe ser resistente, antideslizante y ergonómico para facilitar el uso de la herramienta. De su longitud dependerá la fuerza que se puede ejercer con la cizalla. Es decir, con una herramienta de mango corto se podrá ejercer menos presión que con otra de mango más largo y, por tanto, se podrán cortar piezas menos gruesas.

Cómo elegir una cizalla

La calidad ante todo

A la hora de elegir una cizalla, conviene decidirse por un modelo de calidad. Para ello hemos de fijarnos en que las mandíbulas de corte sean duras y que la aleación de metal sea de calidad. De esta forma nos aseguramos de que la cizalla no se deformará por un exceso de presión a la primera de cambio. Las buenas aleaciones de metal vienen tratadas térmicamente para que sean más resistentes.

Cizallas neumáticas y a batería

Si vas a darle mucho uso a la cizalla, puede que te convenga elegir un modelo neumático. Son herramientas manuales pero funcionan por aire a presión. Su utilización es muy sencilla y te permiten cortar con mucha comodidad piezas bastante gruesas. También existen cizallas eléctricas que funcionan con batería, especialmente recomendados para cortes en materiales muy duros.

Cómo elegir una cizalla