Cómo elegir los medidores electrónicos

Los medidores electrónicos son pequeños dispositivos que sirven para medir con precisión distancias, voltajes, temperatura o humedad de materiales. 

Cómo elegir medidores electrónicos

Para medir distancias y calcular superficies y volúmenes

Los medidores de distancia permiten una medición más precisa y cómoda que con un flexómetro: basta situar el dispositivo en el punto de partida y disparar el puntero láser hacia el otro punto. Así se evita desplegar manualmente la cinta métrica o flexómetro, sujetar el extremo, contar con la colaboración de otra persona en mediciones largas, etc.

Además, algunos modelos ofrecen más funcionalidades:

  • Cálculo de áreas, superficies y volúmenes. Los medidores capaces de calcular superficies y volúmenes son muy prácticos para, por ejemplo, saber la cantidad de pintura o los rollos de papel necesarios para cubrir una pared.
  • Medición entre dos o más puntos lejanos. Los modelos que miden por triangulación permiten calcular la distancia entre dos puntos, sin necesidad de situar el dispositivo en uno de ellos (mediciones indirectas). Esto resulta imprescindible para mediciones entre puntos inaccesibles, por ejemplo en techos o fachadas altas o, incluso, en el interior de un armario.

¿Láser o ultrasonido?

Aunque a todos los medidores electrónicos se les suelen llamar “medidores láser” porque disponen de un puntero láser que sirve para señalar el objeto, en realidad los hay con dos sistemas de medición.

  • Por ultrasonido. El dispositivo emite una onda de sonido hasta el objeto y calcula la distancia entre dispositivo y objeto según el tiempo que tarda la onda sonora en regresar. El rango de medición suele estar limitado a unos 15 m. Además, los objetos cercanos (por ejemplo, los muebles de la habitación) pueden interferir en la medición.
  • Por láser. Con el láser no hay problemas de obstáculos, por lo que se consiguen mediciones más precisas. Los medidores láser son especialmente útiles para medir grandes distancias y se utilizan en construcción, decoración, etc.
Cómo elegir medidores electrónicos

Otros aspectos a tener en cuenta:

  • Alcance. Es la distancia máxima que puede medir el dispositivo.
  • Rosca para trípode. Útil para hacer mediciones en triángulo (función Pitágoras).
  • Índice de Protección (IP) contra el polvo y el agua. Para mediciones en exterior o lugares muy húmedos, se recomienda que el dispositivo tenga un IP adecuado. Una buena elección: IP 54.
  • Conexión Bluetooth. Para transferir los resultados de una medición al teléfono móvil o tableta e incorporarlos a fotos o planos. Funciona con aplicaciones (apps) del propio fabricante. 

Para medir temperatura

Los medidores electrónicos de temperatura se utilizan para detectar fugas de calor y puntos mal aislados en una vivienda. Pero también a la hora de cocinar, para, por ejemplo, conocer la temperatura exacta del aceite antes de freír, o del interior de la carne asada, de un pastel, etc. Los hay de dos tipos:

  • Por infrarrojos. Permite medir la temperatura sin necesidad de que el dispositivo haga contacto con el material. Es perfecto para puntos de difícil acceso o zonas peligrosas, como instalaciones eléctricas.
  • Con sonda. El termómetro incluye una sonda que tiene un sensor en la punta. La sonda se puede insertar o sumergir. Se utilizan tanto en la industria y el comercio, como en los hogares.

Para mediciones eléctricas

Estos medidores (también llamados tester) miden voltios, amperios… Son una herramienta imprescindible del electricista. Permiten conocer el voltaje exacto en instalaciones eléctricas, baterías, etc.  

Cómo elegir medidores electrónicos

Para medir humedad

Los medidores de humedad son muy útiles para comprobar el grado de humedad de los materiales. Los hay para:

  • Madera. Perfectos para conocer el grado de humedad de la leña y asegurar una mejor combustión.
  • Multisuperficie. Miden el grado de humedad de diversos materiales utilizados en la construcción. Esto permite detectar fugas de agua. 

Soluciones que funcionan con el teléfono móvil

Se trata de una serie de pequeños dispositivos de medición, de distancia, humedad y temperatura, que se conectan al teléfono móvil y funcionan de forma conjunta. Gracias a una aplicación que se descarga en el teléfono, los datos e imágenes de las mediciones se pueden guardar, enviar por correo electrónico o compartir en las redes sociales. Incluso permiten grabar notas de voz, etiquetas de ubicación geográfica, etc.

Cómo elegir medidores electrónicos

Además de las herramientas de medición, se pueden conectar al teléfono otros dispositivos muy útiles: nivel láser, detector de cables y hasta una pequeña cámara de inspección colocada en una sonda, que sirve para ver el interior de tuberías y otras estructuras inaccesibles.

Cómo elegir medidores electrónicos