Cómo elegir ingletadoras

La ingletadora es una herramienta de corte. Formada por una sierra circular y que nos va a permitir realizar cortes angulares sobre distintos tipos de superficies. 

Cómo elegir ingletadoras

Es una herramienta muy útil, por lo que es ideal no solo para profesionales sino para todos los aficionados al bricolaje, pero hay que usar equipamiento adecuado de seguridad para evitar cualquier posible accidente.

  • Para madera, plásticos... Con las ingletadoras vamos a poder cortar una amplia gama de materiales que no sean muy duros; madera, plástico, fibra…
  • Tamaño y potencia. Piensa en el trabajo que vas a realizar y las veces que la vas a necesitar y a partir de esto elige una máquina ingletadora que se ajuste a tus necesidades.
  • Ingletadora de mesa. Tienen en la parte superior una mesa de trabajo para realizar cortes rectos.
  • Manual o láser. Las podemos elegir con láser o sin ellas. La diferencia es que el láser nos marca la línea a cortar sobre la tabla mientras que las manuales no.
  • Discos y diámetros. Discos circulares dentados. La medida a cortar está condicionada por el diámetro del disco.

Elige la ingletadora que se adapte a tus necesidades

Las Ingletadoras son máquinas especiales que nos van a permitir realizar unos cortes angulares y trasversales precisos y exactos. Con ellas vamos a poder trabajar con distintos tipos de materiales, como la madera, plástico y la fibra. 

Las usaremos para cuando necesitamos hacer cortes biselados, para esquinas y rincones. Para estos trabajos las sierras ingletadoras son la herramienta perfecta, ya que nos permite realizar de forma rápida y precisa este tipo de cortes sobre molduras, jambas y rodapiés. 

Como ya hemos comentado, la ventaja principal de estas herramientas es que nos permite hacer los cortes angulares. Para ello la mesa de corte cuenta con las medidas de los ángulos y el brazo de la ingletadora se gira a la medida que necesitemos.

Lo primero que tenemos que hacer antes de empezar a usarla es ajustar el ángulo del inglete. Vamos a poder realizar cortes angulares desde los 45 hasta los 90 grados, de derecha a izquierda y viceversa, gracias al cabezal de la sierra que es basculante, y nos va a permitir hacer la inclinación adecuada para el corte.

Las ingletadoras tienen un disco circular dentado, que debemos elegir según el grosor del corte que necesitemos. Por lo general, estas máquinas aceptan distintos diámetros, 210, 254, 305 y 350 mm. Por lo que el tamaño de las piezas a cortar está condicionado por el tamaño del disco. Los discos vienen protegidos, lo que hace que esta máquina sea bastante segura.

  1. Mesa de corte superior
  2. Mango
  3. Disco circular dentado
  4. Guarda disco
  5. Motor basculante
  6. Mordaza de sujección
  7. Mesa de corte
  8. Estructura de aluminio
  9. Hueco de inglete

En la zona de corte superior, las ingletadoras de mesa tienen en la parte superior una mesa de corte, con la que se realizan cortes rectos. 

Esta mesa es regulable en altura, con lo que podemos cambiar la profundidad de corte. En la zona inferior, está la mesa de corte a inglete, donde vienen indicados los grados de ángulo de corte y nos va a permitir fijar la posición deseada. También es ajustable en función del grosor del tablero a cortar y tiene unas mordazas, que nos va a facilitar la sujeción de las piezas.

Es importante que si por lo general vamos a trabajar con piezas grandes elijamos nuestra ingletadora con brazo telescópico. Ya que al ser extensible nos permitirá cortar toda la pieza sin problemas.

Existen algunas ingletadoras que tienen el guardapolvo. Esta es una bolsita que tiene la función de aspiradora. Recoge el polvo que se genera cuando se realiza el corte. Evitando de esta manera que se ensucie el trabajo que estamos realizando.

Para aquellas que no la tengan se pueden conectar a una máquina aspiradora.

Las ingletadoras son herramientas pesadas que podemos optar por fijarlas a una mesa.