5 ejemplos de pintura para pasillos. ¡Dale al tuyo un cambio radical!

Podríamos decir que el pasillo es el gran olvidado de la casa. Pero si lo decoramos bien, brillará con luz propia y se volverá mucho más acogedor. No te pierdas estas 5 ideas de pintura para pasillos: seguro que encuentras el estilo que estabas buscando para darle nueva vida al tuyo.

1. Pintura para pasillos estrechos. Cómo conseguir que parezcan más amplios

Una regla de oro a la hora de pintar la casa es no emplear colores oscuros o intensos en espacios pequeños. Si tu pasillo es estrecho, algo habitual en las casas modernas, es básico escoger colores claros para aumentar su luminosidad. Pero no tienes por qué renunciar a los toques de color y personalidad: la clave es saber dónde aplicarlos y en qué medida. A la hora de acertar con una pintura para pasillos estrechos, algo que suele funcionar bien es dejar las paredes laterales del pasillo en un tono claro y neutro (blanco roto, gris niebla o greige, el nuevo color que fusiona gris y beige) y reservar los acentos potentes para las paredes de los extremos. 

Fíjate qué bien queda esta pared azul Klein en el fondo del pasillo neutro: el techo en ocre agrisado, además, le aporta un plus de originalidad. Y para crear más interés, nos hemos atrevido a pintar en el suelo unos rombos del color de la pared “protagonista”. ¿No te animas? Siempre puedes cortar unas figuras de moqueta y fijarlas con cinta de doble cara reposicionable. Esta propuesta es muy interesante si estás buscando una idea de pintura para pasillos estrechos que sea rápida de ejecutar, y que destaque.

5 ejemplos de pintura para pasillos

2. Pintar pasillos con zócalos: busca la armonía

Los pasillos amplios y luminosos son perfectos para jugar con el color. Para darles un toque de personalidad y evitar que queden sosos y sin gracia, una fantástica idea es colocar zócalos. Hoy tienes todo tipo de alternativas: de madera pintada o natural, en PVC (más limpios y resistentes), vinílicos… Un consejo: los zócalos de lamas blancas verticales con molduras siempre funcionan. Además, el color blanco te dejará libertad para escoger un color potente en la parte superior. Esta combinación de verde agua y blanco nos encanta: despliega elegancia escandinava y luminosidad.

Otra posibilidad a la hora de pintar pasillos con zócalos es crear dos zonas de pintura, en lugar de usar un revestimiento de lamas. Es tan sencillo como trazar una horizontal a nivel a unos 120 cm de altura, pintar con pintura acrílica o plástica las dos zonas cromáticas y separarlas con una moldura de madera blanca. La moldura la puedes pegar con cinta de doble cara resistente. Las combinaciones son infinitas: negro o gris oscuro debajo y blanco arriba, blanco roto debajo y granate encima… ¡Échale imaginación!

5 ejemplos de pintura para pasillos

3. Cómo pintar pasillos grandes y crear espacios con encanto

Un pasillo grande y amplio es un lujo. Aporta luz y desahogo a la casa, y crea una atmósfera muy estilosa. Sin embargo, pintar pasillos grandes no es fácil: su amplitud puede hacer que parezcan vacíos y desangelados. Por eso, es bueno jugar con la pintura y crear dinamismo combinando colores. Esta propuesta no puede ser más elegante y original: el pasillo, inspirado en la arquitectura mediterránea, juega con el blanco, el azul y el color madera para lograr un efecto tan acogedor como impactante. El gran tamaño del espacio permite pintar el suelo y el techo, que se “comunican” a través de la pared del fondo (en este caso, la entrada). Para pintar el suelo hay que utilizar una pintura específica, y separar las lamas o las baldosas con cinta de carrocero. Y si esta idea para pintar pasillos grandes es demasiado “potente” para ti, suavízala utilizando colores menos intensos. En lugar de pintar el suelo, también puedes vestirlo con alfombras en tonos alegres.

5 ejemplos de pintura para pasillos

4. Pintar y empapelar pasillos: combina texturas para un efecto total

Para decorar un pasillo y conseguir que llame la atención, además de la pintura tienes otras opciones. Por ejemplo, puedes lograr efectos espectaculares combinando materiales como la pintura y el papel. De hecho, pintar y empapelar pasillos es una opción muy interesante para renovarlos de arriba abajo en poco tiempo. Tienes distintas posibilidades para escoger:

- Empapelar un zócalo alto y pintar la parte superior. El zócalo deberá tener por lo menos 160 cm de altura. Si el pasillo no es muy estrecho, separa ambas partes con una moldura-estante para cuadros o una balda para ropa con colgadores.

5 ejemplos de pintura para pasillos

- Empapelar la pared del fondo. Dale todo el protagonismo y crea un estilo teatral. Escoge un papel potente y que destaque. También puedes colgar un gran espejo, o si tienes espacio, poner un banco y un perchero.

- Empapelar ambas paredes. Si colocas un papel pintado bien elegido en ambas paredes, conseguirás que tu pasillo brille. Por ejemplo, las franjas verticales anchas siempre funcionan muy bien: generan una atmósfera estilosa y chic. Inclínate siempre por estampados regulares y no muy llamativos como franjas, prints geométricos en tonos suaves o damascos sutiles. 

5. Pintura moderna para pasillos actuales. ¡Atrévete a destacar!

El pasillo es un espacio de paso: esto significa que apenas hacemos vida en él. Por eso es ideal para abrazar los estilos decorativos más rompedores. Las tendencias en pintura moderna para pasillos pasan por combinar colores fuertes e intensos con grandes paños en blanco. Y por primera vez en mucho tiempo, nos animan a pintar zonas como el suelo y el techo. 

Esta propuesta es un buen ejemplo de lo que puedes conseguir. El suelo y las puertas en gris antracita rompen las paredes blancas, que se han decorado con líneas paralelas grises para crear un efecto de continuidad. El toque de color pertenece al techo, donde la pintura en amarillo cadmio deslumbra y amplía el espacio. El resultado: un pasillo rabiosamente contemporáneo que no renuncia a la elegancia.

5 ejemplos de pintura para pasillos