Accesorios y auxiliares que harán que en tu baño reine el orden 

Prisas a primera hora de la mañana para todos, cepillos de dientes a pleno rendimiento sobre el lavabo, mirada satisfecha en el espejo mientras te miras y notas musicales que se escapan de la ducha. La maquinaria del baño funciona porque todo está en su sitio. El orden permite que pequeños y mayores encuentren sus enseres y objetos de higiene donde deben estar. Cajones, cajas, toalleros, estantes y accesorios organizan y decoran para ti, para hacerte el día a día más agradable y funcional en el baño. Gracias al orden, estarás listo para salir en hora con tu mejor sonrisa por la puerta. 

¿Has experimentado alguna vez la sensación de placer que produce abrir un cajón y verlo perfectamente ordenado? Nada derramado, nada caído, todo en su sitio. Es fácil con la ayuda de los accesorios idóneos, que son capaces de rentabilizar el espacio aún en los cajones más pequeños. Vamos a repasar cómo puedes hacer de tu baño un lugar personal, con detalles bonitos y muy prácticos y ganar capacidad de almacén.

Accesorios y auxiliares que reine el orden

¡Sí al almacenaje vertical con módulos auxiliares y baldas! Colgados para organizar tu baño

Miras tu baño, está bonito, las toallas desprenden aroma a limpio, has puesto flores en el lavabo y la iluminación es perfecta. Pero sientes que te falta espacio para organizar tus cosas. El mueble del lavabo quizá se te ha quedado  pequeño y no quieres estropear la estética del conjunto. La solución: aprovecha las paredes con baldas y estantes sueltos (¡tendrás todo a mano!) o con módulos de pared que incorporen baldas (si lo que vas a colocar puede quedarse a la vista), puertas (si vas a usarlo de almacén para el papel higiénico o los geles) e, incluso, espejo (encima del lavabo pero con una repisa para dejar el cepillo de dientes o tu perfume). Apenas restan espacio en el baño (su fondo es muy reducido) y puedes crear la composición que mejor se adapte a tus necesidades y al estilo de tu baño.

Accesorios y auxiliares que reine el orden

Toallero a tus toallas. Ordenadas por arte de magia 

Cada vez que uses una toalla tiene que ser como una caricia pero lo más importante es que la tengas cerca cuando la necesitas. Escoge un toallero para la zona de lavabo y otro para la zona de la ducha o bañera. Puede ser de pared o de pie o incluso, un perchero o gancho, instalado en la pared. ¿Y qué te parece que una escalera de madera apoyada en la pared haga las veces de toallero?

Accesorios y auxiliares que reine el orden

Y si añadimos un plus aparece el radiador toallero. Lánzate a instalar uno en tu baño y disfruta del pequeño placer que supone dejarse abrazar por una toalla de rizo suave y calentito cuando sales de la ducha.

Accesorios y auxiliares que reine el orden

Cestas y cajas para dentro y fuera de los armarios 

¡La cantidad de enseres que acumulamos en el baño! Para ella: el maquillaje, las barras de labios, los cepillos y perfumes. Para él: botes y cremas, el desodorante, peines y sus colonias. Lánzate a ordenar todo en cestas y cajas y comprométete a mantenerlo como el primer día.

Accesorios y auxiliares que reine el orden

Las cestas y cajas no ocupan demasiado espacio y dan muchas alegrías. Organiza el interior de un armario o de un cajón con ellas, en las versiones con o sin tapa. Lo ideal es que tengan tapa las cajas que vayan a guardar objetos que deben preservarse del polvo, como discos desmaquillantes, algodón, gasas o bastoncillos. Las cestas más altas y de fibra o madera son estéticas y decoran en una estantería o estante abierto. Guarda en ellas botes que prácticamente quedarán ocultos a la vista pero a mano. Sales de la ducha, envuelto en la toalla y ya relajado y solo tienes que alargar la mano y coger la crema de la cesta. ¡Apuesta por la comodidad!

Accesorios y auxiliares que reine el orden

Y para el maquillaje, pequeñas bandejas de plástico transparente compartimentan el interior de un cajón.

Organización en la ducha o en la bañera sea como sea tu familia 

Seguro que te has visto en la ducha alguna vez con el gel en una mano, la esponja en la otra y sin saber bien dónde dejar todo aquello. Y ahora te proponemos una nueva sensación: abres la puerta de la ducha, entras y tienes en cestos junto a la grifería todo lo que necesitas para disfrutar de una ducha rápida y reconfortante. Y si eres mami o papi agradecerás tener además un contenedor para los juguetes que invaden la bañera cada tarde. Así que pon orden con cestas que se cuelgan a la grifería con ganchos tipo percha –adecuadas tanto para duchas como para bañeras– o cestos que se fijan a la pared, bien con tornillos para que lo soporten todo, bien con ventosas o con adhesivos especiales que soportan la humedad y el contacto con el agua si no quieres agujerear tu pared. 

Accesorios y auxiliares que reine el orden