Un bonito adorno de pared con botes de cristal

Los pequeños detalles dicen mucho del mimo que pones en la decoración navideña. A tus invitados (y a ti) les encantará esta idea. Corta dos listones de madera que serán la base del adorno y pégalos entre ellos. Mientras secan, decora un bote o tarro de cristal con cuerda enrollada alrededor de la boca y pegada con unas gotas de silicona para que no se desprenda cuando lo cuelgues. Añade una cinta o guirnalda navideña que pondrá la nota sofisticada y navideña. Fija ahora un bonito tirador en el centro de la base de madera y cuelga el bote. Cuando sepas qué posición ocupa, evita que se mueva con una gota de silicona en la trasera. Sigue el paso a paso de cómo hacerlo para no perderte detalle y, ¡ya puedes colocar tus flores!