Al aire libre... ¡Todo el año!

Disfrutar de una soleada mañana en la terraza o el jardín, dormir la siesta a la sombra o celebrar una reunión de amigos al caer la tarde. Los espacios de exterior de tu casa te regalan instantes de auténtica felicidad. ¿Por qué disfrutarlos solamente cuando hace buen tiempo? Mejor vívelos todo el año, en verano y en invierno.

Un jardín pequeño, una terraza, un balcón amplio… Sean como sean los espacios al aire libre que tienes en casa, puedes estar contento. Eres un privilegiado a quien se le brinda un placer del que no todo el mundo puede disfrutar. ¿Vas a desaprovecharlo?

Al aire libre todo el año

Aunque no lo parezca, terrazas, porches y jardines no son solo para el verano, sino que se pueden (y se deben) vivir todo el año. Tan solo hay que saber cómo hacerlo. Piensa en lo bien que lo pasas en tu bonita terraza. ¿No crees que es una pena tenerla preciosa en la época estival y condenarla al ostracismo el resto del año?

La solución pasa por acondicionar las zonas de exterior para hacerlas cómodas y confortables, también cuando refresca y el cielo está gris. No es cuestión de pasar la tarde tiritando al aire libre, sino de sacarle más partido a un espacio que es un LUJO con mayúsculas.

El final del verano llegó…

Ocurre cada año y siempre lo vivimos con pena. El verano toca a su fin y hemos de volver a la rutina que nos trae septiembre. Sin embargo, eso no significa renunciar a todo lo que nos gusta hacer en la estación veraniega. Seguro que todavía nos quedan días brillantes y soleados por vivir y veladas mágicas que disfrutar.

Al aire libre todo el año

Según el clima de la zona en la que residas, el otoño puede ser un tiempo perfecto para estar al aire libre. Aprovecha para acondicionar tu terraza o jardín para cuando las temperaturas bajen. Tienes muchas formas de hacerlo.

Ideas para combatir el frío

Lo tienes muy claro. Es octubre y quieres seguir utilizando las zonas al aire libre de tu casa todo el tiempo que sea posible. Solo tienes que hacerte con un buen sistema de calefacción para exterior. ¡Como lo oyes! Así podrás extasiarte en el jardín con esa puesta de sol tan especial, aunque haya refrescado bastante y las temperaturas ya no sean tan agradables.

Al aire libre todo el año

Tienes un largo repertorio de alternativas entre las que elegir, en función del espacio a caldear o del combustible que utilicen: estufas de exterior (de gas, de leña o pellets), radiadores halógenos, calefactores, etc. Gracias a ellos tu terraza tendrá mucha vida y seguirá igual de animada en noviembre que en junio.

Los textiles te ayudan

El cambio de estación se refleja de una manera directa y radical en los textiles que utilizamos en los espacios exteriores. Si en verano las telas de cojines y almohadones son frescas y coloridas, ahora necesitamos tejidos más suaves y amorosos, que aporten un plus de calidez.

Al aire libre todo el año

Sustituye algodones y linos por lana, punto o telas con pelo. No puede faltarte un plaid o una manta suave bajo la que cobijarte. Mejor deja varias sobre los muebles: ¡todo el mundo querrá una!

Los colores del otoño

¿Te has fijado cómo ha cambiado de color tu terraza? En verano estaba pletórica de colores vivos e intensos: turquesa, pistacho, fucsia o amarillo. Hasta los tonos flúor tienen cabida bajo el sol radiante. Ahora entran en juego otras tonalidades, también bellas y especiales.

Al aire libre todo el año

Es el momento de darle a los espacios exteriores un aire otoñal con colores naturales y elegantes. Los castaños y marrones, los verdes o los grises pueden convertirse en tus aliados, poniendo en el ambiente una nota más acorde a la época del año. Ya no es verano, pero tu terraza sigue viva.

Al calor de las velas

Las velas son el complemento perfecto para crear una atmósfera íntima tanto en verano como en el resto del año. Especialmente cuando comienza a refrescar, ya que aportan al ambiente un toque cálido y acogedor. No renuncies a ellas y continúa utilizándolas en tus reuniones en el jardín o la terraza. Convoca a tus amigos, pon la mesa de celebración cerca de la estufa y decórala con velas. ¡Aún es posible cenar al aire libre!

Al aire libre todo el año