Decora sin miedo a las manchas con la alfombra Viena, ¡y personalízala!

¿Una alfombra que se puede lavar en la lavadora? Sí, justo lo que necesitabas. La alfombra Viena resiste todo lo que le echen, manchas, pisadas, niños o mascotas. Y se puede recortar a la medida del espacio o para crear divertidos diseños. Llévala a casa esta temporada y disfruta de su versatilidad.

Cuando decoramos la casa, es bueno intentar imaginar cómo estará todo dentro de unos meses. Las alfombras, la pintura de la pared, el empapelado, las tapicerías… Cuando en un hogar hay niños, mascotas o se hacen muchas reuniones, los acabados y los objetos de decoración pueden sufrir todo tipo de “accidentes”. Y con el tiempo terminan desgastándose, por mucho cuidado que tengamos. La alfombra Viena llega esta temporada a las tiendas LEROY MERLIN para que puedas decorar sin miedo cualquier habitación de la casa, desde el salón hasta el dormitorio de los peques. Versátil, resistente,lavable y sostenible, es una apuesta segura para la decoración del hogar. La podrás recortar y combinar para crear tus propios diseños, y también meterla en la lavadora y la secadora. ¡Una auténtica todoterreno!

Fácil de lavar y apta para suelos delicados

Los niños entran con las botas y el paraguas; el perro se sacude la lluvia y se pasea por la alfombra; una copa de vino cae en la cena con los amigos… Seguro que estas situaciones te resultan familiares: cómo tu preciosa alfombra nueva se llena de manchas que nunca podrás quitar. ¡Olvídalo! Con la alfombra Viena, exclusiva esta temporada en tiendas LEROY MERLIN, los disgustos son cosas del pasado. Fabricada con un material 100% reciclable y de calidad, la podrás meter en la lavadora para eliminar todas las manchas. Y como también entra en la secadora, en poco tiempo la volverás a tener como nueva. Esta alfombra es más blanda y menos rígida que las habituales, por lo que podrás meterla en el tambor sin problemas. Saldrá como nueva.

Alfombra Viena: decora sin miedo a las manchas

Y si los suelos de tu casa son delicados, por ejemplo de parqué de madera o de tarima, la alfombra Viena te ayudará a cuidarlos: lleva una base de fieltro extra-suave que protege los pavimentos y evita los arañazos. Da igual que se mueva de su sitio; los materiales delicados como madera, el cemento pulido o la baldosa hidráulica ni lo notarán.

Alfombra Viena: decora sin miedo a las manchas

Crea tus propios diseños

A veces nos resulta difícil encontrar la alfombra perfecta para una habitación, esa que tenemos en mente. Las combinaciones de colores no nos convencen, la forma no nos gusta, no se adapta al espacio… Con la alfombra Viena la situación da un giro de 180 grados porque la puedes personalizar a tu gusto. Toda la serie está fabricada en el mismo material, 100% poliéster. El resultado es un tejido cálido muy suave que se puede cortar sin problemas, y sin miedo a que se deshilache. Los cortes quedan limpios y perfectos, pudiendo juntar distintas piezas para crear todo tipo de diseños.

Alfombra Viena: decora sin miedo a las manchas

Puedes confeccionar un puzle para la habitación de los niños, idear un diseño de zigzag, crear un damero en distintos colores… ¡Las posibilidades son infinitas! Y si el suelo de la estancia es irregular, también tienes la opción de cortarla con la forma adecuada para que encaje a la perfección.

Alfombra Viena: decora sin miedo a las manchas

La alfombra Viena, exclusiva esta temporada en tiendas LEROY MERLIN, es la solución más resistente, versátil y decorativa para tu casa. ¡Descubre toda la serie y conoce sus ventajas!