Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Proteger tu suelo, servir de aislante, hacer las estancias más acogedoras y, por supuesto, dar un toque decorativo único y personal. Las alfombras cumplen muchas funciones en nuestro hogar y, por eso, hay a tu alcance una gran cantidad de alternativas de tamaños, formatos, estilos, composición y, también, colores, con el fin de adaptarse a tus gustos y necesidades.

DETALLE ÚNICO

Llena tu casa de confort y dale protagonismo a tu suelo con una alfombra

Ver alfombras

Los colores afectan a nuestro estado de ánimo y son el punto de partida para renovar o mejorar cualquier decoración. Debes pensar cuál quieres que sea el color predominante de tu estancia, armonizar con distintos tonos y texturas del mismo color y culminar con algunos puntos de contraste que destaquen. Las alfombras son un elemento perfecto, tanto para contrastar y ser protagonistas, apostando por colores más intensos, como para seguir la línea cromática del resto de la habitación, con modelos en tonos neutros. ¡Tú eliges!

Combina tu alfombra

Si eliges el color adecuado para tu alfombra crearás un ambiente muy acogedor y cálido. Inspírate con estas ideas para conseguir tu propio estilo.

VER ALFOMBRAS POR COLOR

Alfombras rojas

Si estás buscando que tu suelo acapare todas las miradas y tenga esa nota vibrante y colorida, una gran opción son las alfombras rojas. Pueden ser lisas, algo que las hará mucho más intensas, especialmente si son de pelo largo, o estampadas, que en función de los colores con los que esté combinada, será más o menos destacada su presencia. 

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

En las alfombras clásicas, como las orientales, es muy típico el uso de estos colores, pero también podemos verlo, por ejemplo, en las alfombras infantiles, que darán un toque fresco y divertido a cualquier habitación de los pequeños. 

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Alfombras grises

Una gran idea para vestir el suelo es hacerlo con una alfombra gris. Los tonos neutros son capaces de combinar con múltiples colores y crear una sensación de armonía. Además, el gris es un color muy versátil y, en función del material de la alfombra, podrás encajarla perfectamente en salones, dormitorios, cocinas o, incluso, exteriores. 

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Al igual que las alfombras rojas, en el caso de las grises, puedes encontrar modelos lisos, como por ejemplo la alfombra Viena, que además es lavable, o estampadas con dibujos geométricos, motivos étnicos… Presta atención al resto de textiles de la estancia y busca crear equilibrio. 

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Alfombras rosas

¿Eres atrevido? Sin duda, apostar por una alfombra rosa es una idea perfecta para conseguir un ambiente romántico con este color suave. Combina muy bien con otros tonos como grises, verdes o azules, y entre los modelos disponibles podrás encontrar tanto lisos como estampados de distintos formatos (redondas y rectangulares) y tamaños. 

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Son una apuesta segura para habitaciones, donde darán un toque muy cálido, pero por qué no también para colocar en el salón o el pasillo. Tanto su estilo, ya sea moderno, clásico, vintage, como sus materiales: vinílicas, de pelo largo… serán las claves para definir su ubicación.

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Alfombras blancas

Un soplo de aire fresco, un ambiente acogedor, un punto de luminosidad… Las alfombras blancas son una opción perfecta para crear un espacio cálido en tu hogar y tienen la ventaja de que combinan con todo tipo de decoraciones. Por ejemplo, son muy usadas en los estilos nórdicos y rústicos, porque favorecen esa sensación de calma, naturalidad, simplicidad… que ayuda a estar a gusto en tu hogar; pero también encajan muy bien con estilos más clásicos y elegantes.

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

Además, otra opción son aquellas que combinan dos opuestos, como son las alfombras blancas y negras. Quedan genial para ese toque personal y único en las estancias. Uno de los ejemplos que más está triunfando en blanco y negro son las alfombras bereber, que se han convertido en un must decorativo en multitud de casas.

Alfombras azules

Otra de las posibilidades para decorar y vestir tu suelo es elegir una alfombra azul, ya que es un color que aportará calma y tranquilidad, y además se usa mucho en todo tipo de decoraciones interiores porque se puede combinar perfectamente con gran cantidad de tonos. 

Alfombras rojas, grises, blancas… ¡Viste tu suelo con tu color favorito!

De poliéster, vinílicas, de yute, acrílicas… hay muchas posibilidades en cuanto a materiales para elegir tu alfombra azul. Dale ese toque desenfadado, alegre y relajante a tu hogar creando un oasis de calidez con tu nueva alfombra.