Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Imagina esa sensación acogedora y cálida que solo una alfombra es capaz de transmitirte. Ahora piensa en tu hogar con una alfombra distinta en cada estancia, ¿a que se ha convertido en un espacio mucho más agradable? ¿Tienes dudas de cuál poner en cada habitación? No te preocupes, en LEROY MERLIN somos muy fans de las alfombras y tenemos una opción (o varias) perfecta para cada lugar. 

PON ALFOMBRAS

Viste tu suelo con la mejor calidad y da un plus de bienestar a tu hogar

Ver alfombras

El salón, la cocina, el pasillo, la terraza… Toda tu casa merece una alfombra, pero deberás tener en cuenta las características de cada modelo para elegir el más adecuado para cada lugar. La composición, el formato y el diseño serán la clave para poder escoger la mejor solución en cada estancia. Así podrás crear ambientes rústicos, sofisticados, estilo nórdico… y la alfombra dará el toque definitivo. El tamaño de la habitación o cómo esté colocado el mobiliario también será determinante para escoger una u otra.

Sí a las alfombras

Tu salón, tu baño, tu cocina… Inspírate con estas ideas de alfombras para cada estancia

VER ALFOMBRAS POR ESTANCIAS

Alfombras de salón

Si quieres llenar de personalidad y hacer mucho más acogedor tu salón, no puede faltar una alfombra. En LEROY MERLIN tienes a tu alcance una amplia variedad de estilos, tamaños, colores y materiales. Por eso, estamos seguros de que vas a encontrar la opción ideal. Bereber, con motivos geométricos, shaggy, herat, abstractas o lisas, florales, étnicas, modernas, nature… Hay un diseño para cada tendencia decorativa. Si quieres un toque más rústico, las de fibra de yute serán la opción ideal, pero si tu salón es más vanguardista, elige entre las modernas. Además, si quieres que caminar descalzo sobre ella sea un auténtico placer, las alfombras de pelo largo están hechas para ti. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

En formato redondo o rectangular y con medidas que van desde los 60 x 110 hasta los 200 x 290 cm, las alfombras se adaptarán a tu espacio y a la disposición de los muebles, dos de las cuestiones fundamentales para optar por una u otra. Por ejemplo, será importante el tamaño del sofá para elegirla, ya que lo habitual es que sobresalga ligeramente por cada lado y cubra la mesa de centro. Así le darás continuidad al espacio y maximizarás la sensación de amplitud. Descubre todas las alfombras de salón y elige la tuya.

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Alfombras de comedor

Si quieres delimitar los espacios y diferenciar claramente la zona de comedor, una idea genial es colocar una alfombra. De este modo, se definirá claramente ese ambiente y ayudará a proteger el suelo cuando se muevan las sillas. Al igual que en la zona de sofá, también es importante que ocupe más espacio que la mesa. Aunque no lo creas, esto dará sensación de mayor amplitud. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Puedes elegir una alfombra de comedor redonda o rectangular, en función del tipo de mesa que tengas, y de distintos colores que darán un toque personal y único a tu espacio de comedor, haciéndolo mucho más agradable.

Alfombras de cocina

¡Las alfombras sí son para la cocina! Existen muchas opciones que te permiten preservar el suelo, decorar el espacio y, además, se limpian fácilmente para mantener la higiene. Incluso, hay algunos modelos que repelen las manchas. Fabricadas en poliamida, polipropileno o PVC, cualquiera de las alfombras de cocina de LEROY MERLIN serán perfectas para darle un toque diferente al corazón de tu hogar, la cocina. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Este tipo de alfombras de cocina favorecen una pisada más confortable y los modelos que cuentan con espuma blanda reducen la fatiga al estar de pie. Sin duda, son el complemento perfecto para ganar comodidad y estilo.

Alfombras de dormitorio

Levantarse de la cama y poner los pies sobre una alfombra suave y mullida es un placer incomparable. Por eso, queremos ayudarte a elegir la alfombra de dormitorio perfecta para colocar al lado de la cama. Plana, shaggy, de pelo cortado, kilim, de mecha alta, rizada… existen numerosas texturas a tu alcance en las alfombras de pie de cama, y también medidas de todo tipo para que encajen en tu espacio disponible. En el dormitorio puedes optar por colocar una alfombra que ocupe toda la cama y sobresalga por los lados, o bien colocar una cada lado o, incluso, si tienes espacio, también una delante, todas ellas a juego.

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Alfombras para dormitorio infantil

Los más pequeños de la casa también merecen tener una alfombra en su habitación o sala de juegos. De este modo, preservarás el suelo de posibles arañazos o contratiempos, y al mismo tiempo decorarás el espacio llenándolo de ilusión. En función del tipo de tendencia, puedes optar por modelos más neutros que no recarguen más el ambiente o por otras alfombras con formas especiales, muy mullidas y divertidas. Por supuesto, otra posibilidad perfecta es escoger una alfombra estampada que simule un dibujo y que se convierta en un elemento más de juego en la habitación del pequeño. Sin duda, las alfombras infantiles son una gran idea para llenarlo todo de creatividad. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Alfombras de pasillo

El formato rectangular será el más idóneo si estás pensando en poner una alfombra de pasillo, aunque en ese espacio deberás optar por un modelo más alargado que en otros lugares de la casa y apropiado para estancias de paso frecuente. En función de lo largo y ancho que sea tu pasillo, puedes poner una o dos, para ganar profundidad. Lo ideal en estos casos es que no las cubras con muebles encima, sino que las dejes libres para que den una mayor sensación de amplitud. Te recomendamos que siempre haya un poquito de distancia hasta la pared o barandilla para que quede más desahogado el pasillo. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Alfombras de exterior

Ahora que procuramos pasar todas las horas posibles en espacios exteriores, una gran idea es decorarlo y proteger el suelo de tu terraza o porche con una alfombra. Hay modelos creados especialmente para estar en estos lugares y soportar las distintas condiciones climatológicas. Están compuestas de materiales sintéticos para proporcionar una mayor durabilidad y resistencia ante el sol o la lluvia, pero en algunos casos imitan a la perfección tejidos naturales.

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Además, este tipo de alfombras de exterior son hipoalergénicas y se limpian fácilmente para ayudarte en el día a día. Puedes encontrarlas de distintos tamaños, tanto lisas como estampadas. Seguro que cuando pongas una, ya no podrás vivir sin ella. 

Alfombras de baño

El baño es una estancia en la que renovarse y sentirse a gusto con uno mismo. Para favorecer esta sensación de bienestar es importante colocar en la ducha una alfombra antideslizante dentro y absorbente fuera. De este modo, ganarás seguridad, confort y, además, puedes jugar con la decoración. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

En el caso de las alfombras de baño para fuera de la ducha, puedes encontrar distintos tamaños para adaptarla al espacio que tengas disponible, así como diferentes formas: rectangular, ovalada o cuadrada. Los principales materiales disponibles son algodón, bambú, microfibra, poliéster y PVC, que podrás encontrar con acabados en distintos colores y estampados

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

Las alfombras antideslizantes para colocar dentro de la ducha están fabricadas en PVC. Puedes optar por modelos más tradicionales lisos o estampados, elegir las que imitan a piedras o jugar con formas como delfines, estrellas… Si la vas a colocar en un baño infantil, también encontrarás la alfombra ideal para hacer volar la imaginación del niño.

Alfombras para la entrada de la casa

La entrada de casa es nuestra primera barrera de protección y, por eso, es imprescindible contar con los elementos necesarios que nos ayuden a protegernos y nos hagan sentir confortables al entrar. Lo primero es escoger el felpudo, hay muchas posibilidades a tu alcance, aunque hoy en día los más buscados son aquellos que limpian y desinfectan los zapatos para conseguir eliminar la suciedad y mantener la higiene. 

Una alfombra para cada estancia, ¡llena tu casa de confort!

El siguiente paso es el recibidor de casa. ¿Quieres colocar una alfombra en el hall pero no sabes por cuál decidirte? Lo ideal es que busques una que sea capaz de soportar el paso frecuente. Por ejemplo, las alfombras de yute pueden ser una gran opción porque darán un toque natural, o las alfombras vinílicas que son muy fáciles de limpiar y tienen un diseño único. De este modo, al colocar una alfombra en la entrada de casa conseguirás esa sensación de bienestar nada más cruzar la puerta.