Aprovecha las zonas altas 

Cuando los metros escasean, hay que agudizar el ingenio para sacar el máximo partido al espacio disponible. Si miras hacia arriba se te abrirá un mundo de posibilidades. Solo necesitas unos estantes o configurar una composición con cremalleras y cartelas.

¿Se te queda corto el espacio de almacenaje del que dispones en casa? ¿No sabes cómo aprovechar el espacio en una despensa tan pequeña? ¿Te gustaría poder guardar más cosas en el trastero o la terraza? ¡Mira hacia arriba! 

Aprovecha las zonas altas

A veces se nos olvida que las paredes continúan más arriba de nuestras cabezas. Es un espacio que podemos aprovechar para guardar muchas cosas. Sí, para acceder a ellas tendremos que utilizar una escalera o un taburete, pero el secreto está en colocar a mayor altura las cosas que menos utilicemos.

La versatilidad de las cremalleras y las cartelas 

Este sistema de almacenaje es sumamente práctico para aprovechar el espacio en altura y muy versátil. Te permite crear multitud de combinaciones para configurar un espacio de almacenaje a la medida de tus necesidades. En el despacho, en el trastero, en la despensa… Puedes fijar las cremalleras hasta el techo. Sobre estos perfiles colocarás las cartelas, unas escuadras que encajan en las cremalleras y sobre las que se pueden colocar diferentes soluciones.

Aprovecha las zonas altas

¿Qué ventajas tiene? Además de su versatilidad y de ser muy económico, se adapta a cualquier decoración. Tienes cremalleras y cartelas de varios colores o incluso las puedes pintar. Y puedes colocar baldas de cristal, de madera, metálicas… Otra opción es utilizar cajas de plástico, cestas metálicas, cajas de madera... O combinar varias soluciones en función de lo que necesites guardar. Muy práctico, por ejemplo, para la despensa.

Aprovecha las zonas altas

Estantes y baldas en las alturas 

A veces hay espacios en los que no podemos colocar un mueble a ras de suelo, pero si podríamos aprovechar la parte alta de la pared. Los estantes y las baldas dan mucho juego en estos casos.

¿Tienes un pasillo largo y estrecho? Puedes colocar estantes en la parte alta para colocar libros, cds, o esos recuerdos de tus viajes que no sabes dónde guardar.

¿El mueble del baño se te ha quedado pequeño y no te cabe un mueble auxiliar? Coloca unas baldas en la parte alta y multiplicarás el espacio de almacenaje.

Aprovecha las zonas altas

En el hueco de  la escalera, sobre las puertas, en la parte alta de las paredes de la terraza… Hay mucho espacio donde colocar baldas. Solo tienes que mirar hacia arriba.

Aprovecha las zonas altas