Descubre UXLAB, nuestro laboratorio de pruebas

En UXLAB, el nuevo laboratorio de pruebas de producto de LEROY MERLIN, trabajamos para ofrecerte las mejores soluciones. En las instalaciones de Madrid y Guadalajara hacemos ensayos, comparativas, revisiones… Y lo más importante: escuchamos tu opinión.

Así mejoramos nuestros productos

El nuevo laboratorio de pruebas de producto

Dos expertos inspeccionan los compuestos de un fertilizante mientras otro revisa los datos técnicos del etiquetado. Esta es una de las escenas más habituales en el espacio pequeño de UXLAB, el laboratorio de pruebas de producto en la sede de LEROY MERLIN, en Madrid. Se trata de ensayos y controles sencillos. Los más complejos se llevan a cabo en un espacio más amplio, en Guadalajara. Tiene distintas zonas y está equipado con maquinarias especializadas. Allí se realizan diferentes ensayos y se hacen tests de productos con clientes.

Así mejoramos nuestros productos

La excelencia de los ensayos está garantizada por el Departamento de Calidad de LEROY MERLIN y por SGS, una empresa independiente, especializada en certificaciones de producto. Así lo explica Rufino Hernández, líder de Calidad de LEROY MERLIN: “Les propusimos el proyecto a esta compañía porque es referente a nivel mundial. Aceptaron y ahora son nuestros partners”.

Íñigo García, Técnico de SGS, recuerda que cuando LEROY MERLIN les propuso participar en el laboratorio, les pareció una idea innovadora. “En España, LEROY MERLIN es la primera gran superficie de venta al cliente final que cuenta con un laboratorio de pruebas como este".

Cada vez que te ofrecemos soluciones es porque cumplen las normativas europeas y ya han pasado los controles de calidad pertinentes. Entonces, ¿para qué sirve nuestro laboratorio de usos? Para mejorar productos, comprobar funcionalidades, comparar soluciones similares… Siempre teniendo en cuenta lo que necesitan nuestros clientes. A continuación, te damos tres claves esenciales de nuestro laboratorio.

El experto destaca

“En España, LEROY MERLIN es la primera gran superficie que cuenta con un laboratorio como este".

Íñigo García, Técnico SGS

1. Tú nos dices cómo perfeccionar un producto

Cuando desarrollamos nuevas soluciones partimos de las necesidades reales de nuestros clientes. Pero, ¿cómo saber cuáles son? Además de escuchar a nuestros clientes en tienda y leer sus valoraciones de producto en la web, vamos más allá. “Invitamos a nuestros clientes a probar productos en el laboratorio. Ya sean profesionales de obras y reformas, manitas o personas que simplemente buscan las mejores soluciones para su casa. Ellos tienen la última palabra”, explica Carmen Muñoz, Técnica de Calidad de LEROY MERLIN.

Así mejoramos nuestros productos

Así, detectamos, por ejemplo, que una barbacoa sería mucho mejor si tuviera un cajón para poner los utensilios de cocina. Parece un detalle sin importancia, pero a la hora de usar la barbacoa se nota la diferencia.

Esta es una práctica habitual sobre todo en la fase de desarrollo de nuevos productos de nuestras 14 marcas de la casa.

La experta destaca

“Invitamos a nuestros clientes a probar productos en el laboratorio. Ellos tienen la última palabra".

Carmen Muñoz, Técnica de Calidad Leroy Merlin

2. Nos tomamos muy en serio tus comentarios

Cada vez que compras un producto online, te invitamos a que nos dejes tus comentarios. El sistema de valoración va de 0 a 5 estrellas. Cuando un producto tiene varios comentarios con valoraciones inferiores a 3 estrellas, saltan las alarmas. Esto significa que algo no marcha bien y lo estudiamos a fondo. “Por ejemplo, con los armarios de melamina detectamos que las instrucciones de montaje resultaban confusas y nos pusimos a montarlos nosotros mismos para mejorar la guía de montaje”, explica Sara del Pozo, Técnica de Calidad de LEROY MERLIN.

Así descubrimos que lo que fallaba no era el producto en sí, sino el manual de instrucciones. El resultado: con la ayuda de nuestros invitados, redactamos una nueva guía más clara y pedagógica.

Así mejoramos nuestros productos

3. Te ayudamos a elegir mejor

¿Me valdrá este taladro para mis trabajos de bricolaje? ¿O necesito uno con más potencia? ¿1.500 W es mucho o poco? ¿Podré cortar las lamas de vinilo con un cúter o necesitaré una herramienta especial? ¿Adherirá este papel pintado especial a mi pared con gotelé? ¿Este suelo laminado aguantará bien las pisadas de mi mascota?

Muchas veces conocer las características técnicas de un producto no es suficiente para elegir bien y acertar en la compra. Además de cifras, vatios, materiales o tecnologías, necesitamos saber si sirve o no para lo que queremos. En nuestro laboratorio de usos probamos los productos en situaciones de la vida real y "traducimos" las características técnicas en recomendaciones prácticas.

Así, podemos decir, por ejemplo, que una pintura se extiende suavemente con un rodillo y no gotea, un accesorio de baño de fijación sin clavos aguanta perfectamente el peso de las toallas, o que el mango ergonómico de un taladro te permite trabajar con mayor comodidad. “Con este laboratorio en Leroy Merlin conseguimos algo  fundamental para nosotros: garantizar una buena compra a nuestros clientes. Porque si ellos están satisfechos, nosotros también”, afirma Rufino Hernández, líder de Calidad de LEROY MERLIN.

El experto destaca

“Con este laboratorio conseguimos algo fundamental: garantizar a nuestros clientes una buena compra".

Rufino Hernández, ADEO Iberia Quality Platform Leader

Y cuando se trata de productos similares, hilamos fino. Los probamos y comparamos su comportamiento para facilitarte la elección. Sean herramientas, inodoros o lijas. Así puedes escoger de forma sencilla según tus necesidades concretas. Pablo  Pablo Veleda, Jefe de Producto de Herramientas de LEROY MERLIN, cuenta un ejemplo: “Hemos hecho una comparativa de lijas y discos para medir funcionalmente las capacidades de cada uno y poder comunicar a nuestros clientes para qué uso va a servir cada uno de ellos”.

Así mejoramos nuestros productos

El día a día en el laboratorio

Tanto en el pequeño espacio en la sede de Madrid como en la superficie más amplia en Guadalajara, se llevan a cabo un montón de actividades distintas, por ejemplo:

Comprobación de la durabilidad de los productos. Mediante ensayos de fatiga y envejecimiento nos aseguramos que los productos tienen largas vidas útiles. Así te ofrecemos soluciones duraderas.  

Así mejoramos nuestros productos

Revisión del funcionamiento mecánico. ¿Hemos recibido quejas de un ventilador, porque hace ruido o vibra demasiado? ¿Queremos comprobar el nuevo sistema de deslizamiento suave de una máquina cortacésped? Entonces dejamos los productos en manos de los expertos.

Así mejoramos nuestros productos

Constatación del comportamiento de un producto en situaciones reales. Por ejemplo, comprobamos que un robot de piscina cumple correctamente sus funciones, como limpiar las paredes del vaso o hacer un ciclo de limpieza en un tiempo determinado.

Así mejoramos nuestros productos

Inspección sencilla de productos. Se revisa el envase y etiquetado y se comprueban propiedades, como textura, olor, color… O se verifica que no contenga impurezas y cumpla con la calidad definida inicialmente.

Así mejoramos nuestros productos

Análisis de la información del embalaje. Revisamos que los datos del envoltorio sean correctos y claros para ti. Así te resulta más fácil dar con el producto que buscas .

Así mejoramos nuestros productos

Examen comparativo de propiedades. Para establecer recomendaciones de uso en productos similares. Puede tratarse de pruebas manuales o con maquinaria especializada. “¿Un ejemplo? Para comparar la resistencia al agua de distintos rodapiés, los sumergimos en agua con colorante y observamos la absorción del líquido”, comenta Paulo Fernandes, Técnico de Calidad de LEROY MERLIN.  

Así mejoramos nuestros productos