Azalea Japónica, tipos y cuidados 

La Azalea Japónica (Rhododendron japonicum) es una planta arbustiva de la familia de las Ericaceae procedente de Japón. Su vegetación es espesa y es característica por sus espectaculares flores, que pueden ser rojas, purpúreas, rosadas o blancas, de tonos más a menos intensos. Puede alcanzar una altura de 1,5 m si se cultiva en la tierra, mientras que si se cultivan en maceta, son más pequeñas.

Las hojas de la azalea son de color verde oscuro, pequeñas y de variadas formas. Las más pequeñas son lanceadas, puntiagudas y de color verde con nerviaciones visibles. El haz está cubierto por una fina vellosidad y es de un color más claro. Sus tallos son flexibles, aunque cuando la planta madura se vuelven leñosos, rígidos y de color marrón.

La azalea japónica es una planta de crecimiento lento que, en invierno, queda en reposo hasta la primavera, cuando se produce su impresionante floración. En condiciones favorables, es posible provocar su floración en otras épocas del año. Sus flores son muy llamativas y es uno de los motivos por los que triunfa en la planta. Tienen forma acampanada y crecen agrupadas en los extremos de los tallos. 

La azalea es una planta de exterior, aunque hay que protegerla de heladas y de las nevadas. Aunque las temperaturas frías extremas provocan que pierda sus hojas, estas volverán a brotar con la subida de las temperaturas. Asimismo, puede mantenerse en el interior durante la época de floración, aunque es recomendable sacarla al exterior cuando terminan de brotar las flores para que continúe con su ciclo de crecimiento y reposo.

Azalea japonica: tipos y cuidados

Cuidados de la Azalea Japónica

  • Luz: la azalea japónica es una planta que necesita grandes dosis de luz, pero sin exponerla directamente a los rayos de sol, ya que podría provocar que sus hojas se marchiten. Lo ideal es colocarla en una zona de semisombra. 
  • Temperatura: la azalea japónica prefiere los inviernos suaves y, durante esta época, aguanta una temperatura máxima de 13 ºC, ya que si es superior se secarán sus hojas y flores. Asimismo, hay que protegerla de las heladas y las nevadas. En cuanto a las mínimas, soporta hasta -3 ºC. Si está en el interior, hay que evitar colocarla cerca de fuentes de calor, como estufas o radiadores. Tampoco soportan los cambios bruscos de temperatura. En cuanto a las máximas, puede aguantar hasta 30 ºC.
  • Sustrato: la azalea es una planta acidófila, por lo que lo ideal es que el pH de la tierra sea ligeramente ácida (pH 5,5) –emplea un sustrato especial para plantas ácidas–. Asimismo hay que garantizar un buen drenaje, con una mezcla de arena y tierra. 
  • Riego: es recomendable mantener el sustrato húmedo, pero no encharcado, ya que el agua estancada provocará la pudrición de las raíces y la aparición de hongos. Durante la floración hay que regarla abundantemente, casi a diario, especialmente si está dentro de casa. En invierno, hay que reducir los riegos, pero con cuidado de que el sustrato no se seque. El agua de riego también debe ser más bien ácida o blanda (pH 4 o 5). Lo ideal es emplear agua de lluvia, pero también se puede acidificar echando unas gotas de vinagre o zumo de limón en el agua. 
  • Abono: en la época de crecimiento (primavera y verano) es recomendable aplicar un abono para plantas ácidas. 
  • Poda: una vez formadas puede ser necesaria alguna poda ligera para corregir su forma y eliminar las hojas y ramas secas. Además, esto favorecerá el crecimiento de nuevos brotes y el rejuvenecimiento de la planta. Tras la floración, es aconsejable eliminar las flores pinzando con cuidado la base de la flor. 
Azalea japonica: tipos y cuidados

Otros tipos de azaleas 

Existen más de 700 especies de azaleas o Rhododendron, aunque solo hay dos que permiten su cultivo en el interior: el Rhododendron japonicum y el Rhododendron simsii. Asimismo también puede cultivarse como bonsái. 

  • Rhododendron simsii: esta azalea procede del este de Asia y cuenta con variedades que florecen en primavera, perfectas para exterior, mientras que otras lo hacen en invierno, ideales para colocar dentro de casa. Sus flores ban desde el clanco hasta el rojo oscuro. 
  • Rhododendron indicum: conocido como azalea. Esta subespecie procede de China y suele medir entre 50 cm y 1 m de altura. Sus flores son más pequeñas que las de otras especies y pueden ser de diferentes colores como blanco, rosa, morado o bicolores.
  • Rhododendron ponticum: también conocido como ojaranzo. Es originario de Turquía y del sur de España. Puede llegar a medir 1 m y sus flores son de color morado o rojizo. 
  • Rhododendron ferrugineum: también conocida como azalea de montaña o rosa de los Alpes. Se diferencia de otras azaleas porque sus hojas son mas grandes que las de otras especies.
Azalea japonica: tipos y cuidados

Cómo plantar Azalea Japónica 

Hay varias formas de reproducir la azalea japónica que además valen también para otras especies de azaleas de hojas perennes. Los métodos son por semillas o por esquejes: 

  • Reproducción por semillas: deben recogerse en otoño y almacenarse a temperatura ambiente. A finales de invierno, colócalas en un semillero con una mezcla de suelo ácido y turba. Tardará en germinar alrededor de un mes siempre y cuando la temperatura máxima a la que esté sea 21 ºC y la mínima de 13 ºC. Cuando hayan brotado los primeros plantones, habrá que trasplantarla a una maceta individual. Debido a que las raíces de la azalea japónica no tienen raíces demasiado profundas, es mejor utilizar macetas anchas y con poca profundidad para que la planta se desarrolle correctamente. 
  • Reproducción por esquejes: corta un esqueje en verano, antes de que la rama haya madurado pero cuando ya haya crecido un poco. Plántala en un sustrato ácido y con buen drenaje. Se recomienda aplicar una hormona de enraizamiento para un resultado satisfactorio.