Color y personalidad para un baño vibrante. ¡Llévalos al tuyo! 

Si cuando entras tu baño sientes que no te dice nada, es el momento de dedicarle un poco de cariño e interés. Y una de las formas más divertidas y fáciles para convertirlo en el baño más bonito que puedas imaginar es mediante el uso del color. En los últimos años hemos visto cómo la decoración da la bienvenida de nuevo a una explosión de verdes frescos, turquesas acuáticos, naranjas vibrantes y amarillos pasionales. ¿Qué te parecería llevarlos a tu baño y hacerlos tuyos? Te contamos cómo hacerlo sin que termine pareciendo un arco iris. ¡En su justa medida!

Explosión de color. Tonos intensos que inundan las paredes

¡Parece mentira la cantidad de espacios que tienen las casas para desplegar nuestro amor por el color! Tu baño, por ejemplo, está repleto de superficies que pueden cambiar totalmente de look, a través de la paleta cromática. Y por supuesto, las primeras que se nos ocurren son… las paredes. Lo más habitual es que estén alicatadas; si vas a hacer una reforma, puedes buscar azulejos de colores vivos o matizados, en un solo color o combinando tonos. Y también puedes alicatar solo la zona de la ducha y pintar el resto de las paredes con una pintura resistente al agua.

Color y personalidad para un baño

¿Qué te parece el potente amarillo de este baño tan original? Es un color que invita a la alegría y genera buenas vibraciones. Eso sí: combínalo con zonas blancas amplias para que no sature el ambiente. También puedes alicatar las paredes en blanco hasta una cierta altura (1,20 m, por ejemplo) y pintar de amarillo la parte superior, dejando el techo en blanco. Te quedará un baño precioso y nostálgico, que podrás decorar después con toallas en color gris piedra, verde lima o naranja. Si para el suelo escoges un tono neutro (por ejemplo, un suelo vinílico en acabado madera desgastada), aportarás una nota relajante y de equilibrio.

¿Quieres un cambio sin obras? ¡A pintar los azulejos! 

Es cierto que cuando haces reforma, todo es posible. ¡Hay tantas opciones para decorar los ambientes! Pero si no quieres meterte en obras, el campo te puede parecer más limitado… Pues no es así. Si quieres llevar color a tu baño, tienes a tu disposición pinturas fantásticas para decorar los azulejos en tonos llenos de intensidad y frescor, perfectos para convertirlo en ese espacio tropical, marino, cálido o fresco con el que soñabas. Resisten la humedad y puedes utilizarlas para pintar todas las paredes, o solo para las zonas que quieras que destaquen. Un cambio radical para tu baño, con el mínimo esfuerzo: el sueño de cualquier amante de la decoración práctica. 

Color y personalidad para un baño

Un lienzo en blanco para el artista que llevas dentro 

¿Demasiado trabajo? No te preocupes. Llevar color al baño no implica necesariamente pintar o renovar las paredes. La decoración, esa mágica aliada que permite renovar espacios con unos simples toques bien ejecutados, nos enseña que unos destellos de color sobre unas paredes blancas pueden obrar el milagro. Puede tratarse de un lavabo de cristal coloreado, de diseño minimalista y potencia cromática; un espejo enmarcado en un tono potente; o unas sencillas toallas y una alfombrilla, que podrás cambiar cuando quieras para dar un aire nuevo al espacio. ¿Has visto qué sencillo?

Color y personalidad para un baño

Apuesta también por los complementos (jaboneras, escobillas, sets de aseo…) y acuérdate de poner flores frescas de vez en cuando en un jarroncito de cristal. Girasoles, hortensias, tulipanes y lirios llevarán el color más auténtico y hermoso a tu baño, que ya no volverá a ser el mismo.

Color y personalidad para un baño