Cuidados de la begonia elatior, una planta con una bonita floración

La Begonia elatior es una planta muy popular debido a su decorativa y hermosa floración, que comienza en primavera y se extiende a lo largo del verano y parte del otoño. Es ideal tanto para decorar el jardín, si vives en una zona con veranos e inviernos suaves, como para el interior de tu hogar, ya que no le gusta el frío.  

La Begonia elatior es un híbrido de la familia de las Begoniaceae y originaria de Brasil. Es muy popular porque, con los cuidados adecuados, puede florecer durante todo el año. Conocida también como begonia de flor, es una planta tuberculosa, con las hojas redondas, carnosas y de un verde oscuro muy intenso. Sus tallos son carnosos y velludos. Lo más llamativo de esta planta son sus flores, que crecen al final de las ramas creando ramos de flores naturales. Pueden ser de color blanco, amarillo, rojo, rosado o naranja.  

Tipos de begonias

Hay tres tipos de esta planta y la Begonia elatior pertenece a las que tienen raíz tuberosa. También las hay con la raíz fasciculada y con la raíz rizomatosa. Estas son sus características:

  • Begonia de raíz tuberosa: suelen ser anuales o perennes, con flores simples o dobles y muy llamativas. Algunas de las subespecies de este tipo son la Begonia elatior o la Begonia clarkei.
  • Begonia de raíz fasciculada: este tipo presenta un sistema radicular con raíces primarias y secundarias que crecen mucho. Suelen ser arbustivas o de porte rastrero, con las flores en espiga. La Begonia semperflorens o la Begonia venosa son algunas.
  • Begonia de raíz rizomatosa: tiene una especie de tallo subterráneo, conocido como rizoma, donde almacena sus nutrientes. Ofrecen flores muy grandes y llamativas, como la Begonia rex o la versicolor.
Begonia elatior: cuidados

Cuidados de la Begonia elatior

La Begonia elatior es una planta que crece compacta y vigorosa, aunque es bastante delicada. Para que crezca bien hay que darle unos cuidados muy específicos, tanto si la tienes en el exterior como si está en el interior. 

  • Riego: uno de los problemas de la Begonia elatior es controlar su riego, ya que no aguanta los encharcamientos. Riégala entre 2 y 3 veces a la semana en verano y reduce la frecuencia a 1 durante el invierno, siempre comprobando previamente que el sustrato no está húmedo, en cuyo caso no hay que regarla. Asimismo prefiere el agua de lluvia. Si no puedes conseguirla, puedes acidificar el agua añadiendo una cucharada pequeña de vinagre o limón a un litro de agua. 
  • Humedad: aunque no se recomienda pulverizar sus hojas y flores, para ofrecerle humedad se puede poner debajo de la maceta un plato con guijarros y agua –sin que la maceta esté metida en el agua–. Así se beneficiará de la evaporación del agua sin riesgo a que se pudran sus raíces. 
  • Temperatura: la Begonia elatior aguanta debe mantenerse siempre en ambientes por encima de los 12 ºC, no aguanta bien el frío, por lo que si la tienes en una maceta en el jardín, es recomendable meterla en el interior. Necesita una temperatura estable, lo ideal es entre 17 y 23 ºC.  
  • Luz: necesita una ubicación de semisombra si está en el exterior, ya que el sol directo puede quemar sus hojas. En el interior, también hay que protegerla de la luz directa, pero debe recibir luminosidad. Cuanta más sombra tenga la planta, la floración será menor. 
  • Sustrato: la Begonia elatior necesita un sustrato ácido para prosperar. Emplea uno para plantas acidófilas y mézclalo con perlita para mejorar su drenaje. 
  • Abono: se recomienda abonar con un abono específico para plantas acidófilas después de la floración.
  • Poda: elimina las flores y hojas secas tras la floración. Tal vez sea necesario que pongas un tutor para sujetar los tallos y que no se rompan por el peso de las flores. 
  • Enfermedades y plagas más comunes: el encharcamiento es uno de los problemas más habituales al cultivar la Begonia elatior, que puede provocar enfermedades como oidio, botrytis o fisarium. También puede verde afectada por plagas de trips, pulgones y ácaros.
Begonia elatior: cuidados

Cómo plantar la Begonia elatior

Las Begonias elatior son bulbos de primavera, por lo que hay que plantarlos al finalizar el invierno si la vas a tener en el interior –así se adelanta la floración–. Cuando va en el exterior, hay que esperar a que finalicen las heladas. Para que prospere bien, hay que sembrarlos a unos 4 cm de profundidad y a unos 20 cm las unas de las otras. Los bulbos de la Begonia elatior tienen una pequeña depresión que debe ir hacia arriba: es por donde brotará la planta. 

Si quieres reproducir una Begonia elatior, la forma más efectiva es mediante la división de los bulbos que tengan yemas. Para hacerlo emplea un cuchillo o herramienta para hacerlo, asegúrate de que está bien desinfectado. Corta el bulbo de manera que queden yemas en ambos pedazos y deja que el bulbo cicatrice. La mejor época del año es justo antes de la plantación, es decir al final del invierno o principio de la primavera.