Brink & Campman, experiencia y calidad en la producción de alfombras

Todas las alfombras de Brink & Campman nacen en Holanda, concretamente en Lichtenvoorde, en el estudio de diseño de la marca, desde los colores y motivos hasta los materiales y métodos de producción. En LEROY MERLIN contamos con algunos de sus diseños, realizados con materiales naturales y tejidos en liso con texturas suntuosas o estampados atrevidos pero elegantes, definidos o  borrosos.

Brink y Campman la experiencia del hecho a mano

Piezas únicas y exclusivas

Una gran parte de las alfombras de Brink & Campman se tejen por profesionales expertos en telares con lana de alta calidad que, incluso, se fieltra en sus fábricas en Holanda. Otros diseños se hacen a mano en Asia y Europa del Este con técnicas 100% artesanales como anudar, tejer y hacer mechones, combinando incluso con otras fibras naturales como el yute y con técnicas de teñido especiales para lograr tramas rugosas.

Brink y Campman la experiencia del hecho a mano

La lana tiene como propiedad natural repeler la suciedad por lo que el mantenimiento de estas alfombras es sencillo. Debes saber que no hay dos alfombras iguales a pesar de que se trate del mismo modelo. El hecho de que sean fabricadas en un proceso artesanal y con materiales naturales hace que se puedan dar leves variaciones de color, debido a que el tinte puede diferir. Incluso, pueden aparecer algunas fibras sueltas o más largas de lo normal. Es también una característica de las alfombras hechas a mano.