Calentar y mantener el agua de la piscina

Cuando acaba la temporada de verano, nos vemos obligados a prescindir de nuestra piscina por la temperatura del agua y por el cambio de la climatología. No obstante, existen varias opciones que te permitirán calentar el agua de tu piscina más allá de la temporada estival y ejercer sobre ella un proceso de mantenimiento muy cuidado y controlado. Calentar la piscina aporta bienestar, garantiza momentos de relajación y prolonga la temporada estival. En este artículo te damos las claves para calentar y mantener el agua de la piscina durante todo el año.

Bombas de calor

Las bombas de calor son una de las soluciones más eficientes para calentar el agua de la piscina y alargar la temporada de baño. Su funcionamiento es parecido al de los aires acondicionados: recogen la energía calorífica del aire del exterior para calentar el gas de su circuito, donde se realiza el intercambio de calor. Tardan entre dos y cinco días en subir la temperatura del agua.

Solución eficiente

El 80% de la energía que utilizan proviene del aire

Ver producto

Hay bombas de calor para cualquier tamaño de piscina, incluso hay modelos capaces de calentar hasta 200 m3 de agua. Para conseguir elevar la temperatura del agua con una bomba de calor, hay que intercalarla en el circuito de la instalación hidráulica de la piscina. Algunos fabricantes han desarrollado dispositivos que no necesitan hacer ninguna reforma en la instalación existente, captan el agua de la piscina y la pasan por el sistema de la bomba, desde donde el agua es devuelta de nuevo a la piscina. 

Una piscina, una bomba de calor

Es importante tener en cuenta el tipo de piscina que tienes a la hora de elegir la bomba que mejor se adapta a ella.

VER BOMBAS DE AGUA

Calentadores eléctricos

Los calentadores eléctricos se pueden adaptar a todo tipo de sistemas de filtración y tienen un funcionamiento muy sencillo. Los hay de distinta potencia (desde 2 a 24 kW), en función de la capacidad que tienen para calentar el agua. Los más pequeños y de menor potencia los puedes utilizar en piscinas portátiles o de vaso pequeño y los más potentes están indicados para piscinas de hasta 20 m3. Estos aparatos son muy pequeños pero robustos, se pueden colocar en varias posiciones, sobre el suelo o sobre una pared, y su fabricación es muy resistente a la oxidación, por lo que son muy duraderos. Además, son muy silenciosos.

Su instalación es muy sencilla al igual que su funcionamiento: el aparato toma agua del filtro y la devuelve a la piscina directamente después de calentarla. Son una opción económica aunque su consumo es mayor que el de otros calentadores, ya que por cada kilowatio (kW) consumido la bomba de calor aporta 5, mientras que el rendimiento de los calentadores eléctricos es de 1-1 (por cada kW de electricidad aporta un kW a la piscina).

Calentadores solares

Se trata de una opción más respetuosa con el medio ambiente y que te permitirá ahorrar. Con los calentadores solares, la energía que se utiliza para calentar el agua la proporciona el sol y únicamente se consume el gasto del propio circuito de depuración de la piscina. Están indicados para piscinas elevadas, que captan mejor y más directamente la luz solar.

Claves para calentar y mantener el agua de la piscina

Dependiendo del tipo de piscina, puedes optar por una cúpula solar, que provoca un efecto invernadero sobre unas tuberías por las que discurre el agua del circuito de filtrado. Cada cúpula es capaz de calentar hasta 10 m3 de agua y es especialmente útil en piscinas de superficie.

Otra opción son los paneles solares especiales, construidos normalmente con microtuberías de plástico de color negro por los que discurre el agua de la piscina para calentarse por la acción directa del sol.

Cobertores isotérmicos

Si durante el verano el agua de tu piscina se enfría más de lo debido, puede que te interese instalar una manta térmica o cobertor de verano, cuya función es mantener y subir la temperatura del agua durante el día (entre 3 y 8 grados) y, por la noche, reducir su enfriamiento.

Este tipo de cobertores de polietileno son un gran complemento para tu calentador y, al contar con burbujas de aire confinado en su interior, tienen una gran flotabilidad y crean un colchón de aire entre el agua y el plástico, manteniéndola caliente por más tiempo y protegiéndola de la suciedad sin suponer ningún gasto energético. Se trata de una solución especialmente útil en las zonas en las que haya cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche, que permite alargar la temporada de baño. Además, impiden la evaporación del agua, la caída de suciedad a la piscina y la proliferación de algas.

Se colocan y quitan muy fácilmente, sobre todo si se hace con enrolladores, unos sencillos artilugios diseñados para que puedas extender, enrollar y guardar los cobertores de verano sin esfuerzo. Normalmente están fabricados con perfiles de aluminio y a ellos se acopla la manta, donde se enrolla de manera sencilla con una manivela. Hay enrolladores específicos para tamaños de manta y para mantas de piscinas elevadas o enrasadas al suelo. Para elegir tu cobertor, fíjate en el grosor de la película de polietileno, cuanto más grosor mayor calidad. 

¡Y te lo instalamos!

Si necesitas un cobertor con un tamaño especial, en LEROY MERLIN te lo hacemos a medida

Ver artículo

Aspectos generales a tener en cuenta 

Para poder escoger la elección del calentador de piscina más óptima, tendrás que tener en cuenta qué tipo de piscina tienes, por ejemplo, si es de obra, si está construida sobre suelo o si es cubierta. Al mismo tiempo, tienes que tener claro qué temperatura deseas tener, ya que a partir de 28ºC aumenta el gasto energético y tienes pérdidas por evaporación. Por tanto, más allá de conocer las características técnicas de los productos, es importante tener en cuenta una serie de parámetros: 

  • El volumen de tu piscina. Los calentadores solares son la mejor opción para pequeñas piscinas elevadas; los eléctricos, para piscinas de hasta 50 m3; y las bombas de calor, para piscinas de 15 hasta 200 m3. 
  • Tu zona geográfica. Ten en cuenta que los calentadores solares necesitan bastantes horas de sol para funcionar. Consulta la radiación solar promedio de tu zona antes de decidirte por uno. 
  • El uso que vas a hacer del equipo. Si lo que quieres es alargar la temporada de baño un par de meses, puedes optar por cualquiera de los sistemas. Para usar la piscina todo el año, la mejor opción es la bomba de calor aunque a la larga su consumo resulta bastante elevado.
Claves para calentar y mantener el agua de la piscina