Cambia tu bañera por un plato de ducha, ¡todo son ventajas!

Más espacio, más facilidad de limpieza, mejor accesibilidad y, en definitiva, más comodidad. Cambiar la bañera por un plato de ducha es un proyecto sencillo y asequible que te hará la vida más fácil. Te contamos todos los beneficios. Y ponemos a tu disposición un nuevo servicio de atención y asesoramiento personalizado gratuito y a distancia para que hagas realidad la ducha de tus sueños. Cuéntanos tu idea y un experto se pondrá en contacto contigo para ayudarte. ¡Descúbrelo!

PROYECTO CAMBIO DE BAÑERA POR DUCHA

Cuéntanos tu proyecto de cambio de bañera por ducha y solicita un presupuesto

Solicitar presupuesto

Una ducha siempre limpia

¿Recuerdas la última vez que te diste un baño? En la mayoría de los casos, la bañera se utiliza solo para ducharse. ¿A qué esperas entonces para mejorar tu cuarto de baño? La diferencia entre limpiar una bañera y un plato de ducha es abismal. No es lo mismo frotar una superficie prácticamente plana que una con profundidad y habitualmente más grande.

Si te pasas al plato de ducha, las tareas de limpieza serán mucho más cómodas y podrás tener tu cuarto de baño impecable de manera bastante más sencilla.

PLATO DE DUCHA

El plato de ducha es tu mejor aliado en el baño: resbala menos y se limpia mejor

Ver productos Platos de ducha

Una zona accesible y sin riesgos

¿Hay personas mayores o niños en tu casa? El acceso a una ducha y a una bañera es bien distinto. En el primer caso, basta con dar un paso. En el segundo, hay que realizar una serie de movimientos más incómodos y que, en ocasiones, no todos los miembros de la familia pueden realizar.

El cambio de bañera por ducha puede facilitar mucho el día a día de toda la familia. Al hacer el espacio de aseo más accesible, favorece la autonomía de las personas con movilidad reducida y de los niños pequeños.

Además, en una ducha disminuye el riesgo de golpes y resbalones, no solo gracias a la accesibilidad, sino también al tipo de superficie.

Cambia tu bañera por un plato de ducha

Ver productos Mamparas de ducha

Un cuarto de baño más espacioso

¿Te imaginas tener más espacio para guardar las cosas? En un cuarto de baño siempre falta espacio para el almacenamiento de las toallas, el papel higiénico o los productos de belleza.

Una gran ventaja de cambiar tu bañera por un plato de ducha es que tendrás más sitio para colocar, por ejemplo, un mueble auxiliar. Así ganarás espacio de almacenamiento y podrás tener tu baño siempre ordenado.

Cambia tu bañera por un plato de ducha

Ver productos Muebles de baño

Hábitos para la sostenibilidad y el ahorro

Darse un baño relajante es un lujo en todos los sentidos. Este hábito tan en desuso por falta de tiempo, es también un acto que conlleva un consumo mucho mayor de agua y energía que una ducha.

Si tienes claro que en tu día a día no hay lugar para los baños, deshazte de la bañera y da un paso por la sostenibilidad y el ahorro.

Cambia tu bañera por un plato de ducha

Ver productos Accesorios para la ducha

Un nuevo aire para tu cuarto de baño

El cambio de bañera por plato de ducha puede ser también la excusa perfecta para redecorar tu cuarto de baño. Hay multitud de opciones que te permitirán dejar la zona de aseo como nueva.

Si lo deseas, puedes incluso hacer una ducha de diseño con grandes aportaciones como colorterapia y otros sistemas que la conviertan en un auténtico spa.

Cambia tu bañera por un plato de ducha

Ver productos Columnas de hidromasaje

Instalación rápida 

A veces, no nos animamos a hacer el cambio de bañera por ducha, porque pensamos que hay que tirar abajo todo el cuarto de baño y no vamos a poder utilizarlo. Sin embargo, se trata de una reforma muy rápida.

Como afecta solo a una zona determinada, puedes utilizar el baño durante la reforma, que durará un máximo de 3 días.

Cambia tu bañera por un plato de ducha