Cambio radical y sin obras para el baño 

Más espacio de almacén, revestimientos actuales y nuevos accesorios. Así se renueva un baño sin obras. Con las soluciones y materiales adecuados es posible. Añade algo de imaginación y lo tendrás. Nosotros te ayudamos con las ideas para que lo hagas tú mismo en un par de días y sin manchar. 

Transformar tu baño para que no parezca el mismo es más fácil de lo que parece. Necesitas ideas, un poco de imaginación y los materiales adecuados. Así podrás cambiar la imagen del tuyo, renovar el de ese piso que vas a alquilar o el de la casa de veraneo sin hacer una gran inversión. Vamos a instalar nuevos revestimientos, mucho más actuales, sobre los ya existentes; a ganar amplitud al sustituir la cortina de la ducha por una mampara y a instalar armarios que ofrezcan más capacidad de almacén. ¡Manos a la “no obra”!

Revestimientos nuevos sin romper un azulejo 

¿Cómo es posible? Pues con soluciones que se instalan sobre los azulejos y suelo ya existentes. Para las paredes se ha escogido un revestimiento de PVC, Dumawall Cloudy, que además de aguantar la zona de agua, se instala con clic y adhesivo (también podrías taladrarlo). A la vista, las piezas parecen azulejos cerámicos.

Cambio radical y sin obras para el baño

En el suelo, un pavimento vinílico, que soporta perfectamente el agua. Este diseño Retro Black White, de Tarkett, inspirado en las baldosas hidráulicas antiguas, se instala en clic y se corta en varias pasadas con un cúter. No tardarás nada en tener el suelo como nuevo y a la última.

Cambio radical y sin obras para el baño

Aprovechar el espacio con soluciones de almacén 

Porque siempre viene bien el espacio. Tanto en baños grandes como pequeños. Al sustituir el lavabo antiguo no solo renuevas sino que ganas en funcionalidad y capacidad de organización. El mueble de baño Belle de 80 cm cuenta con varios compartimentos para tener todo en orden.

Cambio radical y sin obras para el baño

Un par de módulos en color blanco aprovechan un espacio vacío en la pared junto a la ducha. Más orden sin saturar.

Detalles más que estéticos 

Son bonitos o aportan diferencias estéticas respecto al baño anterior, pero también son prácticos. Al instalar una mampara en el plato de ducha, adaptada a su forma, consigues que no se salga ni una gota fuera además de ganar amplitud en el baño. Este parece más profundo al verse el fondo a través del cristal.

Con los accesorios adecuados, tanto el dosificador del jabón como el toallero o portarrollos, consigues darle personalidad, un toque de color o potenciar el estilo que te gusta.

Cambio radical y sin obras para el baño

Una vez que instales estos detalles, el baño estará listo para fotografiar y compartir con tus amigos, que no se creerán el cambio que ha dado por 1.200 euros (incluye: mueble, lavabo y espejo, auxiliar y columna, la mampara, el revestimiento de pared, el suelo vinílico y el toallero). Hazlo tú mismo o, si lo prefieres, en LEROY MERLIN tenemos todos los servicios para ayudarte con la transformación, ya sea para encargarnos del cambio nosotros o solo para ofrecerte el transporte.