Monta una carpa de circo en la habitación infantil

¿Y si reconviertes unas telas y una varilla de tienda de campaña en un circo improvisado? A qué esperas: recuerda que un día sin reír es un día perdido y, con este circo casero, en la pista central de la habitación habrá diversión asegurada. Dibuja un patrón en papel y trasládalo a la tela (tendrás que hacer cinco piezas con telas de, al menos, dos colores diferentes) y cose todas las piezas creando una única carpa; no olvides dejar un dobladillo para introducir la varilla. A continuación, para crear la entrada al circo, cose dos cortinas, dejando la abertura central y coloca los adornos que quieras con el nombre del espectáculo, cuerdas y demás decoración. ¿Cómo están ustedes?

Descubre aquí el paso a paso.