Casitas de madera para niños en el jardín

¿Acaso no recuerdas haber soñado alguna vez cuando eras pequeño con una casita de madera? Pues seguro que a tus niños les pasa lo mismo. La casa de madera o en el árbol no pasa de moda y está por encima de tabletas y móviles. Saca tu lado constructor y pon tu pasión por el bricolaje al servicio de los sueños infantiles. Disfrutarás creando una casita de madera para niños en el jardín y ellos no podrán cerrar la boca cuando la descubran. ¡Inspírate!

Casitas de madera para niños en el jardín

No te pierdas este artículo sobre cómo construyó Jesús su caseta infantil de madera.

Casitas de madera para niños: ¿cómo construirla?

Necesitas tableros y listones de madera. Si tienen tratamiento en autoclave mejor porque es específico para exterior (soportan mejor las condiciones climatológicas externas). Entre las herramientas básicas que necesitarás están la mini sierra circular, el atornillador eléctrico y el martillo. Lo más importante es hacer una buena base en un lugar nivelado. Si es el suelo, alisa la zona o crea una base elevada con madera u hormigón. Si te atreves a construir una casita de madera en un árbol, tendrás que realizar una estructura en la que apoye y firmemente fijada con vigas y columnas a las ramas o, incluso, al suelo si no está a demasiada altura.

Casitas de madera para niños en el jardín

Después, en función del espacio que tengas para construir la casita infantil en el jardín, deberás hacer un boceto con el tamaño de los listones y tableros que te servirá de guía para calcular cuánta madera necesitas y a qué tamaño cortar cada pieza. Como orientación, la altura interior de las casitas de madera varía entre 1,50 y 1,80 m para que quepan cómodamente niños de hasta 11 años de edad.

Casitas de madera para niños en el jardín

Para unir los listones y tableros que darán forma a la casas de madera infantil puedes usar tornillos, cola, clavos, pletinas y otras piezas de unión metálicas que darán consistencia a la estructura. Piensa que en LEROY MERLIN encontrarás elementos que te ayudarán a completar tu proyecto, como vallas de madera, chapas de metálicas para el tejado, césped artificial para el suelo, ventanas de pino o lámparas solares.

¿Qué tipo de casa de madera infantil quieres construir?

Las hay de diseño más tradicional con el tejado a dos aguas y más cúbicas con la cubierta recta. Mejor que tengan ventanas, algunas incorporan puerta y otras solo el vano (déjalo al descubierto o  instala una cortina de  tela), algunas cuentan con terraza o porche y, según la altura a la que estén ubicadas pueden necesitar un par de escalones para acceder, una larga escalera o, incluso, una cuerda con nudos para ascender.

Casitas de madera para niños en el jardín

Una vez que la tengas construida, podrás dejar la casita en acabado madera, aplicar algún barniz protector o lasur (para el caso de las maderas con tratamiento autoclave) o pintarla. Y como  seguro que disfrutas con este proyecto, más tarde puedes amueblar el interior con un banco para que se tumben los niños o una mesita.

También puedes comprar tu caseta y parque infantil de exterior en LEROY MERLIN. Vienen preparadas para encajar directamente los tablones que al ser madera cruda puedes decorarla pintando la caseta tú mismo o incluso acompañado del que será el nuevo dueño de la casita de juegos en el jardín. Puedes dejar volar la imaginación de modo que personalices cada parte de la caseta: las puertas y ventanas decoradas con un estilo y el resto de la casita de otro.

Casitas de madera para niños en el jardín

Cuantas más ventanas tenga, mejor será la ventilación y podrás controlar los movimientos de los pequeños. Si, por el contrario, decides dejar solo la puerta de entrada tienes la ventaja de que el espacio interior aprovechable será mayor y podrá servir como lugar de almacenaje de los juguetes cuando los más pequeños no la estén habitando. Además, las paredes serán un lienzo en blanco para que los niños las decoren como todo lo que se les pase por la cabeza.

Casitas de madera para niños en el jardín

A la propia casita le puedes añadir los complementos más adecuados para que la diversión de los niños no acabe nunca. ¿Qué te parece tomar unos resistentes tablones para construir un banco y una mesa de madera al más puro estilo merendero? Fíjalos anexos a la casita principal y así podrán compartir un día de camping al aire libre con sus compañeros de juego sin salir del jardín de casa. 

Casitas de madera para niños en el jardín

¿Y si más que una casita de madera dedicas a tus hijos una auténtica mansión en el jardín? Con una caseta de planta alta los más pequeños de la casa podrán acceder a ella a través de una escalera. Se sentirán como auténticos reyes y disfrutarán de un poco de independencia cuando les visiten sus amigos y familiares. Además, teniendo la casita en altura el mantenimiento de la madera será menor al estar menos en contacto con la humedad del suelo en las épocas lluviosas.

Casitas de madera para niños en el jardín