Cerramientos para sacar partido a tu exterior

Con la llegada del invierno seguro que piensas en la manera de sacar partido a tu espacio exterior, ese que tan buenos ratos te ha dado este verano. La mejor manera de aprovechar o alargar la vida de terrazas, porches y jardines es con un cerramiento adecuado que te permita disfrutar de un nuevo espacio o ambiente. Te dará metros al interior con una agradable sensación de apertura. Es el lugar en el que ubicar un saloncito, zona de juegos, despacho… sin renunciar a disfrutando del aire libre en los meses de calor.

Objetivo: aprovechar el espacio exterior

Elegir el tipo de cerramiento adecuado a tu espacio es la clave del éxito porque te permitirá ganar metros, ampliar el espacio útil de tu casa y usar la zona exterior también en invierno sin  renunciar a la sensación de estar en un ambiente abierto o conectado con el entorno y las vistas.

El cerramiento ha de ser resistente y adecuado en materiales a las inclemencias meteorológicas pero también del tamaño óptimo, forma y tipo de apertura. Puedes necesitar un cerramiento total, uno abatible, tipo cortinas de cristal para una terraza o cerramientos en los que el techo también se abra.

CRISTALES

¿Sabes que hay vidrios para cerramientos de exterior que aíslan del calor excesivo?

Ver ventanas

Casos y tipos de cerramientos de exterior

Queremos plantearte diferentes situaciones y escenarios porque seguro que uno de ellos se adapta a tu caso y te dará ideas acerca de cómo debe ser el cerramiento más adecuado.

1. Para terrazas amplias, de ático o de las que no cuentan con otro piso justo  encima y por tanto quedan al descubierto, una buena idea es ceder parte del  espacio al interior de  la vivienda con un cerramiento que se convierta en una prolongación. O bien, situar un cerramiento exento en una parte de la terraza, sin que pegue a la fachada, para crear una zona de estar o comedor protegido pero independiente. De esta manera tendrás más espacio aprovechable en los meses frío, una zona resguardada del calor extremo en verano y, al mismo tiempo, metros al aire libre en la zona de la terraza que no queda cerrada.

Cerramientos para sacar partido a tu exterior

2. En el caso de un balcón o terraza con techo la mejor opción es optar por un cerramiento para exterior bien con perfilería y ventanas abatibles o correderas, bien con cortinas de cristal,  que son hojas correderas-batientes de vidrio templado, instaladas sobre carriles de aluminio, sin perfilería vertical entre vidrios. Es un cerramiento abatible y plegable en el que las hojas pasan inadvertidas en un lateral cuando se recogen.

Cerramientos para sacar partido a tu exterior

3. Para jardines y porches es posible crear un cerramiento exento tipo cenador pero con estructura y vidrios como en el caso que comentábamos de las terrazas grandes o bien aislar la zona que queda junto a la fachada con un cerramiento con techo o que este sea también acristalado a modo de invernadero. La ventaja de que el cerramiento se adose a la fachada es que en los meses fríos no tendrás que cruzar ninguna zona desprotegida y podrás pasear desde el interior de la vivienda al nuevo espacio creado. Si es necesario porque vas a crear un ambiente concreto de uso continuado, puedes plantearte instalar un sistema de calefacción/refrigeración.

MEDIDAS

Es importante adaptar la solución o cerramiento a las dimensiones y orientación del espacio

En estos cerramientos las puertas y ventanas pueden llevar perfilería o no -cortinas de cristal-, que si bien no aportan aislamiento térmico y acústico total, permiten alargar la vida útil en tiempo de la terraza y poder usarla incluso en días algo más frescos o si llueve.

En este tipo de cerramiento en terraza tipo ático sin techo encima, jardines y porches, puede que quieras ganar sensación de apertura con un techo de cristal. Este puede ser fijo o también abatible para dejar que la brisa entre en las noches de primavera y verano. En este tipo de cerramientos se pueden instalar toldos y cortinas interiores para proteger del sol y controlar la entrada de luz.

ASESORAMIENTO PERSONALIZADO

Confía en Leroy Merlin para hacer tu cerramiento a medida. Infórmate en el teléfono 910 921 064

Ver ventanas a medida

¿Qué aporta el cerramiento exterior adecuado?

No solo resguarda una zona abierta de la suciedad, sino que la aísla térmica y acústicamente para todo el año, es decir, no solo en invierno se protege del frío sino que en verano se hace del calor y del sol. En LEROY MERLIN te asesoramos sobre el tipo de cerramiento más adecuado, el material, dimensiones, sistema de apertura, así como de los vidrios que necesita tu cerramiento en función de la orientación de la casa y las horas de sol que recibe. Cuanto más grandes sean las superficies acristaladas, más luminosidad y sensación de apertura tendrás, pero también es importante, por ejemplo, escoger vidrios bajo emisivos con control solar para compensar la temperatura cuando incide el sol directamente.

Las principales ventajas son:

  • Ganar espacio útil para crear el ambiente que necesitas
  • Proteger la terraza y aprovecharla durante más tiempo al año
  • Mantener la iluminación natural
  • Disfrutar de las vistas
  • Poder abrir o cerrar un espacio en función de la climatología
  • Posibilidad de escoger la estética más adecuada al estilo de la vivienda
  • Aislar de contaminación, temperatura y ruidos

Otros cerramientos

Aquí puedes ver algunos ejemplos de cerramientos de exterior, instalados para ganar espacio en el porche, usar la terraza todo el año, proteger de la lluvia…

Ver ventanas a medida

Características de los cerramientos de exterior

Como indicábamos, en LEROY MERLIN nuestros asesores te ayudarán a escoger el cerramiento más adecuado para tu caso concreto, pero para que te sirva de referencia  debes saber que las estructuras o perfilerías (lo ideal es que sean lo más ligeras posible) pueden ser de aluminio o PVC, los vidrios tienen características extra que suman confort y de seguridad –con vidrios antirrobo- y siempre has de optar por rotura de puente térmico para evitar la transmisión de calor puesto que la cara interior y exterior del cerramiento no tienen contacto entre sí. Pero también un cerramiento puede ser de madera, a modo de pérgola adosada a la fachada de una casa y ganar en aislamiento con las estéticas cortinas de cristal. Cuidado, que si te gusta el acabado madera también las perfilerías de PVC imitan el acabado pero con las prestaciones de este material.

Cerramientos para sacar partido a tu exterior

Según se trata de un tipo de cerramiento u otro, el tamaño del espacio a cerrar y su uso, es importante valorar el tipo de apertura de las puertas y ventanas. Según sea correderas –en paralelo o en acordeón-, abatibles u oscilobatientes te dejarán más espacio aprovechable pero también resultarán más o menos estancas o aislantes. Las hojas de apertura abatible son las más aislantes pero necesitan que el espacio que ocupa su recorrido al abrirse quede despejado, algo que no sucede con las correderas que han mejorado mucho en prestaciones.

Ten en cuenta que un análisis adecuado de la situación hará que la inversión se rentabilice porque lograrás alargar la vida útil de tu espacio exterior, tener por fin un lugar en el que alojar tu zona de trabajo, por ejemplo, y siempre con una instalación eficiente que reduzca el consumo energético (gastar menos calefacción en invierno y aire acondicionado en verano).