Claves del calzado de seguridad

¿Eres un profesional de las obras y las reformas? ¿Buscas un calzado resistente y cómodo para tu día a día? Los nuevos modelos aúnan tecnología deportiva y seguridad laboral. Conoce las claves para hacerte con tu mejor opción en calzado de seguridad.

A la hora de hacerte con un calzado de seguridad, busca un modelo cómodo y que te ofrezca la protección que necesitas para tu trabajo habitual. Descubre en este vídeo las características de unas zapatillas de seguridad que incorporan la tecnología deportiva.

Fíjate en estas características

Sistema de ajuste. ¿Prefieres los tradicionales cordones o un sistema de cierre rápido? Si optas por lo segundo, el sistema Freelock te permite abrir y cerrar tu calzado rápidamente. Incluso con los guantes puestos, gracias a una pequeña rueda tensora.

  • Plantilla interior. Una plantilla suficientemente acolchada hará que sientas tus piernas menos cansadas al final de la jornada. También se agradece que el tejido tenga propiedades antibacterianas, antihongos y antiestática. Y algo muy importante: que permita la ventilación del pie.

Algunos modelos incluyen plantillas resistentes a la perforación. Así se protege el pie al pisar elementos cortantes o puntiagudos.

  • Suela. Comprueba que sea resistente y flexible a la vez. Hay suelas capaces de absorber la energía del tacón (shock absorber) y así evitar microtraumatismos en una posible caída. El diseño exterior de la suela es fundamental para garantizar un buen agarre en superficies resbaladizas. Además, algunos modelos llevan refuerzos especiales.
  • Puntera. Todo calzado de seguridad debe llevarla para proteger los dedos. Los materiales plásticos son más ligeros que los metálicos. Y ofrecen gran  resistencia.
  • Transpirabilidad. Es esencial para evitar la humedad causada por la sudoración de los pies y el exceso de calor. Así se previene la aparición de hongos. Un calzado transpirable utiliza tejidos que mantienen el pie ventilado, tanto en la parte superior exterior, como en el forro y la plantilla.
  • Protección frente a descargas electrostáticas. El calzado ESD (Electro StaticDischarge)desvía a tierra la descarga electrostática que recibe el cuerpo. Es adecuado para trabajos con componentes electrónicos, empresas del automóvil o químicas. 
  • Ergonomía y peso. Como en cualquier calzado fíjate en la horma y pruébatelo. Al incorporar la tecnología deportiva se consigue calzado más cómodo y ligero. Presta especial atención a la zona del tobillo, es clave para sujetar el pie. Algunos modelos llevan un collarín de refuerzo.
  • Diseño. Los nuevos modelos parecen zapatillas de deportes o botas de montaña. Si escoges un calzado con diseño atractivo puedes llevarlo puesto todo el día, incluso cuando no estés trabajando.
Claves del calzado de seguridad

Comprueba tú mismo la seguridad 

Un calzado de seguridad es el que está homologado según la norma EN ISO 20345. Esto garantiza que la zapatilla o bota cumple con unos requisitos básicos de resistencia y que incluye puntera para proteger los dedos contra el impacto y la compresión. Es decir, en caso de que se caiga un objeto en el pie o se produzca un aplastamiento. Si necesitas protección extra, también la encuentras: hay distintas categorías.

Dentro de estas categorías, un calzado puede responder a más exigencias. Cada una se representa por una sigla que aparece en la ficha informativa de cada modelo.

  • Resistencia al corte (CR)
  • Aislamiento contra el calor (HI)
  • Aislamiento contra el frío (CI)
  • Resistencia al calor por contacto (HRO)
  • Protección en el tobillo (AN)
  • Protección al metatarso (M)
  • Resistencia al agua (WR)
  • Resistencia al resbalamiento sobre baldosa cerámica con detergente (SRA)
  • Resistencia al resbalamiento en superficie de acero con glicerina (SRB)
  • Resistencia al resbalamiento en ambos casos (SRC)

Descubre aquí las características de unas zapatillas de seguridad de la categoría S3, con protección frente a cargas electrostáticas (ESD) y gran agarre en superficies resbaladizas (SRC).