Combate el cambio climático desde casa

Te contamos cómo puedes ayudar a cuidar el planeta con pequeños gestos que no cuestan nada… ¡pero valen mucho! 

Cada día podemos contribuir a salvar el mundo. Lo dice la Organización de las Naciones Unidas (ONU). ¿Cómo? Con pequeñas acciones cotidianas. Muchas de ellas, sin necesidad de movernos de casa. Aquí te damos 14 consejos concretos y superfáciles para luchar contra el cambio climático. ¿Quieres ayudar también a acabar con la pobreza extrema y a combatir la desigualdad y la injusticia? No te pierdas la Guía de los vagos para salvar el mundo y conoce sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Ahorra energía… ¡y dinero!

Una de las claves para combatir el cambio climático es la reducción de gases de efecto invernadero. ¿Cómo? Abandonando el uso de combustibles fósiles: petróleo, carbón, gas… Y, en su lugar, emplear energías renovables, como la solar. ¿Y la electricidad? Para generarla aún se emplean fuentes no renovables. Por eso es necesario racionar su uso.

Una buena noticia: lo que es bueno para el planeta, es bueno para tu bolsillo. Con estos hábitos gastarás menos en tus facturas sin perder en confort.

1. Desconecta completamente tus aparatos eléctricos cuando no los uses. Nada de lucecitas encendidas que indican que están en stand-by. Y esto vale también para el ordenador. Utiliza una regleta si te es más fácil.

2. Apaga las luces que no necesitas. ¿Estás viendo la tele o trabajando en el ordenador? Las pantallas son suficientemente luminosas, no necesitas más.

3. Aprovecha el buen tiempo y seca la ropa al aire libre siempre que puedas.. Así evitas tirar de electrodomésticos que consumen electricidad. De paso, cuidas las prendas.

4. ¿Acostumbrado a precalentar el horno? Hazlo solo cuando necesitas una temperatura de cocción determinada, por ejemplo para hacer un bizcocho.  Si no, pon la comida en cuanto lo enciendas. De esta forma no desperdicias electricidad o gas.

5. Aísla ventanas y puertas para que no se cuele el frío o el calor. Así aumentas la eficiencia energética de tu casa y reduces el consumo destinado a la calefacción o aire acondicionado. Aquí tienes pequeñas soluciones de aislamiento para tus puertas y ventanas.

Combate el cambio climático desde casa

6. Ajusta el termostato de tu sistema de calefacción o climatización para conseguir una temperatura confortable, pero sin pasarte. Prueba a ponerlo más bajo en invierno y más alto en verano. ¡Cada grado cuenta!

7. Sustituye los viejos electrodomésticos por modelos más eficientes que consumen menos. ¿Tienes dudas? Antes de comprar, mira la etiqueta energética obligatoria y prefiere la clasificación A (o mejor, A+++). Y no te olvides de las bombillas: escoge leds, consumen un 80% menos que las incandescentes e iluminan lo mismo. 

8. Si puedes, instala paneles solares en casa. ¡Y aprovecha la energía gratuita del sol! Conoce cómo elegir energías renovables para tu casa.

9. ¿Un truco para mantener la casa caliente en invierno? Pon moquetas o alfombras: ayudan a aislar y conservar el calor.

¿Más ideas para ahorrar electricidad en casa? Descúbrelas aquí.

Combate el cambio climático desde casa

El agua también cuenta

Es un bien escaso que necesitamos todos. Por eso, la ONU también incluye consejos para hacer un uso responsable del agua.

10. Toma una ducha corta, 5 o 10 minutos son suficientes. Evita usar la bañera: para llenarla se necesitan muchos más litros de agua.

11. Si tienes lavavajillas, retira los restos con un cubierto o una servilleta usada y ponla directamente en la máquina. No hace falta enjuagar previamente.

12. Recupera el agua lluvia. Úsala para el riego. Tus plantas te lo agradecerán.

Descubre más formas de ahorrar agua en el baño y en la cocina.

Recicla todo lo que puedas

¿Qué hacer con los residuos? Lo primero es intentar generar menos basura, por ejemplo comprando productos mínimamente empaquetados. Y, además: 

13. Si tienes plantas, utiliza los restos de alimentos como abono orgánico. Puedes crear tu propio compost y no gastar dinero en fertilizantes.

14. Recicla siempre plásticos, aluminio, vidrio y papel. Así los vertederos no siguen creciendo. ¿Tienes dudas de si algo es reciclable o no y dónde depositarlo? Consulta en tu ayuntamiento. Seguramente tienes un contenedor o punto limpio más cerca de lo que imaginas.

Combate el cambio climático desde casa