Elige el fregadero y el grifo perfectos para tu cocina

La zona de aguas es uno de los puntos más visibles y utilizados de la cocina, y puede cambiar el ambiente por completo. Los diseños de última generación combinan estética y funcionalidad: te contamos cómo incluirlos en tu cocina.

¿Sabías que la mayoría de las personas eligen tonos blancos y neutros para la cocina? Por eso, la zona de aguas puede marcar la diferencia entre un espacio con poca personalidad y una cocina de vanguardia. Los fregaderos y grifos de hace años eran básicos y sencillos, pero hoy la tendencia es otra. En ambos elementos puedes escoger entre gran variedad de acabados (además del cromo de toda la vida), nuevos colores y diseños en distintos estilos. Además, las griferías ofrecen innovadoras ventajas, como la filtración de agua o los sistemas touch -que permiten el control del grifo con un solo toque (aunque sea con la muñeca o el antebrazo), con lo que se evita que se manche aunque tengas las manos sucias-. Y como elegir entre tanta oferta no es sencillo, a continuación te desvelamos todo lo que puedes encontrar en las nuevas colecciones de LEROY MERLIN para escoger el conjunto de grifo y fregadero perfecto.

Tendencias en fregaderos y grifos de cocina: más color, más funciones

En una vivienda con 3-4 habitantes, la zona de aguas de la cocina se utiliza una media de 40 veces al día. Este dato te puede dar una idea de la importancia del fregadero y el grifo; es fundamental que sean de buena calidad para ofrecer un servicio óptimo y durar mucho tiempo en buen estado. Además, hoy la cocina es el “centro neurálgico” de muchos hogares, e incluso se abre al salón: de ahí la importancia de escoger bien todos los elementos.  El fregadero y el grifo se consideraban hasta hace poco piezas funcionales y poco decorativas, pero actualmente ambos han dado un giro de 180 grados y brillan con luz propia. Hoy son imprescindibles para crear un entorno coordinado y completo, combinándose con los acabados y colores de otros elementos como la encimera, los tiradores o los muebles de la cocina.

Combina el fregadero y el grifo

Ver productos Fregaderos

En general, en los últimos años los conjuntos de fregadero y grifo han evolucionado en dos direcciones: la estética y la funcionalidad. Las nuevas colecciones incluyen tonos que nunca te habrías imaginado antes en tu cocina. Y, sin embargo, ¡quedan genial! Los grifos actuales son mucho más que simples dispensadores de agua fría y caliente, mientras que los fregaderos destacan con materiales antibacterianos, adaptados a la encimera o enrasados. Estas son las innovaciones que puedes encontrar:

Estética

  • Nuevos acabados. Además del cromo brillo de siempre, puedes elegir fregaderos y grifos coordinados en tonos más actuales: cobrizo, bronce, blanco, negro y cepillado.
  • Diferenciación por estilos. Tu cocina se merece una zona de aguas acorde a su estilo. Encontrarás tendencias vanguardistas, industriales y retro.
Combina el fregadero y el grifo

Funcionalidad

  • Prácticos. Los fregaderos se hacen más profundos, perfectos para meter baldes o recipientes grandes y para evitar salpicaduras. Los grifos con caño extraíble permiten limpiar todos los rincones del fregadero, hasta el más profundo, y llenar ollas y cubos de gran tamaño. Hay diseños abatibles que se instalan delante de las ventanas para no dificultar su apertura.
  • Innovadores. Los grifos con sistema touch o push facilitan la apertura y cierre del agua. Y hay  modelos que filtran el agua para eliminar el exceso de cal.
GRIFOS DE COCINA

Sensores de apertura , filtros antical... La innovación llega a los grifos para hacerte la vida más fácil

Ver productos Grifos de cocina

Nuevos acabados para fregaderos y grifos de cocina. ¡El color manda!

¿Recuerdas el fregadero que había en tu cocina cuando eras pequeño? Posiblemente no, pero puedes estar casi seguro de que era de acero cromado. Este material ha sido el rey de la cocina durante décadas, pero hoy la oferta de acabados para la zona de agua abarca otras opciones:

  • Cobre y oro. Los fregaderos en acabado cobrizo o dorado mate, a juego con griferías en el mismo tono, podrían parecer excesivos... Y aun así, son mucho más elegantes de lo que pudiera parecer. Quedan perfectos en cocinas sobrias con muebles en tonos madera, encimeras negras y alicatados o salpicaderos blancos. También son ideales para ambientes en tonos neutros, grises o blancos. Estos acabados añaden originalidad a estos espacios, que sin ellos podrían resultar demasiado anodinos. Eso sí: para que la combinación sea perfecta, es fundamental que el grifo elegido sea del mismo material y fabricante que el fregadero.
  • Cromo cepillado. Es el acero inoxidable de toda la vida, pero en acabado mate. Resulta elegante y fácil de mantener y combina con cualquier tipo de cocina. Como es un tono neutro, puedes combinar grifos con este acabado con fregaderos sintéticos y de cuarzo: quedan bien con cualquier color. Y si vas a coordinar el grifo con un fregadero de acero, vigila que sea también mate (acabado escobado).
  • En color. Los fregaderos y grifos a color son las “estrellas” de los últimos años. Los conjuntos en negro aportan ese toque industrial tan de tendencia, y quedan perfectos con fregaderos del mismo color: el efecto es sobrio, estiloso y aporta profundidad a la cocina. En la zona de aguas, los grifos de color blanco son menos habituales; pero si se combinan bien, resultan muy elegante. Por ejemplo, un grifo moderno en color blanco puede funcionar genial con un fregadero acrílico blanco, y encimera y muebles en gris. Incluso tienes la opción de elegir otros colores como el rojo, combinado con acero cromado en la grifería Rousseau Ilo. ¡Para fanáticos de la decoración!
FREGADEROS

Atrévete a decorar tu cocina con fregaderos y grifos en otros acabados distintos al clásico cromado

¿Industrial, vanguardista o retro? Escoge tu estilo y acierta con el fregadero

El color inunda hoy las zonas de aguas de la cocina; pero las nuevas tendencias en diseño no se quedan atrás. Aunque los fregaderos y grifos de siempre siguen teniendo una presencia importante, cada vez son más quienes apuestan por dar un toque más actual a la cocina incorporando diseños de estilo. Por otra parte, hoy gran parte de las reformas apuestan por abrir la cocina al salón: en estos espacios la zona de aguas se vuelve la auténtica protagonista, por lo que es fundamental que esté perfectamente coordinada con el estilo del espacio general. 

Combina el fregadero y el grifo

Las tendencias más potentes en la actualidad son la industrial, la vanguardista y la retro. Descubre los modelos que las representan y cómo integrarlos bien en tu cocina:

  • Industrial. Seguro que conoces bien este estilo. Las cocinas se visten con paredes imitando ladrillo (blanco o rojo) o azulejos tipo “metro” e incorporan zonas negras de pizarra, muebles de madera y encimeras de cuarzo o compactas en blanco, gris o incluso rojo. Los fregaderos muestran ángulos de 90º, prácticamente sin redondear. Son profundos y en muchos casos se instalan bajo encimera, aunque los modelos enrasados están ganando protagonismo. Por su parte, los grifos que mejor combinan con este tipo de ambientes son las de caño alto extraíble, con diseños que recuerdan a los de las cocinas profesionales: algunos modelos fusionan lacados negros o blancos con acero cromado, creando efectos muy interesantes. Y si quieres dar un aire realmente especial a tu cocina, el grifo bimando Elisa incluye manetas de rueda en dos colores: rojo y negro. Podrás cambiarlas y combinarlas a tu gusto para conseguir un efecto espectacular.
  • Vanguardista. Este estilo se basa sobre todo en la tendencia minimalista. Los fregaderos y griferías adoptan formas sobrias, con diseños modernos y equilibrados. Sobre todo, destacan los conjuntos de líneas rectas con accesorios tipo profesional: escurridores enrollables, cestas...  Los grifos de este estilo suelen ser altos y curvos, pero también hay modelos muy interesantes con el caño en ángulo recto. En esta tendencia, los acabados más habituales son el acero cromado y cepillado: elige este tipo de elementos si tu cocina es neutra y funcional, pero te interesa darle un toque especial y contemporáneo.
  • Retro. La tendencia retro en cocinas es todo un clásico. Los fregaderos y grifos actuales recuperan la esencia de los años 50, 60 y 70 y se dotan de acabados de tendencia: puedes encontrar diseños en tonos cromados, acero mate, bronce y oro mate (amarillo o rosa).  También destacan los grifos que combinan acabados contemporáneos como el lacado negro con detalles en porcelana; es el caso del modelo Sara, que también puedes encontrar en bronce. Si el fregadero es de metal, elígelo a juego con el grifo; si es de porcelana blanca, quedará muy bien con grifos altos y nostálgicos, con pomos también de porcelana. Además, un modelo clásico de pared puede añadir ese plus de encanto que no debe faltar en este tipo de cocinas.
Combina el fregadero y el grifo

Grifos que te hacen la vida más fácil. ¿Conoces las nuevas funciones?

Hoy día, la zona de aguas de la cocina no solo debe ser bonita: también debe ser funcional. Es la zona donde más se trabaja de todo el espacio y es necesario que resulte práctica al cien por cien. Los fregaderos y grifos con diseños rectos y sencillos resultan fáciles de limpiar, mientras que las superficies con acabado mate apenas dejan ver las huellas. Pero es no es todo: también hay diseños de última generación que incorporan sorprendentes ventajas. Descúbrelas:

  • Grifos con función sensor y touch. Los grifos con sensor incluyen una función “manos libres” que activa el chorro de agua cuando pones las manos debajo del caño. Por su parte, el sistema touch consiste en un botón situado en el extremo del caño: solo tendrás que presionarlo para abrir o cerrar el grifo. Es perfecto para no tener que tocar el mando cuando tienes las manos manchadas de harina, masa… Un simple contacto con el codo o el brazo, ¡y listo!
  • Opción de agua filtrada. Para zonas donde el agua es dura y lleva un alto contenido en cal, hay nuevos modelos que llevan sistema de ósmosis para filtrar el agua. Es el caso de la grifería Aline, que cuenta con dos manetas: accionando una de ellas el agua sale filtrada, mientras que la otra permite utilizar agua sin filtrar. 
  • Grifos abatibles. Cuando en la cocina hay una ventana, colocar el fregadero bajo ella es una de las mejores opciones. El problema se presenta cuando se trata de una ventana que no sea corredera, ya que tropezará con el caño del grifo cuando la abras. Para evitarlo, puedes instalar un grifo abatible cuyo caño “se doble” para permitir la apertura de la ventana. Hay modelos en distintos estilos para todos los tipos de cocina: retro, clásico, esencial...
Combina el fregadero y el grifo